Agricultura Colombia Cultivos y Semillas

Emprendimiento agroecológico cultiva hongos y hortalizas


Desde Science, Plants and Phungi (SPP) –ciencia, plantas y hongos– un agroemprendimiento generado en la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), se cultivan estos productos alimenticios bajo procesos agroecológicos.



“Buscamos compartir el conocimiento detrás de la producción de un alimento; más allá de vender un producto intentamos compartir la experiencia que incluye los aspectos nutricionales y estéticos de estos”, afirma Diana González, ingeniera agrónoma de la UNAL, creadora de esta idea de negocio.

Los hongos y hortalizas –sobre todo los primeros– pueden ser el reemplazo perfecto de proteína en una dieta vegetariana, ya que ofrecen todos los aminoácidos esenciales, además de que se han demostrado sus propiedades medicinales para tratamientos gástricos y algunas otras propiedades nutracéuticas.

Especies de hongos como orellana, eryngii, melena de león o shiitake suelen consumirse o conseguirse en restaurantes gourmet, limitando el conocimiento de hongos a los comensales.

La ingeniera González trabaja con los especímenes de hongos mencionados, y además con hortalizas como lechuga, acelgas, tomate, frijol, arveja y aromáticas; según sus resultados, la preparación más exitosa de SPP ha sido de hongos comestibles, cuando se ofrece una mezcla de variedades.

A diferencia de otros productores, este emprendimiento se caracteriza por llevar a cabo procesos de economía circular, que lo caracterizan en su siembra, incubación, fructificación y cosecha.

El cultivo se realiza en ambiente urbano, en un invernadero que se está implementando y están en la búsqueda de un sector rural para establecer y expandir los cultivos. Este proyecto fue uno de los que logró éxito de divulgación en la Feria de Agroemprendimiento de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL.

Potencialidades de los cultivos urbanos

Los cultivos urbanos están en aumento y en este periodo de cuarentena se ha incrementado su práctica, tanto en los hogares como en las zonas verdes de barrios en las ciudades. Generan beneficios económicos, ambientales y hasta en la salud, pues enriquece las dietas de quienes las practican, particularmente porque tienden a ser cultivos orgánicos, sin químicos adicionales.

“Todo el proceso es agroecológico, trabajamos con hongos que degradan madera o residuos agroindustriales, lo que tiene un impacto ambiental positivo, ya que aprovecha estos desechos y se transforman en alimento”, explica la ingeniera González.

En la producción se utilizan residuos como bagazo de caña, aserrín y viruta; cuando el hongo no sigue produciendo se usan para compostaje o se introducen en el suelo para agregar estructura y humedad, minimizando al máximo el impacto sobre el ambiente.

“Usamos productos agroecológicos, y además hemos hecho intercambios de semillas que permiten crear nuestro propio banco para no tener que comprarlos y ser autosustentables”, agrega.

Raíces del proyecto

La iniciativa de este emprendimiento se remonta a una experiencia ligada a los cursos de extensión de la Facultad de Ciencias Agrarias, específicamente del Taller de producción de setas comestibles.

“Al encontrarme con ese mundo nuevo y encantador me nació la idea de implementar mis conocimientos adquiridos durante la carrera, más los que iba obteniendo en el curso y así hacer un complemento de ambos”, comenta la ingeniera González.

El emprendimiento, en el cual participan cuatro personas, aún se encuentra en desarrollo, con miras a tener un punto físico para ofrecerles a los usuarios la experiencia de conocer todo el proceso que involucra producir los alimentos.

Por la coyuntura, la producción está suspendida debido a las limitaciones de los proveedores y los materiales. Por lo tanto, están a la espera de las reactivaciones para seguir avanzando en el proceso.


Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com