Trigo y fertilizantes, ¿dos agronoticias de impacto?: Venezuela

Comparte enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Pedro Raúl Solórzano Peraza

 

 

En estos días he leído dos noticias que tienen que ver con el suministro de alimentos para la población venezolana. Una referida a la llegada de un buque con 30.000 toneladas de trigo ruso (como si el trigo ruso fuese algo especial para destacar) y la otra reseñando la llegada a puerto de un buque trayendo 280.000 sacos de fertilizantes. En un país normal, esto no pasaría de ser un simple par de informaciones de prensa acerca de la importación de bienes, y no se convertirían como en nuestro caso en un par de noticias extraordinarias, lo cual es motivado a que el hambre campea por todo el territorio nacional y la agricultura se encuentra destruida por las malas políticas gubernamentales de los últimos 18 años. Por eso, la llegada de un poquito de trigo y de unos pocos sacos de fertilizantes a los puertos, es semejante a encontrar un vaso de agua fresca cuando estamos perdidos en el medio de un desierto; es decir, una ilusión pasajera. Pero veamos por qué:

-Según los expertos en el manejo del trigo en Venezuela, el consumo normal de este alimenticio grano es de 4.000 toneladas diarias, por lo tanto, las 30.000 toneladas que llegaron a puerto alcanzarían para cubrir la demanda de pan y otros alimentos a base de trigo durante 7,5 días. Por ello, se requieren 4 de estos cargamentos para cubrir la demanda de trigo durante un mes y, por supuesto, se requieren 48 de estos despachos de trigo al año. Si han pasado meses para traer este cargamento de 30.000 toneladas de trigo, ¿cuánto tiempo pasará para que lleguen las 600.000 toneladas anunciadas por el gobierno para cubrir las necesidades hasta diciembre?

El barco que trajo el trigo fue recibido en puerto por un ministro del gabinete ejecutivo, y su distribución, ha dicho Tareck el Aissami, Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, que él mismo junto con Vladimir Padrino López, Ministro de la Defensa y Coordinador de la gran Misión Abastecimiento Soberano, se encargarán de su despacho y de hacerlo llegar a las panaderías. ¿Cómo será este gobierno de inútil, cuando el Vicepresidente y el Ministro de Defensa de la República Bolivariana de Venezuela, se van a encargar de asegurar que el trigo llegue a las panaderías? Aparentemente, ésta es la tarea más importante que esos dos miembros del Poder Ejecutivo tienen en su agenda.

-En cuanto a los fertilizantes, en los últimos años se han estado comercializando en el país unas 800.000 toneladas anualmente. Aunque ésta es una cantidad por debajo de las verdaderas necesidades de nuestra agricultura, tomémosla como referencia para este comentario. Los 280.000 sacos de fertilizantes que llegaron a puerto, son 14.000 toneladas de producto, ya que cada saco debe ser de 50 kg (280.000×50=14.000.000 de kg). Si consideramos que se aplican 400 kg de fertilizante/ha, esas 14.000 toneladas alcanzarían para 35.000 ha, cifra que está muy lejos de los 4 millones de hectáreas ofrecidas por el gobierno. Por otro lado, comparando este cargamento de 14.000 toneladas de fertilizante en relación al consumo de los años más recientes, el cual ha estado represado en 800.000 toneladas/año, eso representa 1,75% del total. Es decir, a puerto llegó solamente el 1,75% de las necesidades de fertilizantes, pero se reseña con gran estruendo que “el barco fue atendido por Bolivariana de Puertos, la mercancía fue colocada directamente en los vehículos de carga para su despacho a destino, lo cual demuestra el compromiso y trabajo en equipo institucional de Bolipuertos para el impulso y desarrollo de la economía nacional”.

Quiere decir que la llegada del 1,75% de las necesidades de fertilizantes para nuestra limitada agricultura es una gran noticia, y que la participación de Bolipuertos fue una acción extraordinaria para el impulso de la economía nacional, cuando esa cantidad de fertilizante recibida es solo un mínimo aporte a las necesidades del país y la responsabilidad de Bolipuertos es atender y descargar los productos que el gobierno importa.Quizás porque Bolipuertos cumplió con sus funciones lo destacan, ya que ninguna institución oficial parece trabajar en lo que le corresponde. Además, esa aclaratoria de que la descarga se realizó directamente a los vehículos de carga es innecesaria, ya que eso es lo que siempre se ha hecho cuando los fertilizantes son importados en sacos en lugar de granel.

En conclusión, han querido convertir en grandes noticias dos simples importaciones, que además el gobierno y sus diversas instancias están en la obligación de realizar en cantidades suficientes y oportunamente. Con esta alharaca que han armado por tan insignificantes aportes, quieren seguir haciéndole creer al pueblo que hacen esfuerzos para satisfacer sus necesidades. Por supuesto, para el que no conoce de estos requerimientos a nivel nacional, le mencionan 30.000 toneladas de trigo o 280.000 sacos de fertilizantes y puede pensar que se salvó la patria, que se acabó el hambre y que los agricultores tienen que dejar de reclamar por la falta de estos insumos.

De nuevo le sugiero a los responsables de los programas agrícolas del gobierno, que planifiquen con suficiente anticipación pensando en que la temporada fuerte de secano comienza desde mediados de abril con la siembra de maíz en el occidente de Barinas, y que hay cultivos que se siembran y cosechan durante todo el año como por ejemplo arroz, caña de azúcar, café, hortalizas, frutales. Por lo tanto, tiene que existir un flujo bien planificado y permanente de insumos para que se pueda atender los diversos programas por cultivo. Esta planificación la deben realizar sobre las bases de: qué, cuánto, dónde, con qué y con quién se va producir, para establecer las cantidades de insumos a importar o a producir en el país y los momentos en los cuales son necesarios para que puedan ser aplicados oportunamente; para conocer las cantidades de productos a ser cosechados que además deben ser movilizados a los centros de consumo o a los respectivos almacenes, para organizar con suficiente antelación la maquinaria, el transporte, los silos y los frigoríficos que se puedan requerir según el volumen de la producción esperada.Tienen que dejar la improvisación y el engaño.

Recordemos que: SIN FERTILIZANTES es imposible producir la cantidad de alimentos que necesitamos para satisfacer los requerimientos de la población.

En Amazon está a la venta el libro del autor: “Fertilidad de suelos y su manejo en la agricultura venezolana”. Tiene información muy útil para mejorar la práctica de fertilización de los cultivos, con miras a una mayor productividad y a un mejor trato a los suelos y al ambiente en general.

pedroraulsolorzano@yahoo.com – www.pedroraulsolorzanoperaza.blogspot.com


Pedro Raúl Solórzano Peraza es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

 

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

 

 

 

El sorgo granífero y la trashumante ganadería guariqueña: Venezuela
¿Sabía usted? El pH del suelo controla la disponibilidad de los nutrientes para las plantas
La inseguridad personal y la jurídica saturan el campo venezolano
Hacienda El Gólgota, desde 1970 en adelante

 

 

 

Autor entrada: REDACCION

2 thoughts on “Trigo y fertilizantes, ¿dos agronoticias de impacto?: Venezuela

Deja un comentario