Actualidad Economía Estados Unidos Información General

El USDA anuncia $19 mil millones en ayuda a agricultores y ganaderos


El Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, anunció la puesta en marcha del Programa de Asistencia Alimentaria contra el Coronavirus (CFAP).


Este nuevo programa del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) tomará varias medidas para ayudar a los agricultores, ganaderos y consumidores en respuesta a la emergencia nacional del COVID-19.

El presidente Trump ordenó al USDA que elabore este programa de ayuda inmediata de $19 mil millones para brindar un apoyo crítico a los agricultores y ganaderos estadounidenses, mantener la integridad de la cadena de suministro de alimentos y garantizar que cada estadounidense continúe recibiendo y teniendo acceso a los alimentos que necesita, según un comunicado de prensa del USDA.

«Durante este tiempo de crisis nacional, el presidente Trump y el USDA están junto a nuestros agricultores, ganaderos y todos los ciudadanos para asegurarse de que se cuiden», dijo el secretario Perdue. “La cadena de suministro de alimentos estadounidense tuvo que adaptarse y sigue siendo segura y fuerte y todos sabemos que eso comienza con los granjeros y ganaderos de Estados Unidos. Este programa no solo brindará ayuda inmediata a nuestros agricultores y ganaderos, sino que también permitirá la compra y distribución de nuestra abundancia agrícola para ayudar a nuestros conciudadanos en necesidad”.

La CFAP utilizará los fondos y las autoridades previstas en la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES), la Ley de Respuesta al Coronavirus de Families First (FFCRA) y otras autoridades existentes del USDA.

El programa incluye dos elementos principales para lograr estos objetivos.

  • Apoyo directo a los agricultores y ganaderos: el programa proporcionará $16 mil millones en apoyo directo sobre la base de las pérdidas reales para los productores agrícolas en los casos en que los precios y las cadenas de suministro del mercado se hayan visto afectados y ayudará a los productores con los gastos adicionales de ajuste y comercialización resultantes de la pérdida de demanda y el exceso de oferta a corto plazo para la campaña comercial de 2020 causada por COVID-19.
  • Compra y distribución del USDA: la agencia se asociará con distribuidores regionales y locales, cuya fuerza laboral se ha visto significativamente afectada por el cierre de muchos restaurantes, hoteles y otras entidades de servicios de alimentos, para comprar $3 mil millones en productos agrícolas frescos, lácteos y carne.
    El USDA comenzará con la adquisición de aproximadamente $ 100 millones por mes en frutas y verduras frescas, $ 100 millones por mes en una variedad de productos lácteos y $ 100 millones por mes en productos cárnicos.
    Los distribuidores y mayoristas proporcionarán una caja pre-probada de productos frescos, lácteos y productos cárnicos a bancos de alimentos, organizaciones comunitarias y religiosas y otras organizaciones sin fines de lucro que atienden a los estadounidenses que lo necesitan.

El USDA utilizará otras fuentes de fondos disponibles para comprar y distribuir alimentos a los necesitados, dijo la agencia.

  • El USDA tiene hasta $873.3 millones adicionales disponibles en fondos de la Sección 32 para comprar una variedad de productos agrícolas para su distribución a los bancos de alimentos. El uso de estos fondos estará determinado por las solicitudes de la industria, el análisis del mercado agrícola del USDA y las necesidades del banco de alimentos.
  • La Ley FFCRA y CARES proporcionó al menos $850 millones para los costos administrativos del banco de alimentos y las compras de alimentos del USDA, de los cuales se designará un mínimo de $600 millones para compras de alimentos. El uso de estos fondos estará determinado por la necesidad del banco de alimentos y la disponibilidad del producto.

Tom Stenzel, presidente y CEO de United Fresh Produce Association, en un comunicado reaccionó al anuncio del USDA diciendo que «el nuevo programa de compra de $100 millones por mes es excelente y será un gran impulso tanto para los productores como para los distribuidores en los próximos días».

Pero el programa de pago no alcanza el nivel necesario para que muchos agricultores sobrevivan, enfatizó Stenzel.

“Debido a que el USDA había recibido solicitudes de la industria alimentaria por más de $40 mil millones, colocaron un pago máximo de $250 mil a cualquier individuo o entidad. Usted y yo sabemos que eso no se acerca en nada al daño real en nuestro sector”, dijo Stenzel. “El límite de $250 mil es el mismo en toda la agricultura: ganadería, lácteos, otros cultivos y frutas y verduras, por lo que no recibimos un trato diferente al de nuestros hermanos. Pero el impacto de ese límite es drásticamente diferente para nuestros cultivos de alto valor. Como ejemplo, las bayas pueden costar más de $10 mil por acre para cultivarlas, en comparación con aproximadamente $650 por acre para cultivar maíz o soja. Y eso no incluye los costos de empaque, comercialización y distribución».

Más detalles sobre la elegibilidad, las tasas y otras implementaciones de estos nuevos programas de financiación para agricultores y ganaderos se darán a conocer en una fecha posterior, dijo el USDA.


Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com