Ganadería Instituciones Uruguay

La ganadería de América Latina y el Caribe debe ser más innovadora, sostenible, baja en emisiones y competitiva


Principales actores del sector ganadero regional participaron en la XV reunión de la Comisión de Desarrollo Ganadero para América Latina y el Caribe, CODEGALAC.


23 de agosto de 2021, Montevideo, Uruguay – La necesidad de avanzar de forma sustantiva hacia una producción más resiliente, sostenible, inclusiva y competitiva, con la experiencia uruguaya como ejemplo, fue una de las principales conclusiones del XV encuentro de la Comisión de Desarrollo Ganadero para América Latina y el Caribe (CODEGALAC). 

Según estimaciones de la FAO, la demanda mundial de carne aumentará 14% en la próxima década. “El aumento de la demanda es positivo para 14 millones de hogares de pequeños agricultores familiares en la región, para quienes la ganadería es una parte muy importante de sus estrategias de vida”, dijo el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué. 

Actualmente, América Latina y el Caribe aporta el 44% de las exportaciones globales de carne de res y el 42% de pollo, cumpliendo un rol fundamental en la seguridad alimentaria y nutricional del planeta.  

La ganadería del futuro: innovadora y baja en emisiones 

El sector ganadero de América Latina y el Caribe aporta 1,3 giga toneladas de carbono equivalentes, lo que supone entre el 2% y 3% de las emisiones mundiales. 

Durante la CODEGALAC, los países coincidieron en la necesidad de avanzar hacia la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la ganadería regional, a través de innovaciones tecnológicas en genética, prácticas de nutrición animal, y técnicas de manejo de praderas, que permiten mejorar la capturade carbono. 

La CODEGALAC también abordó la necesidad de desacoplar la producción y los mercados de carne (especialmente de res) de la deforestación. Aunque no toda la deforestación regional se debe a la ganadería, su contribución al deterioro de los bosques –especialmente de los bosques tropicales– es importante. 

Eliminar la deforestación debido a la ganadería sería un aporte enorme a los objetivos de carbono-neutralidad y de conservación de la biodiversidad: según la CODEGALAC, las leyes y regulaciones – apoyadas por tecnologías digitales de trazabilidad y por informaciones satelitales– son herramientas disponibles para avanzar en esta materia.  

Los países miembros de la CODEGALAC también recalcaron la necesidad de recolectar datos e información relevante sobre el sector pecuario a nivel local, nacional y regional, para contar con evidencia objetiva que permita avanzar hacia una ganadería más innovadora, sostenible y baja en emisiones. 

«Los sistemas de trazabilidad de Uruguay -que pueden ser emulados, copiados o aplicados en los distintos territorios- generan una fortaleza muy importante para la generación de información para definir las políticas sectoriales», dijo el Ministro de Ganadería de Agricultura y Pesca de Uruguay, Fernando Mattos, en ejercicio de la presidencia de la comisión.  

La CODEGALAC también resaltó la importancia de visibilizar los beneficios de la producción pecuaria –como la generación de ingresos y empleos– y de hacer una comunicación efectiva sobre los múltiples impactos positivos, en términos sociales, ambientales y económicos, que pueden generar las innovaciones, tecnologías y prácticas de ganadería sustentable, algo necesario para que sean adoptadas por los productores y valoradas por los consumidores.  

Proyectos referentes 

Durante la CODEGALC se destacó el trabajo del proyecto Ganadería y Clima en Uruguay, el cual, con asistencia de la FAO, ha logrado triplicar los ingresos netos en un año de los productores, reduciendo la carga y con nuevos manejos en la gestión de la energía y del pasto. 

Otro ejemplo de ganadería sostenible analizado en la reunión fueron las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas para Ganadería de Costa Rica (NAMA por sus siglas en inglés), las cuales permite la intensificación sostenible de la producción. 

Con un mejor aprovechamiento de pastos y forrajes, la implementación de las NAMA está reduciendo las emisiones de GEI en cerca de mil fincas. Para finales de 2022 espera estar operativo 1.777 fincas y para el año 2034 busca cubrir el 70% de las fincas de todo Costa Rica. 

Las sesiones de trabajo fueron inauguradas con la intervención del ministro de Ganadería Agricultura y Pesca de Uruguay, Fernando Mattos, y del Subdirector General y Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué.  

Participaron los delegados oficiales de los países de la región, representantes de organizaciones internacionales, observadores y expertos ligados al mundo ganadero y a la producción sostenible. 

Creada en 1986 para abordar los temas de vanguardia del sector ganadero, la CODEGALAC reúne a expertos, representantes de gobierno y del sector privado, y es uno de los órganos de gobernanza de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

“La CODEGALAC se reafirma como instancia regional para coordinar acciones y estrategias y se promueve como espacio para una mayor articulación entre las organizaciones internacionales que apoyan el desarrollo ganadero», concluyó el ministro de Uruguay.  



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com