Acuicultura Alimentación Animal Articulistas Biblioteca de artículos científicos Piscicultura Venezuela

Alimento extruido o peletizado


Germán Robaina G.

robainag@gmail.com


Por todos nosotros es conocido que el rubro alimento es en mucho el más costoso de los insumos de los cultivos acuícolas, llegando a representar hasta un 60% de los costos totales de la actividad.

En nuestro país, más que discutir qué tipo de alimento acuícola consideramos mejor o más provechoso, terminamos siempre suministrando el “alimento disponible”, más que el “alimento requerido”, descuidando aspectos relativos a la calidad, nivel de proteína, tamaño de grano, etc.

Pero todo ello no es responsabilidad de las casas fabricantes. Es un conjunto de responsabilidades compartidas entre las casas fabricantes, las políticas acuícolas imperantes y los propios productores, quienes no logran aglutinar voluntades para robustecer el sector y lograr ejercer presión ante los dos actores anteriormente citados.

Mientras un país como Brasil, por solo citar un ejemplo, una sola casa fabricante de alimentos acuícolas ofrece más de seis (6) presentaciones de alimentos solo para la tilapia, en Venezuela apenas logramos conseguir tres o cuatro marcas y/o una o dos presentaciones para cubrir los requerimientos de todos los piscicultores, bien sea se dediquen a la cría de truchas, cachamas y/o tilapias.

Ahora bien, cuando nos referimos a alimento para uso acuícola hablamos de uno de los alimentos más difíciles y costosos de fabricar, debido a que deben contener un alto nivel de proteínas, dureza, tamaño, flotabilidad, durabilidad y una alta estabilidad en el agua.

Esta última condición reduce la cantidad de materias primas de adecuada calidad que puedan ser utilizadas para lograr que el pellet permanezca en el agua sin perder su valor nutricional y mantenga una buena estabilidad durante muchas horas.

Las materias primas más comunes para la fabricación de la mayoría de los alimentos acuícolas son similares a los que se utilizan para otros tipos de alimentos balanceados, sin embargo, estos deben evitar el uso de altos niveles de carbohidratos y fibras vegetales que sean poco digeridas y transformadas por los peces.

Para ello se seleccionan y se muelen ingredientes de alta calidad (harina de pescado, cereales, proteínas vegetales …) teniendo en cuenta requerimientos nutricionales específicos y el tamaño ideal para satisfacer las necesidades de los ejemplares sometidos a cultivo, siendo la distribución del tamaño de las partículas un factor clave para producir granulados de calidad premium.

En el caso de la harina de pescado, se predice que en los próximos años no habría suficiente disponibilidad en el mundo para abastecer la industria de alimentos balanceados, lo que repercutirá fuertemente sobre los precios de los alimentos, por lo que requiere la identificación, evaluación e incorporación de otras harinas y aceites como sustitutas de éstas.

Igualmente, otro factor importante donde los productores de alimento vienen trabajando es en la contaminación de las aguas, la cual afecta directamente la sobrevivencia de los individuos, la sustentabilidad del negocio, y la estabilidad del alimento en el agua, ya que algunos investigadores estiman que cerca del 20% de la proteína cruda, el 50% de los carbohidratos y el 50% del contenido de vitaminas de los alimentos acuícolas se pueden perder antes de su ingestión por parte de los ejemplares, por lo tanto, mejorar la estabilidad de los pellets en el agua, no sólo es un tema físico sino nutricional, que además incide en los niveles de conversión del alimento y por el costo del alimento.

Finalmente, como es por todos conocido, la energía digestible comprende la energía no nitrogenada (lípidos) y la energía nitrogenada (proteínas), y sobre la proporción de estos compuestos se ha basado gran parte del desarrollo de los alimentos acuícolas, sin embargo, recientes publicaciones acaban de informar sobre los denominados requisitos esenciales del nitrógeno en cada una de las etapas del ciclo de vida de las especies, lo que ayudaría a optimizar el rendimiento de los alimentos a un costo más competitivo.

Se propone que determinando el nivel de nitrógeno no esencial (energía catabólica) y nitrógeno esencial (energía anabólica) se evitará que gran parte de nitrógeno proveniente de nuestro alimento no se queme innecesariamente, y aparentemente nada de ello tiene que ver directamente con la presentación de pellet seleccionado.

Las principales tecnologías de procesamiento para los alimentos acuícolas son el peletizado, que es el método predominante para la producción de alimentos de hundimiento y la extrusión, que puede producir alimentos tanto de hundimiento como de flotación.

En términos simples consiste en tomar materias primas finamente divididas, que a través de la aplicación de calor, humedad y presión mecánica se transforman en partículas más grandes de naturaleza estable y forma cilíndrica, con un diámetro que oscila entre 3/32” (2,38 mm) a 13/8” (34,9 mm), hasta los poco frecuentes de 7/8” (22,2 mm), mientras que su largo varía entre 1,5 y 2,5 veces su diámetro.

Los fabricantes de este tipo de alimentos tradicionalmente incrementan la estabilidad en el agua usando harina de trigo como aglutinante, aprovechando que el almidón de trigo tiene una menor temperatura de gelatinización que el maíz, arroz y otros granos.

Mientras tanto la extrusión como tecnología para el procesamiento, se trata de la cocción de los diferentes ingredientes de una dieta, y desde hace más de 30 años, se convirtió en la tecnología de punta para la fabricación de alimentos.

Así, si la comparamos con el método de peletizado, la extrusión es un proceso que fuerza a la materia prima a pasar por uno o más procesos (mezclado, temperatura, corte, etc.) que al pasar a través de la matriz provoca que el material genere una gasificación u erupción.

La extrusión permite el control de flotabilidad, por lo que permite confeccionar alimentos flotantes, de hundimiento rápido o de hundimiento lento, al cambiar las condiciones temperatura, presión, apertura del diámetro de la matriz, velocidad de cizallamiento, etc.

La extrusión con pre-acondicionamiento de vapor se conoce como extrusión en húmedo y la extrusión sin pre-acondicionamiento de vapor se denomina extrusión en seco.

Indiferentemente al costo per se del alimento que podamos localizar, el alimento peletizado tiende a ser algo más económico que el alimento extruido, y aunque no todos los autores están totalmente de acuerdo,  se citan como ventajas para los alimentos extrudados, poseer almidones altamente cocido,  presentar una tasa de conversión más elevada, ser pasteurizados, poseer mejor digestibilidad y estabilidad en el agua, permitir  disminuir la dependencia de la harina de pescado y generar heces que aportan menos cantidad de nitrógeno, proteínas y aminoácidos a los recipientes de cultivo.

Finalmente, aunque diferentes autores reportan ventajas en el uso de alimento extruido en crustáceos (camarones), obteniendo una mejor tasa de crecimiento específico, mejor hidro estabilidad y relación de eficiencia proteica en comparación con los pellets, con una mínima pérdida de nutrientes y un factor de conversión más bajo, otro grupo de especialistas, señalan que únicamente las plantas fabricantes obtienen más beneficios con este tipo de alimento, y la selección de alimento a utilizar, depende más de la especie sometida a cultivo y el sistema de cultivo utilizado que a la naturaleza en sí del tipo de alimento, si los dos cubren los requerimientos nutricionales requeridos.

Especies que nadan frecuentemente en la columna de agua y especies que se mantienen en el fondo del estanque poseen diferentes respuestas al tipo de alimento utilizado, a la frecuencia y a la tasa de alimentación.

Indudablemente que el tema alimentación-nutrición juega papel preponderante en el desarrollo acuícola mundial, y nuestro país requiere se le preste mayor atención a la producción de adecuadas formulas y presentaciones que paulatinamente vallan cubriendo los requerimientos del sector.

Esperar que el sector crezca y se desarrolle para ir luego a compartir la torta, no parece lo más justo y deseable.


Germán Robaina G. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com