Acuicultura Articulistas Biblioteca de artículos científicos Ganadería y Pesca Piscicultura Venezuela

Alimentación tecnificada de cachamas. Parte 1


Vicente Elías Contreras Ramírez

INTRODUCCIÓN

Siendo el alimento el factor más importante en la estructura de costos de una explotación piscícola es obvio la necesidad de disponer de mecanismos o herramientas que procuren la mayor eficiencia en su uso. Normalmente se utilizan las Tablas de Alimentación. Estas las hay muy variadas, para diferentes especies y sistemas; algunas ofrecen valores promedios semanales con las que los productores fraccionan la cuota parte en el día a día del suministro.

Es pertinente decir que las tablas se construyen en realidades locales que dependen de múltiples factores tales como: genética, sexo, calidad de agua, suelo, clima, interacciones bióticas que se derivan de esas variables, entre otros.

La alimentación tecnificada se soporta en tablas de suministro diario según lo demanda el crecimiento y desarrollo de los peces.

La metodología disponible y aplicada hasta el año 2013 para la construcción de las Tablas de Alimentación era una labor tediosa que requería gran cantidad de tiempo, esfuerzo, conocimiento y adiestramiento humano, y a los peces, someterlos al estrés que induce la pesca, sacarlos para pesarlos, medirlos y echarlos de nuevo a la laguna o el estanque; los registros deben ser en cantidad representativa para determinar los parámetros biométricos estimadores estadísticos de la población para una fecha y espacio específico, razón por la cual la misma laguna debería ser evaluada cada 15 días o al menos 1 vez al mes. Por la influencia de las variables astronómicas: radiación solar, horas de luz, temperaturas e insolación, lo recomendable sería contar con los datos traslapados durante un año completo.

Con los datos registrados de peso y talla aplicando métodos gráficos y/o matemáticos se relacionan la ganancia de peso expresada en los puntos sobre la curva con la edad, talla, y alimento suministrado.

En función de la necesidad imperiosa de disponer de herramientas que faciliten tomar y registrar datos, disminuir el tiempo, el trabajo de campo, ampliar las posibilidades de muestreo, eliminar la pesca como mecanismo de medición directa y componente básico de la metodología utilizada, se planteó la innovación tecnológica de un Determinador Biométrico de Peces en Lagunas y Acuarios. Inicialmente se pensó para hacer seguimiento de la respuesta a la ingesta de raciones elaboradas con recursos locales, pero interactuando con la Biol. Mirle Narvaes, de INIA – Monagas, entendimos que es la herramienta perfecta para masificar la construcción de tablas para proporcionar la Alimentación Tecnificada. En julio del 2013 presentamos al Ministerio de Ciencia y Tecnología el proyecto para la validación y  lamentablemente los revisores no entendieron la importancia de la propuesta que justificara el financiamiento.

El segmento denominado Tabla 1 señala que el único dato requerido inicialmente para generar las estimaciones son los m² de superficie de espejo de agua, el resto de los datos los calcula la tabla. Lo que se presenta es una síntesis didáctica para indicar los datos generados de algunos días y semanas partiendo de 10.000 m² de espejo de agua.

De la Tabla 1, como ejemplo de interpretación referimos los datos generados para el día 90 en la semana 13 los cuales indican que el peso de los peces debe haber alcanzado 601,7 gramos; a los 10.000 peces alimentándose, en ese día deberían suministrarse 135,5 kg de ABP y desde el nacimiento hasta ese día habrían consumido 6.318,5 kg de ABP.

La tabla de alimentación original la construyó la Cooperativa Coopez sobre las bases de su realidad. Si bien hay limitaciones para extrapolarla debido a los factores variables incidentes en su construcción, se ha tomado como referencia para estimar valores aplicables de alimentación tecnificada mientras se construyen las propias tablas de las lagunas respectivas.

El segmento denominado Tabla 2 es calculado automáticamente a partir de la Tabla 1. Además del resumen semanal del consumo, la ganancia de peso del pez, el consumo acumulado tanto por período de desarrollo como hasta la cosecha, introduce la Tasa de Conversión Alimenticia por período de desarrollo como indicador de la eficiencia alimenticia.

De manera general las Tasas de Conversión Alimenticia (TCA) son bajas en los primeros estados de desarrollo del pez, lo cual significa que con relativamente poco alimento se obtienen mayores ganancias de carne o pesos del pez; las TCA luego se incrementan exponencialmente hasta hacerse, con valores relativamente altos y prácticamente constantes lo cual implica mayor consumo de alimento con relativamente poca ganancia de peso. A continuación un ejemplo que refleja datos reales para un tiempo y espacio.

