Acuicultura Articulistas Venezuela

Piscicultura intermedia para tilapias: 1: PLANIFICACIÓN CONCEPTUAL

Germán Robaina G.

robainag@gmail.com

Un desarrollo de Piscicultura Intermedia, corresponde a un centro de producción dimensionando y vinculando horizontalmente todas las unidades mínimas requeridas para el logro de una producción comercial continua, intensiva e integral de biomasa para el consumo humano, al menor costo, en el menor tiempo posible, y minimizando el impacto de la actividad sobre el medio ambiente.

Aunque todas se encuentran dirigidas a un bien común, cada unidad interna posee requerimientos propios y amerita un manejo específico,

Entre las principales consideraciones a tomar en cuenta para su desarrollo destacan:

  • Planificación conceptual.
  • Diseño y dimensionamiento y de las instalaciones de cultivo.
  • Recomendaciones para los procesos de Pre-cría, cría, engorde y levante.
  • Planificación de los procesos de cosecha y el procesamiento
  • Requerimientos de almacenamiento y comercialización.
  • Soporte de vida.
  • Tratamiento de aguas y lodos residuales.
  • Evaluación técnica – financiera.

Planificación conceptual

Proceso básico para el manejo de una unidad de Piscicultura Intermedia, es planificar cuidadosamente los diferentes procesos y etapas requeridos para la obtención del éxito comercial de la unidad de producción.

Este proceso nos permite identificar con anticipación periodos de máxima demanda de insumos, y situaciones con requerimientos específicos de materiales.

Igualmente elimina los riesgos de imprevistos y contingencias, y per­mite generar un modelo de las necesidades de insumos y materiales, y de los resultados espera­dos para cada etapa del cultivo, así como de las principales variables técnicas utilizadas para evaluar los resultados de producción.

Para ello se recomienda establecer una Unidad de Planeación y Manejo (UPM) que se ajuste a las diferentes etapas del ciclo de cultivo, tales como ciclos de siembra, cosecha, tendencias de mercadeo y consumo, por ejemplo.

Con esta UPM, se elabora una tabla Excel con las principales variables de las condiciones esperadas durante el ciclo de cultivo (Matriz de Planeación y Manejo(MPM)), utilizando los datos e información de experiencias exitosa y confiables, ciclos previos y/o referencias confiables y aplicables.

Esta simulación permitirá estimar los requerimientos y organizar las principales actividades del ciclo de cultivo, incluyendo las necesidades de insumos, recursos humanos y económicos e ingresos esperados.

Estos datos, conjuntamente con el análisis de factores administrativos y contables, nos permitirán visualizar adecuadamente el funcionamiento del cultivo y detectar potenciales nudos críticos, puntos de máxima y mínima producción y gastos, entre otros.

Variables del cultivo

Entre las principales variables a considerar durante un proceso de Piscicultura Intermedia, destacan:

  • Variables Técnicas: Número y peso de ejemplares, mortalidad, consumo de alimento, tasa conversión alimentaria, biomasa, % recambio de agua, entre otras.
  • Variables Operativas: Siembras, cosechas, alimento, mano de obra, mantenimiento de instalaciones, etc.
  • Variables Económicas: Costos fijo, costos variables, capital de trabajo y ventas, por ejemplo.

Una vez iniciado el ciclo de producción, se recomienda ir verificando si los resultados obte­nidos corresponden a los estimados. Así, la MPM se convierte en un modelo dinámico de produc­ción que sirve de referencia, además de prever los momentos críticos para las variables de interés, ofrecer un punto de comparación de los resultados obtenidos conforme avanza el cultivo, y facilitar la toma de decisiones inmediatas cuando se trata de corregir o mejorar el desarrollo del cultivo sin tener que esperar hasta que el ciclo termine.

Con los resultados obtenidos debe hacerse una evaluación de la validez del modelo generado, de tal manera que se hagan los ajustes requeridos y se vuelva a realizar la simulación de las condiciones de cultivo para el siguiente ciclo.

Cada vez que este proceso se realiza, el modelo irá mejorando, de tal manera que con el paso de cada ciclo, cada unidad de producción irá desarrollando un modelo de producción que representará fielmente sus condiciones operativas, y le permita al productor ser más eficiente en el proceso, y consecuentemente, obtener una mayor productividad y rentabilidad en el mismo.

Cuando estas matrices se desarrollan adecuadamente, auxilian al productor a determinar sus principales variables económicas y tomar decisiones de manejo, especialmente cuando las condiciones económicas de su entorno se modifican, por ejemplo variaciones en los costos de alimento, cambios en el tipo de crías, variaciones de precios, presentaciones y exigencias del mercado, etc.

Una unidad productiva frecuentemente requiere más de una ciclo de producción para lograr su optimización, motivo por el cual recomendamos proceder paso a paso y poco a poco, hasta alcanzar la experiencia requerida para proceder a un aumento en la densidad de siembra y/o el número de recipientes de cultivo, etc.

Programación de ciclos de cultivo

Una de las formas más comunes de planificación de ciclos de cultivo es vincular el ciclo del cultivo como tal, con el número de recipientes a utilizar, de tal manera que se puedan programar siembras y cosechas escalonadas a lo largo de todo el año, lo que repercute además en incrementos en la producción total por año, en la disminución de los costos operativos, minimizando además la dimensión de las instalaciones de servicio, procesamiento y almacenamiento, entre otras.

