Articulistas Biblioteca de artículos científicos Cultivos y Semillas Venezuela

Gliricidia sepium, Una Bomba Succionadora y fijadora de Nitrógeno Atmosférico


Vicente Contreras

(1.990) Cuantificación de Nitrógeno Fijado por Leguminosas Forrajeras (Tesis Maestía en Ciencias. West Texas State University). Aplicación metodológica en ensayos controlados FONAIAP-Bramón (1.992) Aplicación de respuesta de campo FONAIAP – Finca Romper (1.992) INIA (2.003).  www.bioalquimiaca.com        vecontreras@gmail.com


Muy temprano acertamos en declarar que los valores que caracterizan los resultados registrados del cultivo, deberían referenciar el ecotipo con los que se asocian. Esta declaración se basa en nuestras experiencias y en las enormes diferencias reportadas en la literatura. Aun más, estas enormes diferencias las hemos evidenciado en un solo ecotipo al que se le ha dado un manejo diferente al estado natural.

La dificultad de referir nuestras estimaciones de Nitrógeno atmosférico (N2) fijado simbióticamente por (Gliricidia sepium) radica en las grandes cantidades de nitrógeno resultante y las muy amplias diferencias entre los valores reportados en la literatura las cuales han coaccionado para que tratemos con reserva nuestros resultados en el marco del conocimiento científico.

En algunos informes nos aventuramos a referir que la fijación bruta de N2 en planta, manejado agronómicamente como cultivo, fertilizado con fósforo y potasio, pero sin aplicar nitrógeno, estaba alrededor de los 1.400 kg N2/ha/año, lo que equivale a unos 3.000 kg de urea/ha/año (46%N2).

Las enormes cantidades de N2 fijado la atribuimos a la multiespecificidad de Gliricidia para realizar simbiosis con las bacterias nitrificantes.

De hecho, en plantas inoculadas creciendo sobre sustrato de suelos orgánicos de vega, registramos hasta siete cepas de rhizobium infectando positivamente las raíces, conclusión derivada de la presencia de leghemoglobina, que es componente químico involucrado en la captura del N2. La diferenciación de las cepas se realizó por las formas, color y tamaños.

A manera de ejemplo referiré en comparación con los nuestros, los valores reportados por Roskoski y colaboradores en el año 1982, quienes señalaron para Gliricidia sepium la fijación de 12,94 kg de N2/ha/año.

Nuestras estimaciones en el rendimiento de fijación de N2 se calcularon soportadas con los valores determinados normales en el follaje de Gliricidia sepium ecotipo Barinas, cultivado en San Joaquín de Navay, (1992), y manejado agronómicamente, los cuales indicaron una alta respuesta a la fertilización.

Los valores promedio indicaron que el contenido de proteína cruda varió de 22 a 29%, la grasa cruda de 1,98 a 3,54% y las cenizas, de 7 a 14%.

La mayoría de esos valores coinciden con los reportes históricos registrados en la literatura; estos se presentan en el Cuadro 1.

Los cálculos también se soportan sobre las determinaciones de rendimiento de tallos y follaje comestibles en dos ecotipos evaluados en el campo: una cerca viva del ecotipo Villa del Rosario,  cuyo rendimiento determinado fue de 67 toneladas, 53% comestible por los animales, y se estimó la materia seca en 25%.

Esa porción de materia seca equivale a unas 8,9 t de material comestible. La otra determinación de rendimiento se evaluó en ecotipo Élite cultivado que produjo unas 120 t de material comestible/año, igualmente se consideró un 25% de  materia seca, lo cual determinó una producción neta de materia prima alimenticia de 30 t. El Cuadro 2 muestra la síntesis comparativa de las determinaciones productivas en estado natural y cultivado de ambos ecotipos.

El rendimiento del ecotipo Villa del Rosario, como cerca viva en el año 2003 se aproximó a las determinaciones que hicieron Barreto A. y M. Ferreira en el año 2001.

Es importante señalar que las estimaciones de rendimiento en cercas vivas generalmente refieren al rendimiento/km de cerca. Una hectárea bien cultivada con Gliricidia equivale a unos 10 km de cerca viva.

Podemos concluir que una hectárea´de Gliricidia ecotipo Élite puede fijar entre 1056 y 1392 kg de N2/ha/año, lo cual equivale a 2,3 y 3 toneladas de urea, respectivamente.


Vicente E. Contreras R. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más

  • GENÉTICA CAPRINA (Parte 3)
    CARLOS RON ORTIZ Zootecnista-ConsultorCel 0995568954Email crono1947@yahoo.com CARACTERISTICAS DESEABLES EN LA SELECCIÓN MACHOS 1 – Ser más pesado del rebaño. 2 – Pecho amplio, tórax desarrollado. 3 – Cuerpo de excelentes condiciones. 4 – Extremidades posteriores fuertes. HEMBRAS 1 – Cuerpo…
  • Una red tilapia para Venezuela
    Germán Robaina G. robainag@gmail.com Durante los comienzos de los años 90, ante la inquietud que tuviera el Dr. Manuel Martínez Espinoza, como Director de FAO, sobre letargo que tenía (y sigue teniendo) la piscicultura venezolana a pesar de su evidente…
  • Contradicciones con la biotecnología en Venezuela
    Pedro Raúl Solórzano Peraza La moderna biotecnología ha dado inmensos aportes a la agricultura mundial, con el desarrollo de organismos genéticamente modificados (OGM) en importantes especies vegetales cultivadas. Se han obtenido cultivares con características particulares superiores a los cultivares tradicionales,…
  • El sistema Ayllu, productividad sostenible
    Ing. Olmedo Quintero M. El sistema Ayllu, es un sistema ganadero desarrollado a partir de numerosas investigaciones y ensayos para lograr una meta y es la productividad sostenible, su magia es que une la ecología y la actividad ganadera sin…
  • Impacto del uso de plaguicidas sobre los niveles de colinesterasa total en sangre en productores agrícolas
    Nombre de la investigación: «Impacto del uso de plaguicidas sobre los niveles de colinesterasa total en sangre en productores agrícolas del asentamiento campesino Santa Teresa, Municipio Miranda del estado Falcón, Venezuela» (publicación completa al final) Frank R. Zamora*1, Duilio Torres2,…
  • Soya, rotación de cultivos y fertilización
    Pedro Raúl Solórzano Peraza En este año, 2019, la fiebre de la soya ha invadido las regiones agrícolas de Venezuela. Testigos de ello son los Llanos Occidentales de Portuguesa, los Llanos Centrales Guariqueños y las Llanuras Orientales en Anzoátegui y…

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com