En el segmento denominado Tabla 2 debemos tener en cuenta:

Los valores se derivan de la superficie de espejo de agua correlacionada 1:1 con el número de peces a alimentar (tabla interactiva).

El color de cada franja define un estado de crecimiento y desarrollo en función del tiempo.

La semana 8 corresponde a la transición de la dieta que pasa de iniciador 35% Proteína Cruda (PC) a ABP terminador con 25% PC. Este tenor proteico en la dieta permanecerá hasta la cosecha. El cambio total de la dieta ocurre en el día 57, primero de la semana 9 en adelante, la franja amarilla en la Tabla 1.

El consumo acumulado es relativamente bajo en las 13 primeras semanas continuando la tendencia exponencial de lo consumido en las primeras 7 semanas para el levantamiento de alevines a juvenil multiplicando por 4, 6, 10 y 13 veces, para alcanzar, respectivamente, los pesos promedios de 600 g en la semana 13; 840 g en la semana 17; 1.290 g en la semana 21 y 1.488 g en la semana 24; y tasas de conversión de kg de ABP por kg de pescado de 0,76 , 1,02 ,  1,37 , 1,48 y 1,58.

Para aprovechar la totalidad de la interacción de la tabla de alimentación la interacción de nuevos datos son requeridos: la fecha, los costos promedios de los alimentos iniciador y terminador Bs/kg y el precio del pescado a puerta de corral Bs/kg para la fecha correspondiente.

Nota: En nuestro ejemplo utilizamos unidad monetaria el bolívar, la tabla interactiva permite la edición y la modificación a cualquier unidad monetaria.

Continuando con el desarrollo de nuestro ejemplo, en el primer recuadro, de los datos requeridos se coloca la fecha de referencia, 14/09/17 en nuestro caso. En el segundo y tercer recuadro se colocan los costos promedios de los ABP iniciador y terminador para la fecha, 3.000 Bs/kg en cada caso. En el cuarto recuadro de los datos requeridos se introduce el precio del pescado a puerta de corral 10.000 Bs/kg para la misma fecha.

Los datos requeridos para generar información pueden ser reales como los del ejemplo o pudieran ser virtuales para generar modelos predictivos.

Referido única y exclusivamente a los costos que se derivan del alimento consumido, con los datos generados en la Tabla 2 se relacionan los valores de costo del ABP y precio del pescado a puerta de corral para una fecha determinada, datos requeridos y se generan los valores del segmento denominado como Tabla 3 que indican: en la 2da  columna el costo total del ABP para cada período de desarrollo y la 3ra columna el costo acumulado hasta el peso alcanzado  en la cosecha al final de cada de cada período.

El segmento denominado Tabla 4 expresa los rendimientos en cada período relacionando los pesos promedios estimados con la tabla multiplicados por el número de peces alimentados que resultan del 1er dato requerido en la tabla interactiva.

El rendimiento calculado en kg se relaciona con el precio de referencia del pescado obteniéndose el rendimiento en Bs o beneficio económico. Por último calculamos la relación beneficio económico/costo del ABP relacionando precisamente el beneficio obtenido en cada período dividido por el costo acumulado del ABP para ese período.

El indicador Ingresos por pescado/Egresos por ABP disminuye en la medida que los peces van creciendo y la Tasa de Conversión Alimenticia se hace mayor. Los valores Beneficio/Costo indican la disminución de 4,4 levantamiento a juvenil; 3,1 ceba a 600 g;  2,4 ceba a 840 g; 2,3 ceba a 1.290 g y 2,1 ceba a 1.488 g.

Esto refleja a priori que los peces de mayor talla, además de los riesgos de permanecer más tiempo en la laguna y retardar el retorno del capital, deben considerar un ajuste del precio que compensen mayor inversión en alimento que además es menos aprovechado.

Los datos reflejan la importancia de considerar la cosecha precoz de pescados entre 600 y 840 g que además de asociarse con la tendencia de las tallas demandadas, referidas en el mundo culinario como “tamaño del plato”, también aprovechan la mejor Tasa de Conversión Alimenticia.

En la próxima entrega hablaremos del Determinador Biométrico de Peces en Lagunas y Acuarios para la construcción de las Tablas de Alimentación.

Aspiro retomar las acciones de investigación por iniciativa propia contando con el apoyo de productores que perciban la importancia de contar con estas herramientas y en reciprocidad no solo pondré a disposición los resultados sino que de entrada con un costo mínimo tendrán acceso a la Tabla Interactiva editable que publicaré en Amazon.          


[1]     Cachama refiere indistintamente a Colossoma macropomum, morocoto Piaractus brachypomus y al híbrido entre ambas especies que en Venezuela le decimos Cachamoto.


FOTOS y VÍDEO PROPORCIONADAS POR EL AUTOR


Vicente Elías Contreras Ramírez es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *