Europa Información General Negocios

El Gobierno suizo plantea dejar de considerar el café como «esencial para la vida»


Tras décadas obligando a las empresas cafeteras a almacenar sacos de café para «casos de emergencia», Suiza pretende cambiar su ley



Contradiciendo a lo que una parte de la población pueda pensar por las mañanas, el Gobierno suizo ha anunciado este miércoles que pretende abolir su plan de reserva nacional de café para emergencias, vigente durante décadas, tras alegar que los granos de café no son vitales para la supervivencia humana. Según informa Reuters, el movimiento está generando una fuerte oposición.

Hasta el momento, Nestlé, el fabricante Nescafé y otros importadores y distribuidores de café están obligados por ley a almacenar sacos de granos de café. El país también almacena reservas de otras materias primas como azúcar, arroz, aceite y piensos para animales.

Este sistema de reserva para situaciones de emergencia se estableció entre la primera y la segunda guerra mundial, a medida que Suiza se preparaba para posibles cortes de suministro en caso de guerra, desastres naturales o epidemias. 

Según los detalles del plan que se han hecho públicos, la obligación de hacer acopio de café para casos de emergencia expiraría a finales de 2022, dando a las compañías libertad sobre lo que guardan en sus almacenes.

«La Oficina Federal para el Suministro Económico Nacional ha concluido que el café… no es esencial para la vida», ha afirmado el Gobierno. «El café no tiene apenas calorías y por lo tanto, no contribuye desde una perspectiva fisiológica a salvaguardar la nutrición».

La decisión definitiva sobre si desmantelar o no las reservas del café de las emergencias, se espera para finales de noviembre. En la actualidad, las reservas obligatorias de café ascienden en total a cerca de 15.300 toneladas, lo suficiente para cubrir tres meses de la demanda de café en Suiza.

Anualmente, los 8,5 millones de residentes de Suiza consumen alrededor de nueve kilos de café al año por persona, según los datos de la Organización Internacional del Café.

No obstante, no todo el mundo quiere ver como desaparecen las reservas estratégicas de café en Suiza. Reservesuisse, la organización que supervisa las reservas de alimentos en el país alpino ha pedido a la Oficina Federal que reconsidere su posición.

Del total de 15 compañías que almacenan las reservas obligatorias de café, según Reservesuisse, 12 quieren continuar, en parte, porque el actual sistema sirve como apoyo para cubrir la demanda de café. Otros se quejan de que la Oficina Federal no ha tenido en cuenta los beneficios de la bebida para la salud, como los antioxidantes o las vitaminas.

«Los propietarios de las reservas se quejan de que una revisión de la importancia para la supervivencia basada principalmente en las calorías no hace justicia al café», escribió Reservesuisse el pasado 8 de marzo en una carta a la que tuvo acceso Reuters.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *