Acuicultura Articulistas Opinión Piscicultura Venezuela

Miranda y La Guaira evalúan su desarrollo acuícola


Por: Germán Robaina G.

robainag@gmail.com

Con un mercado interno potencial de casi 4.000.000 de habitantes para el año 2030, las gobernaciones de los estados Miranda y La Guaira (Vargas), junto con altos jerarcas de la política nacional, se encuentran evaluando alternativas para el desarrollo acuícola de sus respectivos estados.

Diferentes reuniones en las que se ha expuesto una verdadera tormenta de Ideas se han realizado para evaluar las mejores alternativas de desarrollo e inversión en el área.

Dos grandes tendencias parecen observarse:

1) Facilitar los trámites para el desarrollo de proyectos individuales de acuicultura como proyectos pilotos, referenciales y demostrativos.

2) Fomentar el desarrollo armónico e integral de la actividad acuícola en cada uno de los estados.

Hemos recomendado a algunos de nuestros interlocutores, que “la mejor propuesta a desarrollar, es la formulación de la propuesta”.  

No perder más tiempo y esfuerzo en banalidades, reuniones y opiniones decorativas, sino la formulación de una propuesta integral, coherente y viable, que garantice su realización y su éxito futuro, abriéndole las puertas a los inversionistas nacionales y extranjeros interesados en la actividad, generando desarrollo, empleos, alimentos y hasta divisas a corto, mediano y largo plazo.

A nuestro parecer, dos de los principales obstáculos que enfrentan los promotores de estos desarrollos son:

La gran cantidad de desconocedores de la actividad que ocupan medianos cargos públicos y proponen actividades y alternativas soñadoras, irrealizables, incompletas y/o de alcance meramente politiquero, para encantar el oído de sus superiores, o en busca de una nueva posición de liderazgo.

-Los tradicionales obstaculizadores de profesión que pululan en todas las instancias públicas nacionales, y que siempre han visto y catalogado a la actividad acuícola como una actividad satanizada y devoradora del medio ambiente.

Oídos sordos a estos dignos representantes de nuestra muy querida fauna autóctona.

Tanto el estado Miranda como el estado La Guaira (Vargas), sin ser los estados de mayor potencial acuícola del país, poseen potencialidades que deben ser debidamente valoradas y adecuadamente aprovechadas en pro del bienestar de su población y su desarrollo.

Recomendamos, a partir de la actualización de la información existente (no caer en nuevos inicios), la formulación de una “Propuesta para el Desarrollo Acuícola Integral de los estados Miranda y La Guaira” de largo plazo y mínimos riesgos ambientales, que permita el aprovechamiento armónico de la actividad en estas entidades.

Una propuesta con programas, proyectos, acciones, especies, localidades, estrategias y actores a ser presentada a muy corto plazo, y que, una vez aprobada por las respectivas gobernaciones, se eleve a una mesa técnica de alto nivel, en la cual representantes de los diferentes entes involucrados (Gobernaciones, Alimentación, Pesca y Acuicultura, Ecosocialismo, Aguas, Espacios Acuáticos, Corporaciones de Desarrollo) encuentren el  punto de equilibrio requerido para la promulgación del requerido marco legar regulatorio.

La “personalización” de la propuesta de desarrollo acuícola presentada a nivel nacional en el pasado simposio de Paraguaná, a la realidad de estos dos estados, es totalmente factible, e incluye:

-Aprovechamiento de las ventajas competitivas y comparativas de cada estado.
-Generar un marco legal y productivo adecuado.
-Estimular el desarrollo de actividades acuícolas armónicas de alcance comercial.
-Diversificar la oferta de productos pesqueros para consumo y/o exportación.
-Generar estímulos Intrínsecos y extrínsecos a la actividad acuícola estadal.

El aprovechamiento de la franja marino costera, un Centro Piscícola Integral Bi-estadal, el aprovechamiento piscícola de los embalses, la conformación de una red de granjas acuícolas privadas de alcance comercial, y el diseño, dimensionamiento y puesta en marcha de granjas acuícolas estadales, destacan entre las propuestas a evaluar.

Éste es a nuestro juicio el primer paso, pero ello requiere de voluntad política y financiamiento, para que los especialistas en al área recaben, actualicen, armonicen, y compaginen toda la información requerida, y la adecúen y proyecten a los requerimientos de cada uno de los estados solicitantes.

Otro camino pudiera ser perder pólvora en zamuros, y sus resultados pudieran ser tan solo pasajeros.

Un verdadero ejercicio de análisis de alternativas, antes de la toma de decisiones es lo que conviene.


Germán Robaina G. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *