Articulistas Opinión Venezuela

Protinal, C.A., la agricultura venezolana y Rafael Belouche M

Pedro Raúl Solórzano Peraza

 

Protinal, C.A. es una empresa venezolana, dedicada a la formulación de alimentos balanceados para animales (ABA) desde hace más de 75 años, fundada por ese gran empresario y visionario que fue Don Eugenio Mendoza Goiticoa, para impulsar la producción nacional de proteína animal (carne, huevos, leche). Para la producción de esos ABA se requiere disponer de fuentes de carbohidratos, proteínas, fibra, grasas, minerales, y en los comienzos de esta industria casi todas esas materias primas eran importadas. La fuente principal de carbohidratos era trigo de segunda, las proteínas siempre ha sido harina de soya, y se importaban otras materias primas que no se conseguían en suficiente cantidad en el mercado nacional.

También en las primeras etapas, Protinal, C.A. tenía en su estructura un Departamento de Agronomía, que por varios años estuvo dedicado casi exclusivamente a la compra de materia prima nacional. Pero a finales de la década de 1960, llegó el momento de comenzar a dejar de depender de las importaciones, y el pequeño Departamento de Agronomía comienza a crecer, porque Don Eugenio Mendoza se empeña en que debíamos producir mayor cantidad de esa materia prima requerida por la industria. Con este objetivo, es contratado el Doctor Helio Campos Giral, para que inicie evaluaciones de cultivares de soya que pudieran servir para la siembra comercial de esta maravillosa especie, y comience a evaluar la posibilidad de desarrollar programas para la producción comercial de sorgo granífero como sustituto del trigo importado.

Por supuesto, adelantar esos trabajos en soya y en sorgo granífero requería el concurso de personal capacitado y dispuesto a emprender esta hermosa tarea, y así, alrededor del año 1967, llega al Departamento de Agronomía de Protinal, C.A. el joven Perito Agropecuario Rafael Belouche Minguet. Este novel técnico, egresado de la prestigiosa Escuela Práctica de Agricultura de La Providencia, estado Aragua, trabajó sus primeros tres a cuatro años de ejercicio profesional en el recordado Servicio Shell para el Agricultor y de allí pasó a Protinal, C.A. Al principio toda la carga de los trabajos de campo recaía sobre las espaldas de Belouche, recorría buena parte del país con sus evaluaciones, pero el Departamento de Agronomía comenzó a crecer, se ampliaron los trabajos de investigación como apoyo a la producción, se fue incorporando más personal técnico y se comenzaron a distribuir las crecientes actividades y responsabilidades entre los integrantes de este equipo de trabajo, que a la larga, dejó extraordinarios resultados para el crecimiento y desarrollo de la agricultura venezolana.

Por la confianza que demostró Belouche entre los directivos de la empresa, debido a la calidad de su trabajo y su responsabilidad, le comenzaron a encomendar la dirección de nuevos y especiales proyectos. Me voy a referir a algunos de ellos:

Producción de fuentes de fibra: para llevar los niveles de fibra a valores requeridos por las diferentes formulaciones de ABA, se deben incorporar materiales ricos en este componente. Protinal, C.A. comenzó la producción de pastos para deshidratarlos, peletizarlos e incorporarlos a los alimentos, para lo cual arrendó una finca en el estado Cojedes, San Carlos vías Las Vegas, donde instaló la planta procesadora de pastos y se sembró una superficie de especies forrajeras suficiente para que la planta trabajara eficientemente. Por supuesto, paralelamente a la producción de esta fuente de fibra, se dispuso de un campo experimental para evaluar, además de forrajes por su calidad y rendimiento, cultivares soya en el período norte-verano y bajo riego, y variedades de arroz filipino (IR8) como posible sustituto de cereales en las formulaciones. Allí estuvo Belouche por varios años, hasta que el programa se estableció y podía dejarse en otras manos.

Producción de fuentes de pigmentos: los ABA, especialmente los que se utilizan en aves, llevan incorporados pigmentos para dar color atractivo a la carne de pollos y a la yema de los huevos. Este pigmento es importado, y buscando opciones para sustituirlo, se inició un programa para la producción comercial de harina de flores de Tagetessp (planta cuyo nombre común es clavel de muerto). Se ubicó una zona de condiciones favorables para el cultivo, en algunas colinas aledañas a la población de El Tocuyo, estado Lara, y cerca de una planta deshidratadora que fue contratada para el procesamiento de las flores. Las actividades de campo de este novedoso proyecto las condujo Belouche.

Entrenamiento de personal técnico en Agrícola Chaguaramas, C.A.: esta empresa, filial de Protinal, C.A., inició a partir de 1970, el desarrollo del cultivo de sorgo granífero en los alrededores de la población de Chaguaramas en el estado Guárico. Este programa tenía dos grandes aspectos, la producción en fincas propias y la promoción del cultivo para que los productores regionales se incorporaran a la producción de esta especie, que combinaba la producción de granos para  la industria de los ABA, con un forraje remanente para la alimentación de los rebaños de bovinos, tan necesario en esta zona una vez que pasa la estación lluviosa. Estos programas requirieron el entrenamiento de un buen número de técnicos, para desarrollar eficientemente las actividades de campo y para asesorar cabalmente a los interesados en adherirse a la producción de este cereal. Belouche jugó un papel protagónico en el entrenamiento de este personal.

Éstos son solo unos ejemplos de la participación de Rafael Belouche Minguet en la actividad agrícola de Protinal, C.A., que fue tan amplia y prolongada, hasta que comenzó a decaer en años recientes como ha ocurrido con todas las actividades productivas del país, especialmente con la agricultura. Ante esta situación, Belouche se dedicó últimamente a una labor parecida a la que realizaba el Departamento de Agronomía de la empresa en los años cercanos a su fundación, es decir, a la búsqueda de materia prima nacional para cubrir la demanda de la fábrica de ABA. Luego de más de cincuenta años, léase bien, más de cincuenta años dedicados a Protinal, C.A., hoy Rafael Belouche disfruta de un apacible retiro con su núcleo familiar, y con la satisfacción de una fructífera trayectoria profesional en la agricultura venezolana.


Sin fertilizantes es imposible producir la cantidad de alimentos que necesitamos para satisfacer los requerimientos de la población.

En Amazon está a la venta el libro del autor: “Fertilidad de suelos y su manejo en la agricultura venezolana”. Tiene información muy útil para mejorar la práctica de fertilización de los cultivos, con miras a una mayor productividad y a un mejor trato a los suelos y al ambiente en general, https:/www.amazon.com/dp/1973818078/

pedroraulsolorzano@yahoo.com – www.pedroraulsolorzanoperaza.blogspot.com


Pedro Raúl Solórzano Peraza es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

 

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

 

 

¿Sabía usted? Fertilizantes nitrogenados, inhibidores de la nitrificación y el medio ambiente

Basta de sugerir al régimen ideas para la producción agrícola

¿Sabía usted? Los sistemas suelo-planta-clima y la agricultura

¿Sabía usted? Investigación para la producción agrícola


  • 5
    Shares

Deja un comentario