Agricultura Articulistas Fertilización y Riego México

COMPOSTA Y REGULADORES DE CRECIMIENTO


ING. ROBERTO SIERRA B.


Expondremos en concepto lo que entendemos del primer vocablo en el título de la presente.

Si bien composta (compost-del alemán), se refiere a la convergencia de diversos materiales orgánicos, esto sin embargo, debemos entenderlos en el conocimiento de lo que ellos representan en un proceso de degradación más o menos rápido o quizás mas lento; precisamente esto último se presenta cuando los materiales agregados tienen diferente procedencia de origen y, salvo excepciones muy pocas por cierto, la producción de este material orgánico no llega todavía a la comprensión general de los usuarios, es decir desde el sustrato para macetería hasta los cultivos de alta producción sean legumbres o frutales.

Tiene el productor de vegetales alguna idea de lo que los productos reguladores del crecimiento representan en el desarrollo y salud del cultivo. Sin embargo los productos llamados ligeramente hormonas, tienen diversas funciones en el organismo vegetal; estas, los técnicos las ubicamos en los puntos de crecimiento y en el lenguaje especializado se conocen como auxinas y Citoquininas. Ahora bien, para lograr los objetivos o llegar a ellos en la creación de un organismo vegetal en su calidad óptima, existe una condición indispensable, insoslayable e inapelable: que el organismo en la etapa adecuada tenga un nivel o rango óptimo de nutrición; de lo contrario puede haber o suscitarse un desfasamiento celular manifiesto en el desfasamiento anatómico del vegetal. Y es que algunas hormonas actúan como catalizadores. Con la anterior introducción a manera de sencilla explicación entremos en el tema.

APLICACIONES PRÁCTICAS DE LAS SUSTANCIAS DE CRECIMIENTO

El descubrimiento de que ciertos reguladores sintéticos tienen aplicaciones prácticas fue la causa o motivo de que se produjera gran número de estos compuestos.

Exponemos la siguiente lista referente a los empleos típicos (acorde al ejercicio profesional), en que se usan estas sustancias, entre las que se halla a la cabeza haciendo fila el ácido indolacético (AIA):

Producción de raíces en esquejes, prevención de la caída de las hojas (de plántulas en invernadero), prevención de la caída prematura de los frutos, defoliación, (la aplicación se puede utilizar para el efecto defoliante en cultivo de algodón, papa y otros en donde para alcanzar mayor y mejor maduración se elimina el follaje en el tiempo de madurez), disminución en la producción de frutos, productos selectivos para matar malas yerbas o malezas, a la cabeza de los cuales esta el ácido fenoxiacético, y como producto primario el 2-4D; la presentación comercial de estos fenoxix es el Esterón  y la Hierbamina. Inhibición de hierbas en las plantas de semillero, inhibición de las yemas en la papa, producción de frutos sin fecundación (tomate como ejemplo), regulación de florecimiento en ciertas Bromileáceas como la piña, efectos después de la cosecha: maduración en la manzana, pera y plátano. Prevención de la descomposición de la piña.

NOS EXPLICAMOS EN APARENTES PARADOJAS

Se puede preguntar uno, cómo el fisiólogo puede emplear reguladores del crecimiento para realizar funciones opuestas. Se ha visto que los reguladores sirven para evitar la caída prematura de hojas o frutos y para quitar las hojas y disminuir los frutos cuando convenga. Aquí nos es obligado exponer que desde hace mas de cuatro décadas los desahíjes de los frutos indeseables se hace con la aplicación de estas sustancias, que nuestra mente por sencilla que sea debe considerar la ventaja económica y social, en comparación con los trabajos de selección de frutos que se haces a mano cuando, el fruticultor esta alertado de la calidad de mercado de su producto y, entonces de un racimo de pera o manzano o durazno que tenga frutos irregulares, se eliminan pues los de menor tamaño. Continuemos: la respuesta se basa en el hecho de que en bajas concentraciones un regulador es estimulante y en concentración alta produce inhibición; caso del 2-4D que en cantidades o dosis de partes por millón es un estimulante del crecimiento, mientras que en sobredosis es un herbicida principalmente de post-emergencia y de alguna manera un tanto selectivo en relación a la hoja ancha o angosta. El ácido indolacético en concentración 10-10 molar promueve el crecimiento de las raíces, mientras que en una concentración de 10-8 a 10-6 molar tiene acción decididamente inhibitoria.

Una mínima cantidad de auxina mantiene la planta en estado juvenil o lozano, evitando o demorando la abscisión o caída de las hojas, aquí también debemos considerar la selectividad de un producto para fortalecer o debilitar el pedúnculo, mientras que a mayor concentración produce un efecto dañino a causa de la caída de las hojas. Veamos como otro ejemplo la acción de la auxina en los frutales, en donde y en manzanos las auxinas son sintetizadas sucesivamente, por el endospermo, los cotiledones y el embrión de las semillas. Hay intervalos entre los “picos” de producción en que la auxina no es sintetizada, y en estos intervalos, cierto número de frutos caen de los árboles. Al pulverizar o rociar los frutales durante este tiempo con sustancias reguladoras de crecimiento, disminuye la caída de los frutos. En cambio, si se desea el desahijé  o aclareo de los frutos, se aplica regulador del crecimiento en el período en que las semillas suministran auxina al fruto y el exceso causa la absorción de las hojas o los frutos.

LAS HORMONAS Y LOS TUMORES DE LAS PLANTAS

Estamos exponiendo este interesante pero delicado tema en cuanto al trabajo agronómico; abrimos las puertas a las opiniones y experiencias por que consideramos lo saludable del efecto.

Es oportuno un comentario acerca de los tumores de las plantas  en relación con las hormonas. El cáncer del cuello es uno de los ejemplos más comunes de tumor vegetal. Es una neoplasia no autolimitante que ataca a muchas dicotiledóneas, producida por una sustancia carcinógena elaborada por el Agrobacterium tumafaciens que fue clasificado por Smith y Town, la cual transforma, en corto tiempo, las células normales de las plantas en células de tumor. Iniciada esta transformación celular, la proliferación anormal y autónoma de las células del tumor continúa independientemente de la bacteria. Sabemos que el crecimiento en las plantas y animales  superiores es el resultado del agradamiento de las células o del proceso combinado de agrandamiento y división celular. Estos dos procesos fundamentales de crecimiento en las plantas dependen de dos clases de hormonas: auxinas o cininas. Veamos un ejemplo sencillo: si se aísla un fragmento de médula de tabaco y se le trata con una auxina, la célula crece, pero no se divide. Si se añade un segundo factor como la furfurilaminopurina o una cinina natural, el crecimiento es acompañado de división celular. Cuando la hormona de tipo se encuentra sola en el medio no produce aumento de tamaño ni división en la médula de células parenquemitosas. Las células de la médula del tabaco no producen auxina ni cinina, porque hemos de considerar que si lo hicieran, se produciría pues el agrandamiento y la división celular ya mencionados. Si estas células normales del tabaco son transformadas en células tumorales o vernáculamente “tumorosas”, producen estas dos hormonas en cantidades mayores que las requeridas para la regulación. La activación permanente de sistemas que sintetizan cantidades excesivas de auxina y de cinina es suficiente para explicar la proliferación de las células del tumor.

CININAS O QUININAS

Hemos dicho que una auxina es el regulador natural del crecimiento y funciona principalmente como iniciador del agrandamiento celular. Puesto que el crecimiento comprende también la división celular entonces es lógico suponer que otras hormonas intervienen en el proceso.

A mediados de la década de los 50 del siglo pasado los investigadores Jablonsky y Skoog (esperamos se nos disculpe por no tener en la memoria los primeros nombres de estos científicos) informaron que en ciertos productos naturales, como la malta y extractos de tejido vascular, se hallan factores químicos que estimulan la división de las células de la médula del tabaco en cultivos de tejidos. Por esa época otros dos investigadores de los que ya hemos hablado en colaboraciones pasadas (Stewart y Caplin), aislaron factores de crecimiento en la leche de coco –agua- y hallaron es esta sustancia que estimulaba la proliferación y crecimiento de tumores en los tejidos de zanahoria. Éste aspecto del vegetal se hace muy común verlo en los mercados.

Porque consideramos de importancia económica cualitativa el uso o utilización de hormonas intrínsecamente así conceptuadas y reguladores del crecimiento, exponemos el tema.

El autor es productor asesor-consultor


Roberto Sierra B.  es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com