Cultivos España Semillas

La producción de almendra se mantiene estable a largo plazo, a pesar del riego deficitario

La producción de almendra se mantiene estable a largo plazo, a pesar del riego deficitario
Estudio de caso en el que se realizó la investigación. Crédito: Universidad de Córdoba

España cuenta con la mayor superficie cultivada de almendros del mundo, con más de 700.000 ha (MAPA, 2018), pero ocupa el tercer lugar en términos de producción.


por la Universidad de Córdoba


¿Cómo puede ser esto? En realidad, es fácil de explicar: la mayor parte de la superficie cultivada de almendros del país está compuesta por huertos tradicionales de secano y está ubicada en áreas marginales con baja densidad de árboles por hectárea.

Sin embargo, durante la última década, el aumento de los precios de la nuez ha dado lugar a plantaciones intensivas de almendro que se caracterizan por una alta densidad de árboles por hectárea y el empleo de fertilización y riego , produciendo interminables filas de blanco cuando los árboles están en flor. Conocer cómo será el futuro de estas plantaciones en un país donde la disponibilidad de agua para riego es limitada es una de las principales tareas que aborda la investigación agronómica.

El reciente establecimiento de este tipo de plantaciones dificulta la realización de estudios a largo plazo sobre las mismas. La creación de estas nuevas plantaciones requiere importantes inversiones que no se recuperan durante varios años, por lo que estudiar la sostenibilidad productiva del cultivo a lo largo de la vida de la plantación es de suma importancia. Una de las preguntas que debe responderse en este contexto es si la práctica generalizada del déficit El riego (es decir, el riego por debajo de las necesidades del cultivo) puede provocar una caída de la productividad a largo plazo. Para dar respuesta a esta pregunta, un equipo formado por el investigador Álvaro López Bernal y el profesor Elías Fereres, de la Unidad de Excelencia María de Maeztu — Departamento de Agronomía de la UCO (DAUCO), junto con investigadores de IFAPA y el Instituto de Sostenibilidad del CSIC Agricultura (IAS — CSIC), han analizado la respuesta de la producción de almendro bajo diferentes estrategias de riego deficitario entre 2014 y 2019.

Para analizar la respuesta al riego, se construyeron funciones de producción de cultivos que representan cómo varía el rendimiento de la almendra en respuesta a la cantidad de agua utilizada estacionalmente en forma de riego aplicado, evapotranspiración de la parcela (evaporación de la parcela más transpiración de las hojas de la planta) y transpiración de los árboles. Las funciones de producción de este ensayo se obtuvieron a partir de cuatro tratamientos de riego: un tratamiento control, en el que el riego total no limita la evapotranspiración del cultivo; dos tratamientos de déficit moderado, aplicando el 65% del riego de control; y un tratamiento de riego deficitario severo, al 35%.

Comparando los datos obtenidos para el trienio inicial (2014-2016) y final (2017-2019), se demostró que las funciones de producción eran prácticamente idénticas. Este resultado sugiere que, en función de las condiciones y duración del ensayo, «los tratamientos de riego deficitario implementados permiten mantener una producción sostenida en el tiempo, sin una caída gradual de la producción», dice López Bernal. Por lo tanto, los árboles con riego deficitario en este estudio no mostraron signos de agotamiento de las reservas o una reducción en la capacidad de renovación de los racimos mixtos y racimos de mayo que producen flores y frutos.

Aunque la diferencia en la producción entre el tratamiento con riego completo y el riego deficitario más severo fue significativa (2.660 vs.1.430 kg de almendras por año), el estudio sugiere que la capacidad productiva de los árboles se mantuvo estable durante los seis años del experimento incluso para los sometidos a riego deficitario severo. Es importante tener en cuenta que el suministro de agua del agricultor en España es más parecido al de los tratamientos de riego deficitario que a cualquiera de los demás, de ahí la importancia de conocer qué ocurre con la producción en estas condiciones de agua. Cabe señalar que este estudio arroja luz sobre los efectos de esta práctica en un período más largo que los analizados hasta la fecha.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com