Agricultura Colombia Fruticultura

Aguacate Lorena, de larga duración poscosecha


A partir del análisis de expresión genética y de las características fisiológicas de este fruto en poscosecha se modeló su dinámica de maduración –la cual sobrepasa los 14 días– con el fin de optimizar su comercialización y el desarrollo de productos derivados.



Más de 14 días es un muy buen resultado si se tiene en cuenta que otras variedades de la raza antillana, como la Simmonds, alcanza el climaterio hacia el día 5, luego de lo cual comienza su etapa de senescencia, mientras que el Lorena lo hace en el día 7, por lo que inicia este proceso más tarde.

Estos son algunos de los resultados alcanzados por Camilo Andrés Ruiz Ávila, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien, motivado por el desconocimiento sobre el comportamiento fisiológico de esta variedad en poscosecha, la analizó a partir de 40 frutos de aguacate de un mismo árbol ubicado en Mariquita (Tolima). En estos evaluó su peso en fresco, firmeza y color, la producción de etileno, tasa de respiración y contenido de ácidos grasos, entre otras particularidades.

El cultivar o variedad Lorena proviene de un programa de fitomejoramiento realizado en 1957 en el Valle del Cauca, en la finca Lorena, del municipio de Palmira. El fruto que se caracteriza por ser grande, alargado y ligeramente oblicuo con contenido de ácidos grasos cercano al 9 % y una semilla de tamaño mediano con adherencia media a la pulpa.

“La finalidad del proyecto fue destacar los atributos de este material, reconocer sus características fisiológicas y su comportamiento en condiciones de temperatura y húmedad relativa, para asociarlas con su longevidad, es decir el tiempo que dispone para ser comercializado en fresco”, explica el investigador.

Los frutos recolectados se llevaron al Laboratorio de Poscosecha de la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. para evaluar los cambios de diferentes parámetros fisiológicos en el tiempo soportados por su expresión genética.

Además, con la asesoría del Centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Purdue, en Lafayette (EE. UU.), se extrajo y secuenció el ARN a partir de muestras de pulpa, para identificar los genes expresados en cada estado de madurez.

Tales procesos permitieron obtener la información necesaria para generar un modelo que explica la maduración del aguacate Lorena y permite saber cuál será su longevidad o el tiempo que tardará en madurar a partir del análisis de la tasa de producción de etileno y la medición de la respiración del fruto.

Parámetros de maduración

“Es ciencia básica, que se puede usar para mejorar el proceso de poscosecha, optimizando su manejo hasta su comercialización y lograr una mayor duración del producto, ya sea reduciendo la incidencia de la hormona etileno, relacionada con los procesos de maduración, u otras técnicas que puedan apoyarse a futuro”, señala el magíster.

Por otra parte, la medición de las variables de color, firmeza, extensibilidad, masa seca, contenido de ácidos grasos y sus tipos mostró que los parámetros de color y textura son diferentes en cada uno de estos estadios de maduración (preclimaterio, climaterio y posclimaterio), por lo que pueden servir como indicadores morfológicos para determinar en qué estado se encuentra el fruto.

“Respecto al tipo y contenido de ácidos grasos, a diferencia de otros estudios que reportaban que solo se sintetizaban en el árbol, encontramos que también varían en la poscosecha y tienden a aumentar, aspecto que es soportado por su expresión genética”, indicó el investigador Ruiz.

También precisó que como se trata de un aumento que no es estadísticamente significativo, permite considerar que la extracción de aceites de estos aguacates Lorena será de la misma calidad y contenido en cualquier estado de poscosecha.

La industria puede aprovechar el resultado para desarrollar productos con valor agregado: “si quiero cultivar aguacate para hacer aceite, indistintamente del estado de maduración en el que se encuentre o el tiempo que haya transcurrido después de colectarlos, puedo extraer el aceite y obtener la misma calidad”, asegura el magíster.

Más allá de la moda del Hass

Entre los productos agrícolas el aguacate (Persea americana Mill) es el que se consume cada vez más en todo el mundo, y para países como Colombia su importancia y proyección es tan grande que incluso se le compara con lo alcanzado por el sector floricultor.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre 1999 y 2017 la producción mundial de aguacate creció 132,27 %, al pasar de 2.550.656 toneladas en 1999 a 5.924.398 toneladas en 2017.

Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en Colombia la producción alcanzó un aumento del 98,27 % en ese mismo periodo. Esta se enfoca especialmente en materiales de la raza antillana, como el cultivar Lorena, papelillo y criollo, y de la raza guatemalteca, entre las que se destaca el cultivar Hass.

Aunque la producción de esta última variedad es atractiva, no se recomienda establecer el cultivo Hass en zonas de altitud por fuera de los 1.500 a 2.350 msnm, mientras que el cultivar Lorena y los materiales de la raza antillana sí son recomendados por debajo de los 1.000 msnm.


Leer más

One Reply to “Aguacate Lorena, de larga duración poscosecha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *