Cultivos industriales Economía y Alimentación Global Estados Unidos Temas

Las consecuencias socioeconómicas de COVID-19 amenazan la industria mundial del café

Las consecuencias socioeconómicas de COVID-19 amenazan la industria mundial del café
Los efectos socioeconómicos de COVID-19 probablemente causarán otra grave crisis de producción en la industria del café, según un estudio dirigido por la Universidad de Rutgers. Crédito: Zack Guido

Los efectos socioeconómicos de COVID-19 probablemente causarán otra grave crisis de producción en la industria del café, según un estudio dirigido por la Universidad de Rutgers.


por la Universidad de Rutgers


El estudio, que aparece en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences , incluyó a investigadores de la Universidad de Arizona, la Universidad de Hawai en Hilo, CIRAD, la Universidad de Santa Clara, la Universidad de Purdue en West Lafayette y la Universidad de Exeter.

«Cualquier impacto importante en la industria mundial del café tendrá serias implicaciones para millones de personas en todo el mundo, incluido el mercado minorista de café aquí en los Estados Unidos», dijo el autor principal Kevon Rhiney, profesor asistente en el Departamento de Geografía de Rutgers- Nuevo Brunswick.

El café es uno de los productos básicos agrícolas más comercializados en el mundo, que sustenta los medios de vida de alrededor de 100 millones de personas en todo el mundo, especialmente en los países de bajos ingresos. Pero la industria ha luchado durante mucho tiempo con muchas tensiones, incluidas las reformas institucionales, la volatilidad de los precios del mercado, el clima extremo y las enfermedades y plagas de las plantas . Y durante el año pasado, COVID-19 se ha convertido en una nueva amenaza para la industria del café al actuar como un posible desencadenante de nuevas epidemias de roya del café, la enfermedad de la planta del café más grave del mundo.

Las consecuencias socioeconómicas de COVID-19 amenazan la industria mundial del café
El café es uno de los productos agrícolas más comercializados en el mundo, que sustenta los medios de vida de alrededor de 100 millones de personas en todo el mundo, especialmente en los países de bajos ingresos. Crédito: Zack Guido

Los investigadores se basaron en estudios recientes sobre la enfermedad fúngica, que ha afectado gravemente a varios países de América Latina y el Caribe durante la última década. Observaron cómo los brotes pasados ​​se han relacionado con malas cosechas e inversión en cafetales, y cómo los impactos de COVID-19 en la mano de obra, el desempleo, los pedidos para quedarse en casa y las políticas fronterizas internacionales podrían afectar las inversiones en plantas de café y, a su vez, crear condiciones. favorable para futuros choques.

Los investigadores concluyeron que es probable que las perturbaciones socioeconómicas de COVID-19 lleven a la industria del café a otra grave crisis de producción.

«Nuestro artículo muestra que los brotes de roya del café son fenómenos socioeconómicos complejos y que el manejo de la enfermedad también implica una combinación de soluciones científicas y sociales», dijo Rhiney. «No existe una ‘fórmula mágica’ que simplemente haga desaparecer este problema. Abordar la roya del café implica más que simplemente controlar los brotes; también implica salvaguardar los medios de vida de los agricultores para desarrollar la resiliencia ante futuras crisis».

Las consecuencias socioeconómicas de COVID-19 amenazan la industria mundial del café
El equipo de investigación dirigido por Rutgers se basó en estudios recientes sobre la enfermedad fúngica, que ha afectado gravemente a varios países de América Latina y el Caribe durante la última década. Crédito: Zach Guido

Los investigadores dijeron que los desafíos de la roya del café reflejan una tendencia en los colapsos provocados por enfermedades en los últimos años en los principales mercados mundiales de productos básicos como el banano y el cacao, donde el cultivo a gran escala de cultivos únicos y la homogeneización de los rasgos de las plantas facilitan la aparición de enfermedades. emerger y difundir.

Concluyen que la pandemia de COVID-19 destaca la interconexión del sistema cafetero mundial como una vulnerabilidad y una fuente de fortaleza.

«La propagación del COVID-19 y la roya del café revelan las debilidades sistémicas y las desigualdades de nuestros sistemas sociales y económicos», dijo Rhiney. Según el equipo, «por lo tanto, solo podemos tener un sistema cafetero saludable si fomentamos el bienestar de los más vulnerables. Es fundamental reconocer las funciones clave de la mano de obra y los ecosistemas que funcionan de manera saludable en la producción y el mantenimiento de las ganancias. Esto significa desafiar el statu quo y las cadenas de valor actuales del café para reconocer mejor el valor producido por los pequeños productores y, al mismo tiempo, elevar partes esenciales pero poco reconocidas del proceso de producción, como la salud humana, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad «.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com