Agricultura Asia

Estudio concluye que los cultivos biofortificados son clave para lograr la seguridad alimentaria


Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad Forman Christian College de Lahore (Pakistán) han realizado un estudio detallado sobre la importancia y la necesidad de la biofortificación de cultivos transgénicos. 



Según los autores, el mundo, especialmente los países en desarrollo, necesita urgentemente la incorporación de tecnología moderna para producir cultivos biofortificados.

Alrededor de 2.000 millones de personas en todo el mundo sufren lo que conocemos como hambre oculta, que es causada por una ingesta insuficiente de micronutrientes esenciales en la dieta diaria. Los autores, Kauser A. Malik y Asma Maqbool, explican que las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria mundial tienen un gran impacto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que se centran en gran medida en erradicar el hambre para 2030.

A día de hoy existen muchos problemas de salud relacionados con las deficiencias de micronutrientes, como zinc, yodo, hierro, vitamina A, B y C en el cuerpo humano, y en los últimos años se está viendo un aumento alarmante de la desnutrición. En el estudio también se analizan los factores que afectan a la disponibilidad de micronutrientes, como el efecto de los factores relacionados con la dieta en los alimentos vegetales que afectan la biodisponibilidad y los factores del suelo y las plantas que afectan la disponibilidad de micronutrientes. 

La biofortificación muestra un gran potencial para mejorar el contenido nutritivo de los principales cultivos y, mediante el uso de tecnología de ADN recombinante, podría aumentarse la biodisponibilidad de varios micronutrientes y vitaminas esenciales para combatir el hambre y la malnutrición, especialmente en los países en desarrollo.

Más información en Frontiers in Sustainable Food Systems.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com