Actualidad Articulistas Piscicultura Venezuela

LA TILAPIA ES EL PEZ CON MAYOR POTENCIAL PARA GENERAR LAS 500.000 tm/año DE PROTEÍNA PESQUERA QUE REQUERIRÁ Venezuela PARA EL AÑO 2030


Cálculos de diferentes autores, estiman que para el año 2030, Venezuela, por su incremento poblacional natural, y la merma en los niveles de capturas pesquera, requerirá fácilmente de 500.000 toneladas de biomasa de productos pesqueros, para cubrir los requerimientos de consumo per cápita citados por FAO para la región.


GERMAN ROBAINA G.

robainag@gmail.com

Diferentes documentos, estimaciones y estudios se han realizado, y todos ellos recomiendan el desarrollo de actividades de piscicultura comercial intensiva, como la principal estrategia para el logro de esa biomasa pesquera.

Entre muchas otras especies cultivadas en el país a diferentes niveles e intensidades, la tilapia representa la especie con mayor potencial productivo que posee el país.

La conformación de una red de Centros Piscícolas Regionalesadscritos a las Corporaciones Regionales de Desarrollo, que cuenten con una red de Granjas Piscícolas Asociadas productoras de tilapia se propone como estrategia para la integración y supervisión del proceso productivo, el fomento de la actividad a escala comercial, y el logro de la producción requerida.

ESPECTATIVAS

Se estima que para el año 2030, Venezuela requerirá no menos de 500.000 Tm de biomasa pesquera, destacando la piscicultura como la única vía, rápida, segura y fácil de alcanzar esta producción.

Sin embargo, el rendimiento potencial de cualquier cultivo piscícola, es como un barril con duelas de longitudes desiguales. La productividad del cultivo estará limitado por la longitud de la duela más corta.

Así que, garantizar disponer y cubrir cada uno de los factores requeridos para el logro de la producción proyectada, es la principal estrategia para garantizar el éxito esperado.

Aunque consideramos a la tilapia (roja o negra) como la principal especie con potencial para cubrir los requerimientos de proteína pesquera que demandará el país para el año 2030, su cultivo se ha encontrado tradicionalmente obstaculizado y atacado por el sector ultra conservacionista nacional, aunque muchos de sus detractores la cultivan desde hace más de 30 años.

El denominado riesgo-beneficio debe ser tomado en cuenta, y tras más de 50 años de intentos de desarrollar sin éxito la piscicultura comercial en el país sólo con especies autóctonas, creemos que ha llegado la hora de sincerar la situación, y reevaluar alternativas.

“El fomento integral y controlado del cultivo comercial de la tilapia”

Bajo la figura de Regiones Acuícolas propuesta es nuestros lineamientos para la formulación de un Plan Nacional de Acuicultura, nuestro país tiene la capacidad de logar la producción de la biomasa pesquera requerida,a partir de una Red de Granjas Piscícolas Asociadas a una red de Centros Piscícolas Regionales.

Los Centros Piscícolas Regionales, coordinados desde cada una de las Corporaciones de Desarrollo Regional que posee el país, en convenio con Min pesca, deberán funcionar como unidades proveedores de insumos (alevines, alimento, acopio, sanidad y procesamiento, principalmente) en una adecuada y funcional integración vertical, y sus dimensiones y número de granjas a atender, dependerá básicamente de la disponibilidad de agua de cada región.

Además, cada uno de estos centros, se dimensionará según la potencialidad de la región a la que presta servicio, y brindará al sector piscicola regional, soporte técnico y servicios para las diferentes actividades requeridas para facilitar la consolidación de la actividad  en su región, desde el análisis y evaluación de la parcela o unidad agropecuaria interesada en el desarrollo piscícola, hasta la procura del financiamiento, procesamiento y almacenamiento industrial de la biomasa generada en cada región previo a su distribución.

Diseño GENERAL DE LAS GRANJAS ASOCIADAS

Los protocolos de manejo para el cultivo comercial de esta especie (Know How), uso de aguas, tratamiento y reutilización de aguas residuales de los cultivos, manejo de lodos, normas sanitarias preventivas y correctivas, etc. etc. se encuentran total y absolutamente diseñadas y adaptadas para nuestro país.

