Alimentación Animal Articulistas Biblioteca de artículos científicos Venezuela

Capacitación de productores en la elaboración de mezclas alimenticias para aves


Ing. MSc. Vicente Contreras

(2018) Aproximación Bromatológica de Mezclas Alimenticias para Aves. Capítulo V del libro en proceso de edición Fabricación de Alimentos Balanceados para Aves Usando Recursos Locales. Material de apoyo para productores, en revisión permanente desde el año 2011. vecontreras@gmail.com  www.bioalquimiaca.com  www.bioalquimiaca.blogspot.com


La penetración tecnológica Estadounidense después de la II Guerra Mundial y los avances científicos alcanzados con paradigmas rígidos, muy alejados de la cultura,  saberes y tecnologías ancestrales, locales, con los que se sostenía la producción de carne y huevos provenientes de numerosas especies: gallinas, pavos, patos, Guineas, entre otros, caracterizados por una rica diversidad genética desarrollada durante siglos de mejoramiento; alejó a la generalidad de las personas del uso, costrumbres  y aplicación de las tecnologías y saberes autóctonos dejándolos en el “olvido”.

Por fortuna participé durante mi infancia y todavía coexistimos con aislados sistemas que conservan las formas ancestrales de producción que pareciera que estuvieran repuntando. En algunas regiones e instituciones se conservan líneas aviares y un hermoso mosaico de razas criollas; y de las memorias de ancianos hemos podido  sistematizar la vieja tradición de la crianza de aves con la capacidad hoy día de ajustarse a cualquier escala de producción.

Acercar la herencia cultural a los avances científicos en torno a la elaboración de alimentos implica retomar el paradigma ancestral del uso de la biodiversidad tropical para su elaboración, al que los pequeños y medianos productores están en mejores condiciones de aceptarlo, máximo porque los alimentos representan alrededor del 80% en la estructura de los costos de producción y representa la atadura a las integradradoras que tienen el control de la calidad, la cantidad y la oportunidad de los alimentos que actualmente también lo utilizan como arma política además de poder controlar, con la manipulación, el mercado de los productos finales.

Diferentes estrategias de aprendizaje se han utilizado para hacer efectivo el rescate y uso de los saberes ancestrales unido con los avances científicos y las tecnologías modernas. Aprender haciendo, aprendizaje por proyecto y aprender en colectivo, han demostrado su eficacia. Simplificar la teoría al mínimo necesario, usando el conocimiento significativo construido desde la base interactuando con los participantes capaces de despertar y organizar informaciones que ya conocen o tienen una idea, concebir preguntas cuyas respuestas están en un escalón superior y aportar, fruto de sus experiencias, acciones que simplifican el tiempo y esfurzo o abarantan los procesos, lo cual ha sido un continuo en esta área desde el año 2009.

Sobre esto último, atendiendo las evaluaciones de los cursos hemos hecho un esfuerzo significativo y hemos logrado en forma empírica una síntesis que los productores entienden, manejan y se comunican usando los mismos términos.

A manera de ejemplo describiré los Alimentos Balanceados para Aves (ABA) como la mezcla de los dos componentes con los que los productores formulan su alimento con una calidad determinada: El Núcleo Proteico (NP) y el Núcleo Harinoso (NH).

Esto lo aplican al final de la tercera jornada en la que ya han preparado y adecuado las materias primas disponibles en la localidad; a través de tablas obtienen una idea aproximada de los valores alimenticios de las materias primas que componen ambos núcleos; habrán visualiado en sus proyectos personales y/o colectivos, las maquinarias y equipos requeridos para las escalas concebidas, así como otras informaciones relacionadas con el quehacer agroindustrial enfatizando el potencial de los recursos locales en producción o producibles en el  futuro.

Las proporciones de mezcla de NP + NH para obtener un alimento tratan de aproximar a unos valores que se tomaron como referencia, con respetuosas reservas, los establecidos en la Norma Venezolana COVENIN 1881 – 83. 

Para determinar las proporciones de mezcla definimos el Factor Harina (FH) que relaciona la Proteína Cruda del NP seco con el valor de la Proteína Cruda (PC) referenciado en la norma para cada tipo de alimento, lo cual considera edad, sexo y propósito.

Por ejemplo: si contamos con un Núcleo Proteico con 49,6% de PC, los FH para cada tipo de alimento serían:

Iniciador 20% PC: 49,6  / 20 = 2,5

Crecimiento Pollitas 15% PC 49,6  / 15   = 3,3

Desarrollo Pollitas 12% PC 49,6  / 12   = 4,1

Engorde Pollos 18% PC 49,6  / 18   = 2,8

Post. y Reprod. 15% PC 49,6  / 15   = 3,3

El Factor Harina es un valor por el que se multiplica cada unidad de Núcleo Proteico Seco para obtener la cantidad de Núcleo Harinoso con la que se debe hacer la mezcla y resultar un alimento con la proteína mínima requerida.

La síntesis práctica se expresa en el Cuadro 1 cuando ambos, el NP y el NH están secos y por tanto los resultados son directos. Q ABA = Cantidad de Alimento Balanceado para Aves.

Por ejemplo: 100 unidades del NP (49,6% PC) se deben mezclar con (100 * 2,48) = 248 unidades de NH y se obtienen 348 unidades de ABA con 20% de PC que es un alimento que sirve como iniciador de pollos.

Para pollitas en crecimiento y gallinas ponedoras 100 unidades de NP se mezclan con 331 unidades de NH y se obtienen 431 unidades de ABA con 15% de proteína.

También tenemos la opción de hacer mezclas con ensilado húmedo (NP Húmdo) tal como se describre en el Cuadro 2

El factor harina no cambia y por tanto las cantidades de NH permanecen iguales. El núcleo proteico está afectado por la humedad, en nuestro ejemplo tiene 66% de humedad, el complemento es 34% de MS. Si dividimos las 100 unidades entre el % de MS (100 / 0,34), obtenemos 294, que son las unidades de NP húmedo que proporcionan la materia seca para elaborar los alimentos con la misma calidad. La suma del NP Húmedo más el NH nos da la cantidad de alimento húmedo que corresponde a cada tipo de alimento.

Como habrán podido observar se atribuído al Núcleo Proteico el aporte total de la PC requerida para cada tipo de alimento; esto no es cierto porque las harinas que componen del NH contienen niveles de PC variable, por lo cual asumimos con propiedad  que con los aportes proteicos del NH:

1.- Aportamos el complemento digerible que normalmente afecta a las materias primas y pudiera estar limitado en el NP

2.- Terminamos de satisfacer los requerimientos del animal

3.- Completamos aminoácidos que pudieran estar deficitarios en el NP

Estos sencillos conceptos construidos reiterativamente en la teoría y la práctica durante las actividades de aprendizaje, son reforzados al momento de preparar los alimentos; adicionalmente una guía visual que separa los procedimientos: empírico especialmente orientados a los productores del teórico y muy detallado especialmente dirigido a los técnicos, para llegar en ambos casos a resultados similares.


Vicente E. Contreras R. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *