Actualidad Empresas Europa Plaguicidas y Herbicidas

Bayer informa aumento de casos legales por Roundup


El gigante alemán de productos químicos y farmacéuticos Bayer informó el miércoles que los casos legales de Estados Unidos sobre el eliminador de malezas Roundup se han más que duplicado, pero los inversores parecían más centrados en el sólido desempeño comercial del grupo.



El número de demandas estadounidenses por Roundup aumentó entre julio y octubre a 42,700, de 18,400 en julio, con demandantes que alegan que el ingrediente activo causó enfermedades causadas por el glifosato, incluidos los cánceres terminales.

Hubo un «aumento sustancial en el gasto en publicidad anti-Roundup del lado de los demandantes» en el tercer trimestre después de que un juez federal ordenó un proceso de mediación, dijo el presidente ejecutivo de Bayer, Werner Baumann, a periodistas en una conferencia telefónica.

Pero «el número de demandas no tiene relación con si están justificadas», insistió Baumann, reiterando su argumento de que «las principales agencias reguladoras de todo el mundo están convencidas de que los productos basados ​​en glifosato son seguros».

La creciente ola de demandas judiciales de Bayer en los EE. UU. Sigue a su adquisición del fabricante de semillas y pesticidas Monsanto el año pasado por $ 63 mil millones, una de las mayores adquisiciones extranjeras en la historia corporativa alemana.

Los jurados en varios tribunales inferiores otorgaron a los demandantes indemnizaciones por daños masivos por Roundup, aunque luego fueron reducidos por los jueces.

Mientras las apelaciones en los casos ya escuchados están en curso, los casos nuevos se han retrasado hasta el próximo año «para apoyar las conversaciones de mediación», dijo Baumann, y agregó que la compañía está «comprometida constructivamente».

El mediador designado por el tribunal Kenneth Feinberg en agosto negó los informes de que la compañía había ofrecido un acuerdo de $ 8 mil millones para quitarle los casos.

Cualquier acuerdo debe ser «económicamente aceptable» y «debe existir la mayor certeza posible de que la cuestión está legalmente cerrada», dijo Baumann.

«Creo que solo un pequeño número de los demandantes actuales realmente serán pagados» en cualquier acuerdo «, en aquellos casos en los que podría haber, en términos químicos o farmacéuticos, un vínculo de su cáncer con el glifosato», dijo a la AFP Markus Mayer, analista de Baader Bank.

Mayer había estimado en julio que tal pago podría costarle a Bayer entre 15 y 20 mil millones de dólares, «en base a un número aún mayor de posibles demandas», dijo.

Mercados contentos

El salto masivo en el número de demandas pareció dejar a los inversores imperturbables, con las acciones de Bayer ganando un 1,6 por ciento para negociarse a 66,97 euros ($ 74,44) justo después de las 11 a.m.en Frankfurt (1000 GMT), frente a un índice DAX con una caída del 0,3 por ciento.

«Bayer está progresando en todas las áreas importantes» y en camino de alcanzar sus objetivos financieros en 2019, dijo Baumann.

Cabe destacar que en el tercer trimestre, la compañía acordó vender su unidad de medicamentos veterinarios a Elanco Animal Health, con sede en Estados Unidos, mientras que también entregará dos marcas emblemáticas de medicamentos de venta libre: el Dr. Scholl’s y Coppertone, a compradores estadounidenses y alemanes.

Y también dispondrá de su participación del 60 por ciento en Currenta, que opera sus antiguos parques químicos en Alemania.

Entre ellos, las ventas deberían generar 9.300 millones de euros antes de impuestos, repartidos entre este año y el próximo, dijo el jefe de finanzas de Bayer, Wolfgang Nickl.

El efecto inesperado de un acuerdo similar el año pasado, cuando vendió negocios agroquímicos a BASF a cambio de la luz verde de los reguladores para la fusión de Monsanto, significó que las ganancias del tercer trimestre de Bayer este año cayeron un 63,9 por ciento, a poco más de mil millones de euros.

Pero en las ganancias operativas o subyacentes que tienen en cuenta estos efectos únicos, Bayer experimentó un crecimiento del 2,8 por ciento, a 1.200 millones de euros, mientras que los ingresos agregaron un 6.1 por ciento, alcanzando los 9.800 millones.

Las ventas y las ganancias crecieron en dos de las divisiones del grupo, los agroquímicos y los medicamentos de venta libre, mientras que la unidad farmacéutica reportó una caída en las ganancias, y nuevamente culpó a la comparación con un efecto inesperado en el tercer trimestre de 2018, así como a los costosos lanzamientos de productos.

Durante todo el año, Bayer mantuvo su pronóstico, ajustado por las unidades de negocios que venderá, de un crecimiento de las ventas de alrededor del cuatro por ciento, a 43.500 millones de euros, y ganancias por acción de alrededor de 6.35 euros.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *