Actualidad Economía Venezuela

Cañicultores venezolanos advirtieron caída en la producción de azúcar por falta de incentivos


La Federación de Sociedades de Cañicultores de Venezuela señaló que entre 2005 y 2006 se produjo una molienda de 9.100.000 toneladas de azúcar


Por El Nacional


No hay incentivos para producir azúcar a escala nacional, informó Oscar Contreras, primer vicepresidente de la Federación de Sociedades de Cañicultores de Venezuela. Dijo que la producción se encuentra debajo de 20% en el país.

Enfatizó en la necesidad de liberar el precio del producto debido a que el sector azucarero está colapsado, especialmente en el sector primario. Instó además al régimen a sincerarse con las centrales azucareras.

“Venimos de una caída vertiginosa en cuanto a la producción y cultivo de la caña de azúcar”, señaló que esto se debe a las políticas implementadas por el régimen.

“Los que siempre pagamos esas políticas incoherentes somos nosotros como cañicultores y no podemos competir”, manifestó Contreras.

Precisó que en los supermercados el precio del azúcar se encuentra entre 25.000 bolívares y 30.000 bolívares. Mientras que los cañicultores perciben 2.000 bolívares por kilo.

En las declaraciones el primer vicepresidente de Fesoca añadió que entre los años 2005 y 2006 se produjo una molienda de 9.100.000 toneladas. “Casi 80% del consumo a nivel nacional”, indicó.

Actualmente cuentan con un promedio de 3 a 3,5  toneladas de azúcar por hectárea aproximadamente. De acuerdo con Contreras anteriormente tenían una buena producción con 80 toneladas por hectárea en Portuguesa.

“Muy por encima del nivel mundial y hoy en día somos unos de los productores más bajos en el continente”, dijo.

Consideró que una política que incluya una buena fertilización en los terrenos de cultivo y la entrega de insumos a tiempo les permitiría “remontar esta situación que tenemos nosotros a nivel de campo”.

“Como productores tenemos la sapiencia y el paquete tecnológico. Podemos llegar a esos valores, 9.100.000 toneladas”, concluyó.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *