Las lluvias erráticas en el principal país exportador de arroz del mundo amenazan los precios mundiales


Las escasas precipitaciones en las principales regiones productoras de arroz de la India también han provocado temores de restricciones a la exportación de arroz, después del trigo y el azúcar.


Buscando controlar los precios internos, India prohibió en mayo las exportaciones de trigo y azúcar en medio de un verano abrasador y una escasez mundial de suministros.

Siendo el mayor exportador mundial de arroz, India representa el 40% del comercio internacional de este producto. Envió un récord de 21,5 millones de toneladas al exterior en 2021. Más de 100 países, incluidos los del oeste de Asia junto con Nepal y Bangladesh, importan arroz indio. China también ingresó a la lista recientemente y casi de inmediato se convirtió en su mayor importador.

En 2021-22, se consumieron alrededor de 510,28 millones de toneladas de arroz en todo el mundo. Una producción más baja en la India podría, por lo tanto, causar una crisis global e incendiar su precio.

Si bien los precios del trigo y el maíz aumentaron después de la guerra de Ucrania, la amplia producción y las existencias han amortiguado el arroz hasta ahora. El avance errático del monzón en la India este año puede amenazar esa estabilidad.

Dependencia del monzón indio

En promedio, India produce 112,44 millones de toneladas de arroz cada año. Sus regiones de cultivo de arroz más importantes son Bengala Occidental, Uttar Pradesh, Bihar, Jharkhand, Telangana, Chhattisgarh y Odisha, que representan más del 85% de su producción anual.

El arroz es un cultivo que requiere mucha agua y, como la India en general, depende en gran medida del monzón anual.

La precipitación total en India este monzón ha sido alrededor del 17% del promedio a largo plazo hasta ahora, y se considera buena estadísticamente. Esto es incluso un 9% más que el año pasado para el mismo período.

Sin embargo, las precipitaciones no han sido uniformes en todo el país. Algunos estados han recibido poca o ninguna lluvia. Por ejemplo, de los 85 distritos secos, 42 se encuentran solo en Uttar Pradesh.

En estados como Uttar Pradesh y Bengala Occidental, por lo tanto, la producción de arroz caerá. Lo que es peor, el Departamento Meteorológico de la India también ha pronosticado lluvias por debajo de lo normal en muchas partes de la India para agosto y septiembre.

«Rara vez se siembra después de mediados de julio, por lo que es poco probable que se recupere», dijo a Bloomberg Himanshu, profesor de la Universidad Jawaharlal Nehru.

En total, se estima que la superficie total de plantaciones de arroz ha caído un 13% en lo que va del año en el país debido a las escasas lluvias.

Una caída en la producción de cultivos, dijo Himanshu, es un riesgo para la inflación.

La lucha de la India contra la inflación de los alimentos

Los precios de los alimentos se han mantenido altos en la India este año, con una lectura de junio del 7,75%.

Se espera que la cifra supere el 9% en la segunda mitad de 2022 debido a los mayores costos del forraje y un aumento en los precios mínimos de apoyo del gobierno para los agricultores, según un informe de Nomura.

Los precios de algunas variedades de arroz han aumentado más del 10% en las últimas dos semanas en Bengala Occidental, Odisha y Chhattisgarh debido a la escasez de lluvias y al aumento de la demanda de Bangladesh.

Se espera que los precios de exportación aumenten a $ 400 por tonelada en septiembre, desde $ 365 ahora, según Mukesh Jain, director de Sponge Enterprises, una empresa de transporte de arroz con sede en Raipur.

Fuente: Quartz



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com