Uruguay cree que falta mucho por hacer en agricultura ante cambio climático

Comparte enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Roma, (EFE).- La cumbre del clima celebrada este mes en Bonn (Alemania) ha “abierto la puerta al trabajo en agricultura”, un sector en el que todavía falta mucho por hacer, dijo hoy en Roma un alto representante del Gobierno de Uruguay.

El director de Agricultura y cambio climático del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Walter Oyhantcabal, apuntó en un acto paralelo a la reunión del Consejo de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que “hay una gran diferencia entre lo que se está haciendo y lo que se necesita hacer” en el sector primario en materia de cambio climático.

Oyhantcabal calificó de “muy importante” la decisión adoptada por los países en la cumbre de Bonn (COP23) a favor de establecer un trabajo conjunto en agricultura dentro de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático.

Cambio climático

Serán dos órganos subsidiarios de esa convención los encargados de examinar el impacto del calentamiento global en la agricultura y presentar un informe en tres años sobre la gestión realizada del suelo, el agua y la ganadería, la seguridad alimentaria y los efectos económicos y sociales del cambio climático.

El responsable uruguayo consideró que este acuerdo “da un significado sustantivo al trabajo científico y tecnológico” y mejorará la implementación de las acciones climáticas en el terreno.

Observadores acreditados como las organizaciones internacionales sabrán cómo “interpretar, priorizar y apoyar” esas acciones, según Oyhantcabal, que destacó que se mantenga “el enfoque sectorial” debido a que la “agricultura es muy diferente a otros sectores” y debe tener espacios donde abordar las formas de adaptación y mitigación al cambio climático.

Agricultura

En ese sentido, afirmó que las emisiones en agricultura “son de naturaleza biológica” y no hay tantas tecnologías disponibles para reducirlas en comparación con los combustibles fósiles, “que sí tienen fuentes alternativas”.

Sobre los esfuerzos que está realizando Uruguay, mencionó los cambios en la gestión de las praderas y pastizales para reducir la huella de carbono y aumentar la fertilidad de los suelos y la producción de alimentos.

El país sudamericano se ha propuesto reducir un 32 % las emisiones de metano y un 34 % las de óxido de nitrógeno que proceden de su sector agropecuario para 2025, dentro de su política nacional de cambio climático.

La COP23 concluyó el 18 de noviembre con la aprobación de un documento en el que se empiezan a concretar las reglas del Acuerdo de París contra el cambio climático, en vigor desde 2016, con el que cerca de 200 países reafirmaron su compromiso pese a la salida anunciada de Estados Unidos. EFE


 

 

 

 

Cómo la agricultura de carbono puede ayudar a resolver el cambio climático

Cambio climático está ayudando a las especies invasoras a afianzarse en todo el planeta

Producciones familiares buscan enfrentar el cambio climático

Primer estudio de la repercusión del cambio climático en el sector de la construcción

 

 


Autor entrada: REDACCION

Deja un comentario