Marihuana legal: Uruguay empieza a venderla en farmacias el 19 de julio

Comparte enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Lo confirmó el Gobierno de ese país. Arrancan en 16 comercios. Ya hay casi 5.000 personas inscritas

Por Fernando Soriano

Finalmente, y luego de varios días de hermetismo y misterio, el gobierno uruguayo confirmó que la venta de cannabis en las farmacias de ese país comenzará el miércoles 19 de julio. De esta forma, 4.893 residentes ya están habilitados para adquirir hasta 10 gramos por semana de las flores de esta planta milenaria a bajo costo: 1,3 dólares el gramo.

Tal como adelantó Infobae en una crónica publicada días atrás, de arranque serán 16 las farmacias que venderán cannabis, ya que cumplen con todos los requisitos exigidos por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA). Según detallaron fuentes del organismo, el listado completo de farmacias habilitadas se dará a conocer el día 19 de julio a través del sitio www.ircca.gub.uy. Y la información se actualizará en la medida en que se concreten nuevos puntos de dispensación. Una fuente oficial adelantó a este medio que ya están negociando con otros 20 locales que se incorporarían en las próximas semanas.

Cogollos de marihuana (Adrián Escandar)

Cogollos de marihuana (Adrián Escandar)

De acuerdo al comunicado emitido por el gobierno uruguayo, se dispensarán flores de cannabis -“cogollos”- envasadas en estado natural,
desecadas, sin moler ni prensar. Inicialmente se encontrarán disponibles dos variedades denominadas Alfa I y Beta I, una sativa y otra índica, que tendrán un muy bajo contenido del componente psicoactivo, conocido por sus siglas THC, y un nivel medio de Cannabidiol (CBD), una de las moléculas importantes para el uso medicinal.

“La variedad Alfa I es un híbrido de predominancia índica con un contenido en Tetrahidrocannabinol (THC, el componente psicoactivo) medio/bajo y alto contenido en Cannabidiol (CBD, una de las moléculas clave para el uso medicinal). En promedio contiene 2% de THC y 7% de CBD. Las variedades índicas suelen tener mayores manifestaciones de los efectos psicoactivos a nivel físico”, explicó el IRCCA en el comunicado.

En tanto que la variedad Beta I es un híbrido de predominancia sativa con un contenido en THC, según el gobierno, “medio/bajo” y alto contenido en CBD. En promedio su perfil cannabinoide es de 2% de THC y 6% de CBD. En general, a las variedades sativas de cannabis se les atribuyen efectos psicoactivos que se manifiestan principalmente a nivel cerebral.

El cannabis se venderá en envases de 5 gramos. Cada unidad contará con una estampilla de seguridad que garantiza su autenticidad y donde figuran las advertencias sanitarias y las recomendaciones de uso atendiendo al enfoque de reducción de riesgos y daños.

Los “adquirentes” tuvieron que inscribirse en el Correo Uruguayo. De esa forma quedaron registrados y habilitados para comprar en farmacias. Por lo que, cuando vayan al negocio, no será necesario mencionar nombre ni presentar documento alguno: sólo basta con registrar su huella dactilar en el lector dispuesto en la farmacia. El software del IRCCA informará si la dispensación se encuentra autorizada, y cuántos gramos tiene permitido llevarse (son 40 por mes). “La información sobre la identidad de la persona en ningún momento será accesible al comercio sino que estará resguardada en el sistema informático del IRCCA”, aclaró el gobierno de Uruguay.

Un usuario de cannabis fuma en plena Avenida 18 de Julio, en Montevideo (Adrián Escandar)

Un usuario de cannabis fuma en plena Avenida 18 de Julio, en Montevideo (Adrián Escandar)

Desde que se sancionó la legalización del cultivo personal y la comercialización por parte del Estado, el propio Gobierno uruguayo comenzó con sus cultivos, en la zona de la localidad de Libertad, dentro de terrenos fiscales custodiados por las fuerzas de seguridad nacionales de ese país. Para eso, adjudicó la aplicación técnica a dos empresas de capitales uruguayos: Simbiosys e International Cannabis Corporation.

En el Gobierno local aclararon que el control que ejerció el Estado fue estricto y bajo normativas internacionales: “El producto proviene de cultivos de invernadero desarrollados bajo estricta supervisión técnica. Todas las etapas del proceso cumplen con normas de trazabilidad y calidad que aseguran el alcance de los estándares preestablecidos. La trazabilidad del proceso es completa, desde la planta hasta la entrega al adquirente. Esto permite monitorear las condiciones de desarrollo de los cultivos, sus resultados y su traslado a los puntos de dispensación”.

(Adrián Escandar)

(Adrián Escandar)

De acuerdo con el registro oficial al 10 de julio de 2017, para la compra en farmacias se habían registrado 4.711 personas (aunque al 14 ya figuraban 4.893), de las cuales el 60% reside en Montevideo, la capital del país, y el 40% se distribuye entre los restantes 18 departamentos. A su vez, el 70% de los inscriptos son hombres y el 30% mujeres. En cuanto a las edades, cuatro de cada 10 inscriptos tienen entre 30 y 44 años. Y tres de cada 10, son mayores de 45 años. El resto tiene entre 18 y 29 años de edad, es decir, también 3 de cada 10 personas. “Respecto a la dimensión vinculada al nivel educativo, se observa que 4 de cada 10 personas registradas alcanzaron el nivel terciario, mientras que 6 de cada 10 personas tienen, como máximo, nivel secundario de estudios”, aclaró el Gobierno uruguayo.

(Adrián Escandar)

(Adrián Escandar)

Encuestas oficiales de 2014 indican que en Uruguay -donde viven 3,4 millones de habitantes aproximadamente- consumen marihuana para uso “recreativo” 160 mil personas, de las cuales 105 mil son usuarios ocasionales. El resto es considerado usuario habitual (al menos una vez por semana). El primer grupo insume unas 2 toneladas y el segundo, 32. Es mucho dinero que, de seguir prohibido su cultivo y consumo, iría a parar al mundo narco.

Por eso la legislación, sancionada en diciembre de 2013, es integral. Además de anotarse para comprar en farmacias, los residentes uruguayos pueden hacerlo también como autocultivadores (hay 6.942 ingresados al sistema que pueden tener hasta seis plantas hembras por ciclo de cultivo) o como socios de alguno de los 63 clubes cannábicos habilitados hasta el momento (que hoy nuclean a unos 3.oo0 socios en total).


 

 

Recomendamos

Ministros de Canadá y México dicen que TLCAN fortalece la industria agrícola

Científicos redescubren especie de serpiente mexicana

Las estrategias de las hembras de alce para huir de los cazadores: Canadá

Se comprometen EUA, México y Canadá a mejorar competitividad agrícola

 

 

Autor entrada: REDACCION

Deja un comentario