Agricultura Estados Unidos Fruticultura

Novedosa variedad de sandía soporta enfermedades y plagas


Una nueva línea de sandías, desarrollada por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y los científicos de la Universidad de Clemson, llega a la raíz del problema de una importante enfermedad y plaga de los cultivos de sandía en el sur de los Estados Unidos.



Carolina Strongback es una variedad de sandía resistente al marchitamiento por Fusarium y al nematodo de nudo de la raíz del sur, según William «Pat» Wechter, patólogo de plantas del ARS U.S. Vegetable Research Laboratory (USVL) en Charleston, Carolina del Sur. Añadió que el marchitamiento por Fusarium, una enfermedad transmitida por el suelo que amenaza los cultivos de hortalizas, puede permanecer en el suelo durante 30 años o más, y los fumigantes utilizados para controlarlo ya no están disponibles. Además, la sandía es extremadamente susceptible a los nematodos, que son especialmente brutales en los cultivos en el sureste.

Las sandías susceptibles pueden ser injertadas en cultivares resistentes de otras verduras como la calabaza y zapallo para controlar ciertos patógenos, dijo Wechter. La variedad, que se ha utilizado en otros países durante años, es un concepto nuevo en los Estados Unidos. Algunas sandías injertadas en una variedad de zapallo han demostrado ser resistentes al marchitamiento por Fusarium, pero fueron susceptibles al nematodo del nudo de la raíz del sur.

Según Wechter, cuando se probó en suelos altamente infestados con fusarium y nematodos, Carolina Strongback se desempeñó bien y mantuvo un alto nivel de producción de fruta cosechada.

Para desarrollar esta línea de sandía, Wechter trabajó con dos líneas de sandía cítrica silvestre (Citrullus amarus) que poseían resistencia al marchitamiento y nematodos del Fusarium. Trabajando con el genetista de USVL Amnon Levi, Wechter cruzó las líneas de Citrullus amarus, y luego hizo selecciones por numerosas generaciones para producir las mejores plantas. Wechter se asoció con el científico de horticultura de la Universidad de Clemson, Richard Hassell, experto en injerto de cultivares, para probar las plantas. Continuaron haciendo más selecciones para producir la línea resistente final: Carolina Strongback.

Seleccionada por sus cualidades de injerto y producción de semillas, el material Carolina Strongback puede ser utilizado por compañías de semillas, compañías de injertos de hortalizas y productores de sandía como variedades de sandía susceptibles en suelos infestados por el patógeno del marchitamiento por Fusarium y nematodos de nudo de raíz.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *