Agricultura Cereales Estados Unidos

Investigación internacional arroja luz sobre el primer uso del maíz en Mesoamérica


Un equipo internacional de investigadores dirigido por la Universidad de Nuevo México (UNM) y la Universidad de California (Estados Unidos) ha arrojado luz sobre el primer uso del maíz en Mesoamérica.



Ésta es la región cultural del continente americano que comprende la mitad meridional de México, los territorios de Guatemala, El Salvador, Belice, así como el occidente de Honduras, Nicaragua y Costa Rica. La investigación, publicada en Science Advances, revela nueva información sobre cuándo el maíz se convirtió en una parte clave de la dieta de las personas.

Hasta hace poco, se sabía poco sobre cuándo los humanos que vivían en los trópicos de América Central comenzaron a comer maíz. El valioso descubrimiento de esqueletos humanos antiguos notablemente bien conservados en refugios rocosos centroamericanos reveló cuándo el maíz se convirtió en una parte clave de la dieta de las personas en las Américas.

El profesor de antropología de la UNM, Keith Prufer, dijo que gran parte de la popularidad del maíz en la actualidad tiene que ver con su alto valor de carbohidratos y proteínas en la alimentación animal y el contenido de azúcar, lo que lo convierte en el ingrediente preferido de muchos alimentos procesados, incluidas las bebidas azucaradas. Sin embargo, el primer uso de maíz puede haber sido en forma de licor.

El equipo de Prufer planteó la hipótesis de que el jugo de tallo de maíz ha sido el uso original de las primeras plantas domesticadas de maíz. En ese momento, las mazorcas y las semillas eran demasiado pequeñas para ser de importancia dietética. Para determinar la presencia de maíz en la dieta de los individuos antiguos, el equipo de Prufer midió los isótopos de carbono en los huesos y dientes de 52 esqueletos.

El estudio incluyó los restos de hombres y mujeres adultos y niños que proporcionaron una muestra holística de la población. Los restos más antiguos datan de hace entre 9.600 y 8.600 años y continúan hasta hace aproximadamente 1.000 años. El análisis muestra que los restos más antiguos fueron personas que comieron plantas silvestres, palmeras, frutas y nueces que se encuentran en bosques tropicales y sabanas, junto con carne de animales terrestres de caza.

Hace unos 4.700 años, las dietas se habían vuelto más diversas, mostrando el primer consumo de maíz por parte de algunas personas. La firma isotópica de dos bebés lactantes jóvenes muestra que sus madres estaban consumiendo cantidades sustanciales de maíz. Los resultados también revelaron un aumento en el consumo de maíz durante el próximo milenio a medida que la población pasó a la agricultura sedentaria.

Más información en el artículo de la UNM.


Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com