Sin embargo, como primera condición sine qua non, destaca la obligatoriedad de que cada Centro y cada Granja cuenten con un Biólogo Residente, responsable del cabal cumplimiento de toda la normativa legal que rige el cultivo de la especie en el país.

En términos generales, las granjas deben contar con seis (6) componentes o unidades básicas, algunas de ellas con sub unidades:

  1. Fuente de captación de agua.
  2. Laguna de almacenamiento.
  3. Instalaciones de precría.
  4. Instalaciones de cultivo.
  5. Distribución de agua, filtrado, sedimentación y manejo de lodos.
  6. Instalaciones de apoyo.

Una parcela de 5 Ha útiles, cuenta con suficiente terreno para la construcción holgada de todos y cada una de las instalaciones requeridas, vías de penetración, patios, etc., y hasta para una potencial ampliación si se llegara a tales requerimientos.

Más que un proyecto biológico, la producción piscícola intensiva se transforma poco a poco en un proyecto mixto de manejo biológico e hidraúlico, y de su adecuado manejo depende en gran medida su éxito.

La disponibilidad cuantitativa y cualitativamente adecuada de agua fresca, la disponibilidad estable de energía eléctrica, y vías de comunicación transitables a lo largo de todo el año, son las principales limitantes.

Cada granja, en su etapa final, dispondrá, preferentemente, de 24 recipientes de cultivo, según la disponibilidad de recursos hidráulicos y económicos.

Este número de recipientes, es factor básico, y de él dependerá poder mantener una frecuencia de siembra, ciclo de cultivo y cosechas a realizar, así como la producción final que se espera obtener, maximizando la producción, distribuyendo a lo largo del año, minimizando y simplificando el trabajo requerido, sin invertir tiempo, esfuerzos y recursos en la producción de alevines.

El sistema propuesto, funcionará sobre la base de un sistema básico de recirculación parcial de agua (RAS), dotada de una unidad de tratamiento (sedimentación y/o filtrado biológico) de las aguas provenientes de las instalaciones de cultivo previo a su renovación hacia el sistema, o a su devolución final al medio ambiente.

Cada uno de estos módulos, se sembraran mensualmente, lo que trae como consecuencia:

  • Siembra de cuatro (4) recipientes de pre-cría mensuales.
  • Siembra de cuatro (4) recipientes de levante-engorde mensuales.
  • Cosecha de un recipiente semanal a lo largo de todo el año.
  • Entrega semanal de biomasa a la planta de procesamiento.
  • Optimización de los procesos de alimentación y control.
  • Distribución de los gastos operativos a lo largo del año.
  • Obtención de ingresos semanales.
  • Minimizar los puntos críticos del cultivo.

Además de las instalaciones ya mencionadas, otro conjunto de instalaciones son indispensables en el desarrollo de la actividad, entre ellas  destacan:

  • Soporte de vida
  • Almacenamiento de alimento.
  • Oficinas Administrativas.
  • Residencia.
  • Taller.
  • Facilidades básicas de laboratorio.
  • Instalaciones de alojamiento y servicios sanitarios para el personal.

Cada una de ellas deberá ser conceptualizada, diseñada y construida sobre las dimensiones finales del proyecto seleccionado y las facilidades que posea la finca.

Cálculos básicos realizados en base a las experiencias de cultivo realizadas en el país con la metodología propuesta, permiten proyectar una producción potencial por esta vía, de hasta 250.000 toneladas métricas de biomasa de tilapia roja al año. Sin embargo, disponiendo de adecuada calidad y cantidad de agua, y trabajando con tilapia negra, o duplicando la densidad de siembra, se podría duplicar esta biomasa.

Además del personal capacitado que ya existe en el país, esto requiere, a grandes rasgos, de una adecuada planificación e integración vertical de las diferentes etapas y estructura productiva, recia voluntad política, una planta ABA para producir el alimento requerido (calidad y dimensiones según fase de crecimiento de los ejemplares), un hatchery para producción certificada de alevines, y una planta para el procesamiento y almacenamiento de la biomasa producida, todo ello dimensionado según la potencialidad de la región y el número de granjas a atender.

Detalles de todo este entramado productivo, se encuentra a disposición del alto gobierno.


Germán Robaina G. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *