Agricultura Empresas y negocios Estados Unidos Silvicultura

Muchas empresas y organizaciones sin fines de lucro informan que utilizan especies comerciales en proyectos de plantación de árboles

Muchas empresas y organizaciones sin fines de lucro informan que utilizan especies comerciales en proyectos de plantación de árboles
Crédito: Clint McKoy en Unsplash

Las organizaciones sin fines de lucro y las empresas que plantan árboles en los trópicos a menudo pueden elegir especies por su valor comercial en lugar de ecológico, encontraron los investigadores en un nuevo análisis de los datos disponibles públicamente de las organizaciones. 


por Laura Oleniacz, Universidad Estatal de Carolina del Norte


También encontraron que es posible que muchos no hayan rastreado la supervivencia de los árboles.

La plantación de árboles es una estrategia de restauración prometedora, pero controvertida, para combatir el cambio climático. Un nuevo estudio publicado en la revista Biological Conservation ofrece una visión detallada de lo que las organizaciones de restauración en los trópicos están haciendo realmente sobre el terreno.

«Encontramos que algunas organizaciones pusieron énfasis en la diversidad biológica y la restauración forestal en sus declaraciones de misión. Cuando miramos las especies que reportaron haber plantado, muchas organizaciones reportaron plantar especies comerciales, con chocolate, mango y teca entre los cinco primeros», dijo La primera autora del estudio, Meredith Martin, profesora asistente de recursos forestales y ambientales en NC State. Martin dirigió el estudio con investigadores de The Nature Conservancy, una organización sin fines de lucro que también se incluyó en el análisis.

Para el estudio, los investigadores analizaron datos disponibles públicamente de sitios web e informes anuales de 136 organizaciones sin fines de lucro y 38 empresas con fines de lucro, recopilados mediante búsquedas en Internet y referencias de la Iniciativa de Capacitación y Liderazgo Ambiental de la Universidad de Yale. Su análisis incluyó proyectos enfocados en la conservación de los bosques, el desarrollo económico o objetivos humanitarios en 74 países diferentes, todos ubicados en los trópicos o subtrópicos. Brasil, Kenia e Indonesia fueron los países con mayor número de proyectos.

De estas organizaciones, 118 informaron la cantidad de árboles que plantaron. En total, informaron haber plantado un total de 1.400 millones de árboles desde 1961. Con su tasa promedio estimada de plantación en los trópicos, se necesitarían más de mil años para plantar un billón de árboles, una meta establecida por al menos tres iniciativas globales.

Las organizaciones informaron haber plantado un total de 682 especies, una fracción de las aproximadamente 50.000 especies de árboles que se encuentran en los trópicos, dijo Martin. Sin tener acceso a datos sobre el número de árboles plantados por especie, estimaron el porcentaje de organizaciones que plantan determinadas especies. Las especies más comúnmente reportadas, clasificadas por número de proyectos que reportan esas especies, fueron cacao, teca, moringa, mango y café.

Casi la mitad de los grupos no mencionaron su método de siembra. El método de plantación más común fue la agrosilvicultura, que consiste en la integración de árboles en las operaciones de cría de animales o cultivos. El diez por ciento habló sobre la siembra mediante la regeneración asistida, el siete por ciento se centró en la plantación de enriquecimiento y el dos por ciento se centró en la regeneración natural.

«Se han realizado muchas investigaciones sobre la regeneración natural, que es proteger un bosque y dejar que vuelva a crecer», dijo Martin. «Puede ser más barato y más eficaz en términos de acumulación de biomasa y diversidad de especies. También hay formas de ayudar a la regeneración para fomentar las especies que desee».

Treinta y dos organizaciones individuales mencionaron monitorear la supervivencia de los árboles. De ellos, ocho mencionaron medir las tasas de supervivencia y siete mencionaron el mantenimiento de las plantaciones. Tres grupos brindaron información detallada sobre el monitoreo y dos mencionaron que trabajaron con grupos externos para el monitoreo o la certificación.

«Si no está monitoreando si los árboles que está plantando sobreviven, o tomando medidas para asegurarse de que sobrevivan o crezcan, eso podría ser una pérdida de dinero y esfuerzo», dijo Martin.

Los investigadores dicen que los hallazgos son importantes ya que los grupos buscan cada vez más plantar árboles para mitigar el cambio climático.

«Los árboles son entidades de captura de carbono naturales e increíblemente eficientes», dijo Martin. «También son organismos vivos. No son solo máquinas que podemos dejar en cualquier lugar. Las organizaciones deben ser reflexivas sobre qué especies van a utilizar y cómo se aseguran de que coincidan con el medio ambiente, así como el seguimiento para asegurarse no están gastando dinero en algo que no funciona «.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com