Agricultura Chile Silvicultura

Los bosques de pino de Chile: ¿un dinosaurio botánico destinado a la extinción?


En Quinquen, una comunidad indígena en el sur de Chile, Ricardo Melinir muestra un bosque de pinos chilenos: la araucaria araucana, un «fósil viviente» visto como sagrado por varias tribus locales.


Ana Fernández.

Logró salvar los árboles «Monkey Puzzle» , algunos de los cuales tienen 1,000 años o más, de las empresas madereras, pero aún están bajo la amenaza de la plaga y el cambio climático.

«Es difícil decir cuántos años tienen estos pinos», dice Melinir, de 60 años, temblando de frío.

Señala a un árbol gigante derribado en los meses de invierno a principios de este año, una víctima de la nieve pesada y la vejez.

El bosque se encuentra en la provincia de Araucaria, en los Andes chilenos, a unos 600 kilómetros (375 millas) al sur de la capital, Santiago.

Los árboles, declarados parte del patrimonio nacional de Chile en 1976, pueden crecer hasta 60 metros (200 pies) de altura y tres metros de diámetro.

En Quinquen, al menos el 40 por ciento de los bosques de pinos son silvestres, dice Melinir, que es la cabeza de la comunidad pehuenche, que toma su nombre de la fruta del árbol.

En 1991, la restauración de un gobierno democrático en Chile después de la dictadura de Pinochet que comenzó en 1973 permitió a los pehuenche recuperar sus tierras ancestrales, que habían perdido 50 años antes.

El pino del árbol se puede utilizar para hacer harina y bebidas.
El pino del árbol se puede utilizar para hacer harina y bebidas.

Hoy en día, alrededor de 50 familias, un total de 200 personas, todas llamadas Melinir, viven en el área, que es la primera zona de conservación indígena establecida en Chile.

Pero el cambio climático ha significado más incendios forestales, y muchos árboles han sido destruidos. Sus piñones, apreciados por chefs de todo el mundo, han sido despojados de lo que Neruda alguna vez llamó «las torres de Chile».

En total, los árboles son más vulnerables que nunca.

Enfermedad

Los investigadores están en una carrera contra el tiempo para tratar de identificar una nueva plaga que ha devastado los bosques en los últimos años.

Podría provenir de una combinación de estrés ambiental debido a la sequía y la aparición de uno o más tipos de hongos que secan las ramas del árbol y lo matan.

Según un estudio publicado en el diario chileno El Mercurio, el 90 por ciento de los árboles ya están afectados y el dos por ciento de ellos están muertos.

Rene Melinir (R) prepara un plato tradicional mapuche hecho con la fruta del & quot; Puzzle Mono & quot;  árbol
Rene Melinir (R) prepara un plato tradicional mapuche hecho con el fruto del árbol «Monkey Puzzle»

El pino chileno crece muy lentamente y necesita otros árboles machos y hembras para asegurar la polinización y la supervivencia.

Tiene «flores» de color marrón oscuro en las puntas de sus ramas y conos de pino amarillo verdoso femeninos. Los dos «se enamoran» en el manantial boreal, dice Melinir con gran entusiasmo.

Las semillas aparecen en marzo y abril, antes de la primera nevada.

Entonces, es una larga espera, de 20 a 25 años, antes de que brote el árbol.

Rubén Carrillo, investigador de la Universidad de La Frontera, está presionando al Ministerio de Medio Ambiente de Chile para que ponga al árbol en la lista de especies en peligro de extinción, diciendo que todos los procedimientos se han cumplido.

«¡Todo lo que necesitamos ahora es que el decreto se publique en la gaceta del gobierno!» dice el científico de la universidad, quien señala que la araucaria es la única especie asociada con un pueblo indígena.

Los árboles de araucaria araucana todavía están amenazados por la plaga y el cambio climático.
Los árboles de araucaria araucana todavía están amenazados por la plaga y el cambio climático.

Ecoturismo una posibilidad

En los últimos años, Carrillo dice que los bosques de pinos se han reducido a unas 260,000 hectáreas (640,000 acres) en Chile. También se encuentran en la Argentina.

«El piñón es nuestra única forma de sobrevivir, la única cosecha que tenemos», dice Rene Melinir, el chef chef de Ricardo.

La nuez se puede utilizar para hacer harina y bebidas. Se puede comer crudo o cocido. Algunos incluso lo utilizan para hacer mermelada, así como pasteles salados o dulces.

«El piñón contiene muchas proteínas y calorías. No contiene sal ni gluten, lo que lo hace más saludable», dice René.

A la sombra de los árboles de araucaria, la comunidad de Quinquen quiere entrar en el negocio del ecoturismo, una nueva forma de aumentar sus ingresos, confinada a la agricultura y la cría de ganado.

Alrededor de 200 turistas, la mayoría de ellos franceses, llegaron en 2017, según Alex Melinir, presidente de una cooperativa de unos 15 miembros que buscan vivir en armonía con el medio ambiente, como lo hicieron sus antepasados.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *