Actualidad Economía Instituciones Temas

Países de América Latina impulsan acciones de educación alimentaria para combatir el desperdicio de alimentos en las escuelas


“Es imperativo profundizar en la reflexión sobre los impactos de los desperdicios, especialmente en este contexto de la pandemia que estamos viviendo”, señaló el embajador Ruy Pereira, director de la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE…………


Abril, 2021. “Es imperativo profundizar en la reflexión sobre los impactos de los desperdicios, especialmente en este contexto de la pandemia que estamos viviendo”, señaló el embajador Ruy Pereira, director de la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE), en la inauguración del Diálogo sobre el Desperdicio de Alimentos en Escuelas: Desafíos y Posibilidades, promovido por la Red de Alimentación Escolar Sostenible (RAES), el día 27 de abril. Pereira destacó la alianza de Brasil con la FAO, en la cooperación sur-sur trilateral ejecutada hace más de 12 años, afirmando que la alimentación escolar representa una alternativa concreta para combatir el hambre y la pobreza y promover el desarrollo económico y la inclusión social.

La RAES fue creada en el 2018 por el Gobierno de Brasil, representado por la ABC/MRE y el Fondo Nacional del Desarrollo de la Educación (FNDE/MEC), y cuenta con el apoyo de la FAO en el marco del proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe. La Red es conformada actualmente por 21 países de la región.  

El diálogo virtual fue visto por más de 2.200 espectadores en directo, entre por gestores y técnicos gubernamentales de países de la región y otros interesados en el tema. El evento promovió el intercambio de experiencias entre los países para la construcción de conocimientos y de buenas prácticas relacionadas a la mitigación de los desperdicios de alimentos en los entornos escolares. Asista a la grabación del evento: parte 1 y parte 2

En la inauguración, presidente del FNDE, Marcelo Lopes da Ponte, dijo que el Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) se convirtió en un canal para la promoción de hábitos alimentarios saludables y este puede contribuir para el avance de programas de alimentación escolar en América Latina y el Caribe. Según Ponte, el PNAE es un programa que asiste a más de 40 millones de estudiantes con alimentación escolar todos los días: “Son más de 50 millones de alimentos servidos diariamente”, apuntó. 

A su vez, Rafael Zavala, representante de la FAO Brasil, destacó la “necesidad de estadísticas más claras sobre el desperdicio de alimentos en las escuelas” para la mejor la planificación de acciones. El representante resaltó la importancia de priorizar el consumo de alimentos frescos, comprar de la agricultura familiar y adaptar las dietas a las tradiciones locales. Acerca de la RAES, dijo que esta “puede servir como un agente de cambio en Brasil y los países de la región”. 

Pérdidas y desperdicios en la región

El oficial de Políticas y Sistemas Alimentarios de la Oficina de FAO para América Latina y el Caribe, Joao Intini, presentó un escenario regional de las pérdidas y desperdicios.  Según Intini, es importante conocer qué recursos ambientales, personales y económicos se invierten en la producción de alimentos. Él dijo también que este sería un punto de partida para la consciencia acerca de su valor, su contribución a la salud y las repercusiones para el medio ambiente. “Las pérdidas y el desperdicio de alimentos son una oportunidad para cambiar el patrón de consumo, volver a consumir alimentos frescos y saludables”. Defendió también la tecnología, la creatividad y la cooperación para mitigar el problema. 

Panorama del desperdicio de alimentos y el entorno escolar

La coordinadora regional del proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe, Najla Veloso, presentó algunas reflexiones acerca del desperdicio de alimentos y su relación con el ambiente escolar. Veloso dijo que el desperdicio en el ambiente escolar ocurre en varios espacios, tiene responsabilidad compartida por diversos actores y que el asunto se relaciona con las temáticas ambientales, sociales, culturales y económicas. 

Veloso apuntó la importancia de la planificación para prevenir o mitigar el desperdicio en las escuelas, destacando como una de las soluciones la optimización del uso de residuos orgánicos y no orgánicos producidos durante el preparo y consumo de los alimentos. «La mejor prevención es contar con menús adecuados, saludables y de acuerdo con los hábitos alimentarios de cada país”, afirmó. 

La experiencia brasileña

Karine Santos, coordinadora nacional del PNAE de Brasil, presentó las acciones ejecutadas por el FNDE para la reducción del desperdicio de alimentos en escuelas, a partir de la política de alimentación escolar del país. Según la coordinadora, “la alimentación escolar tiene gran impacto en la sociedad”, resaltando la universalidad del programa brasileño que alcanza a más de 150 mil escuelas en todo el país. Como una de las estrategias de educación alimentaria y nutricional, Santos comentó la acción desarrollada en los libros pedagógicos distribuidos en las escuelas públicas de educación básica, que cuentan con mensajes sobre alimentación saludable en la cuarta portada de la publicación. 

Sobre el tema de desperdicio de alimentos en las escuelas, la coordinadora del PNAE presentó datos de una encuesta sobre el desempeño de los nutricionistas del Programa en este tema. El 65% de los nutricionistas contestaron que el tema es parte de su rutina y planificación. Acerca de las pérdidas y desperdicios, 68% de los profesionales de nutrición clasificaron como bajas y 38% desconocen como estimar el porcentaje de desperdicios. La medición de las pérdidas y desperdicios en las escuelas fue realizada por medio de monitoreo y pesaje del resto de los alimentos y de sobras limpias, aplicación de prueba de aceptabilidad y observación visual, entre otros. 

Panorama de las acciones de FAO

El oficial de Nutrición de FAO Mesoamérica, Israel Ríos, presentó un panorama de las acciones llevada a cabo por FAO para combatir la pobreza y la malnutrición en la región, subrayando que entre un 20 y un 40% de los escolares de América Latina están con obesidad o sobrepeso, y destacando la importancia de la alimentación escolar para garantizar una alimentación saludable. Ríos dijo que es importante que sean abordados los problemas de hambre y malnutrición desde los sistemas alimentarios, haciendo con que la cadena de suministro favorezca la disponibilidad y producción de alimentos saludables, promoviendo también entornos alimentarios saludables y sostenibles. Según el oficial, las dietas saludables cuestan un 60% más que aquellas que solo satisfacen las necesidades esenciales. “Se necesitan acciones urgentes para apoyar un cambio que haga con que las dietas saludables estén disponibles”, recalcó.  

Ríos señaló que desde FAO se puede afirmar que el apoyo de la Cooperación Brasil-FAO en alimentación escolar ha generado “una revolución en los programas de alimentación escolar de la región”, afirmando que en la región hubo avances en términos de la política de alimentación escolar fundamentada en el Derecho Humanos a la Alimentación. Asimismo, también resaltó la importancia de la RAES como un espacio para compartir experiencias, lecciones aprendidas y promover el diálogo entre países. 

La inclusión de la gastronomía

El director de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) de Chile, Jaime Tohá, y Juan Pablo Mellado, chef consultor de FAO y director del Laboratorio Gastronómico de Junaeb, presentaron la iniciativa de inclusión de la gastronomía como estrategia para la reducción de desperdicios de alimentos en los PAE de Chile, Guatemala, Colombia y República Dominicana. Según Tohá, el programa de alimentación chileno ya contaba con aporte nutricional e inocuidad, pero le faltaba la gastronomía, lo que llevó a la creación hace 4 años del Laboratorio Gastronómico.  Con esta iniciativa hubo un incremento en la aceptación de los alimentos por parte de los estudiantes. El laboratorio reconoce las realidades alimentarias de los territorios y pueblos originarios y tiene el alimento como un vehículo de socialización y educación. 

A su vez, Mellado, presentó el proyecto piloto ejecutado por FAO en tres países que incluyó criterios y técnicas gastronómicas en los menús escolares. Fueron introducidas técnicas como: uso de especies y hierbas aromáticas para resaltar los sabores y elaboración de refrescos con ingredientes naturales especias y mejoría en prácticas sanitarias, entre otros. El impacto demostrado por el piloto fue de un incremento en la aceptación del menú y disminución de las pérdidas y desperdicios de alimentos en las escuelas. “Invertir en gastronomía promueve beneficios en términos de optimización del uso de los recursos públicos”, afirmó el chef chileno. 

Este diálogo regional fue la primera actividad promovida por la RAES en el 2021 e inició las discusiones acerca del tema de desperdicio de alimentos en los entornos escolares en el marco de la Red. Para este año, el proyecto Consolidación de Programas de Alimentación, que impulsa la Red, va a realizar otros seis eventos virtuales acerca de temáticas ya identificadas y que son de relevancia para los programas de alimentación escolar en América Latina y el Caribe.



Leer más

Criando un mejor garbanzo

Los garbanzos maduran en la planta. Están maduros cuando se han vuelto de color amarillo. Crédito: ICRISAT por Kaine Korzekwa, Sociedad Estadounidense de Agronomía Los garbanzos son un…
Leer más