Piensa como tu caballo y entenderás mejor su mundo

Comparte enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone

*Jaime Taborda Galeano

Normalmente podemos llegar a preguntarnos, ¿por qué un caballo triunfa en las pistas?, a veces cambiamos un poco la pregunta y decimos ¿cómo hacer para que un caballo triunfe?, y en ocasiones corresponde preguntar ¿cómo un caballo llega a triunfar, cuando el manejo lo pondría llevar a no querer hacerlo, si en el camino para lograrlo se sufre tanto?, por suerte no es de manera general, pero quiero partir de la base, de que todo caballo que recibe manejo y no conozco bien, es fácil que este llegue al sufrimiento y créanme que hay muchos niveles de sufrimiento, desde el que se hace a conciencia, el que se hace por ignorancia y el que no parece que se infringe pero que daña.

Mientras más sabes de algo,más fácil podrás manejarlo.

Sería muy respetuoso de parte nuestra, aprender primero de ellos, antes de manejarlos y tendríamos menos errores y el caballo menos sufriría.

Aclaro entonces que saber de caballos es diferente a conocer tu caballo.

Ambos son importantes, indispensables, pero las generalidades del caballo no te permiten manejarlos a todos.

Ahora bien; qué sería saber de tu caballo, son innumerables los datos que deberías recoger para decir hoy, que conoces de caballos y muy bien al tuyo y entre ellos incluyes: su fecha de nacimiento, sus padres y abuelos, su andar, alzada, color, triunfos, etc.

Pero creo que falta algo, te has preguntado ¿qué piensa?, es feliz, está cómodo, extraña algo, duerme bien, come lo que le gusta, quiere hacer lo que le pides, que le aqueja, tiene la suficiente atención, lo consideras, él te respeta o teme, lo respetas, es valiente o agresivo, tímido o con miedos, amistoso o curioso, agresivo o inmaduro, violento o solo juguetón.

Te ayudaría a, saber que piensa, si estás más cerca, visita su alojamiento, que tan grande es, puede o no descansar allí, su cama está seca y cómoda o no tanto, es fría, tibia, hay corrientes de aire, es oscura, iluminada, a que huele allí, su comedero es limpio o no, incomodo o no, como está su agua, te gusta o no lo que encuentras.

Podrías empezar a encontrar respuestas a su ánimo, conociendo su lugar de descanso, o explicarte por qué se porta de una u otra forma ya que revisaste en parte, su calidad de vida, no la que presumes que le das, sino la que realmente el obtiene.

Que tal ahora que iniciamos a buscar íntimamente que piensa tu caballo, qué pensarías tú si vivieras allí. Ahora, relaciona su temperamento y carácter con su calidad de vida en esta primera parte que revisaste hoy. De acuerdo a lo que encuentres puedes ya pronosticar la calidad del descanso del caballo y resolver preguntas pasadas acerca del comportamiento de este equino y la relación con su bienestar.

No olvides que el alojamiento de tu caballo debe estar diseñado para él y su bienestar, no para los antojos de su dueño.

*Jaime Taborda Galeano es docente de Etología y Bienestar Equino, Experto en atención a conductas inapropiadas a caballos de establo. Miembro activo de Fomento Equino – Colombia.


Jaime Taborda Galeano es desde hoy colaborador destacado de Mundo Agropecuario, le damos la más cordial bienvenida.

 

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

 

Recomendamos

Los caballos aprenden a comunicarse con símbolos

‘Macrauchenia patachonica’, el raro mamífero hallado por Darwin, pertenece al grupo que incluye caballos, rinocerontes y tapires

La pica americana adapta su estilo de vida al cambio climático

Descubren de qué se alimenta el mosquito que transmite el virus de la lengua azul

Autor entrada: REDACCION

1 thought on “Piensa como tu caballo y entenderás mejor su mundo

Deja un comentario