Animales y aves España Temas

Las medidas de gestión mejoran la conservación de las aves esteparias de la plana de Lleida

Los barbechos gestionados se señalizan como medida para minimizar la frecuentación de visitantes. Foto: Josep M. Torres Payerol

El seguimiento científico de las poblaciones confirma que las actuaciones de gestión que se han impulsado están dando los resultados esperados 


Barcelona, 21 de julio de 2021. En los últimos cuarenta años, la intensificación agrícola y el desarrollo urbanístico y agropecuario en la plana de Lleida han reducido la extensión y la calidad del hábitat disponible para las aves esteparias de esta región, que aún alberga la mayor parte de especies de este tipo de aves en España. El reciente Informe sobre l’estat de la natura a Catalunya ha puesto de manifiesto que este grupo de aves se encuentra entre los más amenazados en el territorio, con un descenso global del 27 % en sus poblaciones entre 2002 y 2019. 

Sin embargo, en los últimos años, la Generalitat de Cataluña ha iniciado diferentes actuaciones de conservación encaminadas a revertir esta situación, que han supuesto una importante inversión económica. Estas actuaciones han incluido, entre otras medidas, la declaración de ocho zonas de especial protección para las aves (ZEPA), el arrendamiento o adquisición y gestión de terrenos esteparios y de barbecho, la habilitación de lugares de nidificación, la puesta en marcha de programas de cría para reforzar algunas poblaciones, o la señalización de líneas eléctricas para reducir el riesgo de colisión. 

La creación y gestión de barbechos con finalidad ambiental se ha revelado como un elemento clave para potenciar las poblaciones de aves esteparias en las zonas de especial protección para las aves de la plana de Lleida. Foto: Santi Mañosa (UB-IRBio)

Optimismo para las aves esteparias de la plana de Lleida 

«Los resultados de estas actuaciones dejan un margen para el optimismo», explica Santi Mañosa, profesor de la Facultad de Biología y miembro del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio). «Aunque la situación actual de muchas especies está lejos de ser óptima y las acciones de conservación necesitan mejoras, el escenario actual es mejor de lo que hubiera sido en ausencia de medidas de gestión. Las poblaciones de algunas especies de pájaros ya están respondiendo positivamente al conjunto de medidas que se han llevado a cabo», añade. Destaca el caso de la población de sisón (Tetrax tetrax), que experimentó un descenso del 50 % entre 2002 y 2014 y que hoy en día está estabilizada gracias a las medidas de gestión —en concreto, dejar y gestionar barbechos— aplicadas desde 2014. En otros lugares de España en los que no se han aplicado este tipo de medidas continúa la regresión de las poblaciones de estas aves. 

Otro caso de éxito es el de la ganga (Pterocles alchata), un ave de la que hay poco más de un centenar de ejemplares en Cataluña, con una distribución restringida a las ZEPA de Mas de Melons-Alfés y del Segrià y Utxesa. Su población reproductora ha experimentado un aumento en torno al 9 % anual entre 2010 y 2019, sobre todo a partir de 2016, momento en que se incrementó notablemente el número de hectáreas de barbecho gestionadas en esas zonas. En los últimos cuatro años, la mayor parte de las evidencias de reproducción de la especie se han producido en fincas gestionadas con fines ambientales. 

El conjunto de acciones que se han llevado a cabo se expone en una publicación conjunta a cargo de investigadores de la Universidad de Barcelona,​​el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC) —adscrito al Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Cataluña— y la Institución para el Estudio, Gestión y Recuperación de los Ecosistemas Leridanos (EGRELL). El estudio se publicó en The Changing Status of Arable Habitats in Europe, un volumen científico internacional que recoge ejemplos destacados sobre la conservación de la biodiversidad de zonas agrícolas. 

Imagen de un barbecho ambiental en primavera. Se aprecia la variedad de especies de flora que pueden acoger estos hábitats. Foto: Joan Estrada Bonell

Mejorar la gestión de los barbechos para proteger las aves esteparias 

En este contexto de mejora, un artículo publicado ahora en la revista Journal of Applied Ecology analiza también la respuesta de las aves esteparias a la gestión de más de 3.400 hectáreas de barbecho arrendadas en el marco de las medidas compensatorias de la Declaración de impacto ambiental del Segarra-Garrigues frente a otros mecanismos de promoción de los barbechos (medidas agroambientales y ecologización de la política agraria común, PAC). 

«Empezamos a tener conocimientos y herramientas para mejorar la gestión de los barbechos, una pieza clave del sistema agrícola para las aves esteparias que permite proporcionar lo que los pájaros necesitan sin comprometer el cultivo que se haga posteriormente», explica Gerard Bota, uno de los autores el artículo y jefe del Grupo de Biología de la Conservación del CTFC. 

Los resultados del estudio, llevado a cabo por el CTFC con el apoyo del Departamento citado, revelan un incremento significativo de la abundancia de aves esteparias y otras especies de pájaros ligadas a la agricultura en los barbechos gestionados como medidas compensatorias de la Declaración de impacto ambiental. La respuesta de estas mismas especies a los demás tipos de barbecho —no específicamente gestionados para la avifauna— ha sido mayoritariamente neutra. Situar los barbechos en las fincas con mayor potencial para la avifauna y ajustar el manejo agrícola a los requerimientos de las especies de ave diana explican esta diferencia y son la clave del éxito observado en las poblaciones de aves esteparias.  

El sisón (Tetrax tetrax) es una de las especies de ave que ha respondido mejor a la implantación de los barbechos ambientales. Foto: Joan Estrada Bonell

Tal como subraya el secretario de Agenda Rural del Departamento, Oriol Anson, «los datos del estudio nos dicen que con una gestión dirigida en una zona se pueden crear las condiciones para recuperar las poblaciones de las aves objetivo». «Ello confirma que la gestión que se está haciendo en el Segarra-Garrigues, con la combinación de superficies gestionadas y de superficies de regadío, es una fórmula que da buenos resultados. Y una consecuencia de ello es el cierre del expediente sancionador que tenía abierto la Comisión Europea contra el Estado por esta infraestructura», concluye. 

Publicaciones de referencia:   

Mañosa S.; Bota G.; Giralt D.; Estrada J. «The changing status of steppe-land birds in the Lleida Plain of Catalonia»The Changing Status of Arable Habitats in Europe, enero de 2021. Doi: 10.1007/978-3-030-59875-4_19 

Sanz-Pérez, A., Sardà-Palomera, F., Bota, G., Sollmann, R., Pou, N., Giralt, D. (2021). «The potential of fallow management to promote steppe bird conservation within the next EU Common Agricultural Policy reform»Journal Applied Ecology, mayo de 2021. Doi: 10.1111/1365-2664.13902 



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com