Inicio > Temas > Agro > Hidroponia: sin tierra, el campo llegó al balcón
Hidroponia: sin tierra, el campo llegó al balcón

Hidroponia: sin tierra, el campo llegó al balcón

Se trata de una técnica de cultivo sin tierra. Marca tendencia en las ciudades dentro del movimiento de agricultura urbana. Se pueden producir hortalizas, frutas y flores. Requiere poco espacio, inversión y mantenimiento. Es sustentable y favorece la alimentación sana.

La agricultura urbana consiste en realizar en la ciudad aquellos cultivos que tradicionalmente se efectúan en un ambiente rural, con el fin de producir alimentos, plantas o flores. Es una actividad sustentable, al generar un ahorro energético neto, porque no es necesario transportar la producción, según un artículo publicado en Clarín.

Este movimiento gana fuerza con el desarrollo de la hidroponia o agricultura hidropónica, un método utilizado para cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola.

Las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de las especies, que pueden crecer ya sea en una solución mineral únicamente, o bien en un medio inerte, como arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras.

*****Sin gastos de energía ni de transporte, ni uso de herbicidas, esta producción agrícola utiliza soluciones minerales en vez de tierra y puede realizarse de manera doméstica. En un año, dará alrededor de 150 kilos de tomates y mucho más.

Desde hace cientos de años se conoce que la tierra cumple un rol de soporte y no aporta nutrientes a la planta. Estos son absorbidos únicamente si están disueltos en agua. Por eso, la hidroponía reemplaza el sustrato y facilita la captación de los nutrientes a través de un contacto más directo con la solución acuosa que contiene minerales”, explica Miguel Velardez, doctor en Biología Molecular y director general de Ciencia y Tecnología del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La hidroponia se puede realizar tanto a escala comercial como a nivel casero, con un procedimiento similar; lo que varía son los espacios necesarios.

Se trata de una técnica de cultivo sin tierra. Marca tendencia en las ciudades dentro del movimiento de agricultura urbana. Se pueden producir hortalizas, frutas y flores. Requiere poco espacio, inversión y mantenimiento. Es sustentable y favorece la alimentación sana.

La agricultura urbana consiste en realizar en la ciudad aquellos cultivos que tradicionalmente se efectúan en un ambiente rural, con el fin de producir alimentos, plantas o flores. Es una actividad sustentable, al generar un ahorro energético neto, porque no es necesario transportar la producción.

Este movimiento gana fuerza con el desarrollo de la hidroponia o agricultura hidropónica, un método utilizado para cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola.

Las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de las especies, que pueden crecer ya sea en una solución mineral únicamente, o bien en un medio inerte, como arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras.

“Desde hace cientos de años se conoce que la tierra cumple un rol de soporte y no aporta nutrientes a la planta. Estos son absorbidos únicamente si están disueltos en agua. Por eso, la hidroponia reemplaza el sustrato y facilita la captación de los nutrientes a través de un contacto más directo con la solución acuosa que contiene minerales”, explica Miguel Velardez, doctor en Biología Molecular y director general de Ciencia y Tecnología del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La hidroponia se puede realizar tanto a escala comercial como a nivel casero, con un procedimiento similar; lo que varía son los espacios necesarios.

Arnaldo Carnevale, profesor de la Escuela de Jardinería de la Facultad de Agronomía, perteneciente a la Universidad de Buenos Aires, explica: “La característica más importante de esta técnica es el bajo consumo de agua y la generación de mayor producción en menor espacio. Además, se puede cultivar durante todo el año bajo cubierta y no es necesaria la rotación, no se precisan herbicidas porque no hay malezas y se usan menos insecticidas porque es un cultivo protegido”. Es decir, es una práctica ecológicamente positiva porque no agrede al medioambiente.

Mediante el cultivo hidropónico se pueden originar muchas especies: hortalizas de hoja y de frutos, aromáticas, brotes de cualquier tipo de semilla, plantines para jardines y plantas medicinales. Entre las más conocidas, se anotan tomates, lechuga, espinaca, zanahoria, menta, albahaca, frutillas y melones. También,plantas florales, como azucenas, gerberas, claveles, rosales; y a nivel rural, se siembran forrajes tanto para ganado, caballos y conejos.

En ese sentido, Velardez enumera los principales beneficios de la agricultura urbana en relación con la tradicional: “La productividad es 10 veces superior o más, utiliza menos del 10% del agua, minimiza el costo de transporte porque se produce y se consume en la misma ciudad, usa menos del 50% de fertilizantes, la gente puede cultivar sus propios alimentos en casa, el costo y el esfuerzo de mantenimiento es menor y favorece una alimentación más sana porque se sabe exactamente cómo se produce el vegetal y si se usó o no algún pesticida.

Información de: http://infocampo.com.ar

 

Si te gusto el contenido compártelo

Comentarios

Comentarios

Se trata de una técnica de cultivo sin tierra. Marca tendencia en las ciudades dentro del movimiento de agricultura urbana. Se pueden producir hortalizas, frutas y flores. Requiere poco espacio, inversión y mantenimiento. Es sustentable y favorece la alimentación sana. La agricultura urbana consiste en realizar en la ciudad aquellos cultivos que tradicionalmente se efectúan …

Review Overview

User Rating: Be the first one !
0

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top
Social Media Icons Powered by Acurax Social Profile Design Experts
Email
Print