Una unidad debidamente conceptualizada, programada y manejada, fácilmente puede generar cosechas semanales, quincenales o mensuales a lo largo de todo el año según se diseñe, y el volumen de estas cosechas dependerá fundamentalmente del volumen del recipiente seleccionado.

Densidades de siembra

Aunque se pretenda alcanzar una adecuada producción comercial una vez estabilizado el sistema, en términos generales se recomienda iniciar las experiencias con bajas o medias densidades de siembra, y si la disponibilidad y calidad del agua es adecuada, ésta se podrá ir aumentando ciclo tras ciclo, hasta alcanzar la máxima Capacidad de Carga tolerada.

Capacidad de carga  

El total de kilogramos de biomasa viva que puede mantener nuestro sistema de producción sin afec­tar las condiciones biológicas básicas de los organismos en cultivo, va a depender de la capacidad que tengamos de proveer agua de calidad y en cantidades adecuadas, alimento y oxígeno, así como de eliminar desechos metabólicos y materia orgáni­ca, de tal manera que los organismos en cultivo puedan expresarse de manera óptima.

Cuando este nivel se sobrepasa los peces reducen su metabolismo y detienen su crecimiento, pero no dejan de comer ni se mueren. De tal manera que el productor continúa alimentando, sin que exista ganancia en peso ni mortalidades evidentes inmediatas, y todo ese recurso utilizado es desperdiciado, generando pérdidas económicas para el productor.

Frecuencia de siembra

Para el logro de cosechas semanales, quincenales o mensuales continuas (según se programen), se requieren siembras semanales, quincenales o mensuales continuas.

La garantía de disponer oportunamente de los alevines de adecuada calidad genética, y del alimento que cubra los requerimientos básicos de cada etapa del ciclo de los ejemplares (contenido proteico y dimensiones del grano del alimento) es fundamental en el desarrollo de la iniciativa.

Número de ejemplares a sembrar

Como es fácil suponer, dependerá del volumen de los recipientes de cultivo seleccionados y de la densidad de siembra a desarrollar en cada ciclo. Aunque para muchas especies la densidad de siembra se calcula en base al número de ejemplares a sembrar por m2, para el caso de la tilapia se calcula por m3 de recipiente.

Mortalidad Proyectada:

Aunque suele superarse en los primeros ciclos de cultivo, la menor tasa de mortalidad (%) sólo es factible de alcanzar una vez optimizado el sistema, y se cumplan todas y cada una de las normas de manejo requeridas.

Renovación y Recirculación de agua

Factor fundamental para el logro y manejo de una elevada Capacidad de Carga, es el volumen de agua capaz de ofrecerse diariamente. De él depende en gran medida el nivel de oxígeno disuelto en el agua, la cantidad de desechos biológicos (excretas fundamentalmente) y absolutamente toda la eliminación de metabolitos tóxicos (amonio principalmente).

Mientras mayor sea la tasa de renovación y recirculación de agua que se le pueda ofrecer al cultivo, más alentadores serán los resultados esperados.

Frecuencia de aireación

Aunque la renovación y recirculación de agua en las instalaciones de cultivo aportan un importante volumen de oxígeno, todo sistema de cultivo intensivo se basa en el aporte de oxigeno externo a los recipientes de cultivo. Esto alcanza su mayor importancia durante las horas nocturnas.

La selección de los equipos requeridos en cuanto a prestación, número de unidades y diseño de los mismos, juega a favor o en contra del éxito del cultivo.

Potencial estimado de Producción

El ciclo de Pre-cría, Cría, Levante y Engorde, bajo adecuadas condiciones de cultivo, calidad genética de los alevines, alimento, densidad de siembra, mortalidad, ritmo de crecimiento, cuidados de manejo, etc., fluctúa según las condiciones ambientales predominantes en la  unidad de producción, y suele oscilar entre 180 a 210 días, periodo en el cual -utilizando tilapia roja, y produciendo ejemplares de 0,5 Kg- se puede lograr una producción de 1.000 a 5.000 Kg/semanales según el volumen del recipiente seleccionado.

Alcance

Consideramos a la Piscicultura Intermedia una alternativa altamente viable para el inicio de actividades piscícolas de alcance comercial con la menor inversión inicial posible. La experiencia y éxito obtenido le motivaran a seguir creciendo, ya sea mediante el aumento del número de recipientes, el aumento de la densidad de siembra, o de ambos.

Otra alternativa es mediante la asociación con otros productores, lo que le facilitará el acceso a mejores precios en los insumos, gracias a la compra por volumen, y a mercados más demandantes en volumen, frecuencia y calidad.

La piscicultura Intermedia es el primer paso para la constitución de una red de unidades de piscicultura comercial en un determinado municipio, estado o región, en las que los recursos económicos y/o la voluntad política de “papa estado” no se encuentran disponibles.


Leer más

“Ley del Mínimo de Liebig para los desarrollos piscícolas comerciales”

Producción acuícola latinoamericana según Sofia, 2018

¿Que es un plan HACCP? y potenciales peligros asociados con los productos pesqueros y piscícolas

El estado mundial de la pesca y la acuicultura


Deja un comentario