Alimentación Animal Articulistas Biblioteca de artículos científicos Venezuela

Pellets vs extruder, un mito detrás de intereses


Vicente E. Contreras R.

(2013) Sección Documentos página www.bioalquimiaca.com


En el camino de la dependencia tecnológica, sorprende la facilidad con que hemos asumido algunos conceptos que nos van distanciado de nuestras técnicas de producción al punto de olvidar o relegar nuestra herencia cultural.

Aunque en Venezuela la cría comercial de peces confinados se inició relativamente tarde en comparación con otros países, a pesar de la desinformación y complejidad que implica la alimentación de los peces en función de su diversidad, se generaron incluso normas de calidad de los alimentos que a juicio de especialistas: de la oferta comercial que se genera en la práctica, la luz del conocimiento acumulado y los avances científicos, debe revisarse a profundidad en el marco de nuestra realidad.

Un punto a favor de la producción de alimentos para peces usando recursos locales es que coexistimos un momento histórico con países que tienen tradición milenaria en la producción confinada de peces alimentándolos con sus recursos, diferentes a los alimentos concentrados o balanceados como los conocemos.

En Venezuela, a diferencia de la década de los 70’s y 80’s cuando el interés en la acuicultura estaba en auge, los alimentos extrusados prácticamente no se utilizaban para el consumo de los peces. De hecho, la introducción y consumo de alimento extrusado se ha basado sobre hipótesis de que una mejor flotabilidad ofrecen mejores rendimientos en pescado, lo cual se ha demostrado que es falso, según los trabajos realizado por Pokniak et al., 1999 y Aguilar et al., 2010, alimentando, respectivamente, truchas y tilapias.

En el libro fundamentos de la acuacultura continental, en el capítulo el cultivo de la cachama, González, R. (2001) describe resultados gráficos concluyentes que comparan la respuesta de los peces alimentados con “alimentos para peces” extrusados vs alimentos para pollos peletizados la primera diferencia en esta comparación no es la forma del alimento sino la composición ya que hay un diferencial proteico menor en el alimento para pollos en el rango entre 7 y 17%.

Según Aguilar et al., 2010 y Pokniak et al., 1999 lo que varía a favor del alimento extrusado es la eficiencia en el consumo y que no hay justificación económica para su uso en el corto plazo en función del alto consumo de energía del proceso (que lo hace no sustentable, nota de Vicente Contreras) y el alto costo de las maquinarias y equipos existentes en el mercado.

Especial importancia reviste el trabajo de Pokniak et al., 1999), ya que ellos trabajaron con trucha arcoíris. Siempre se le ha dado mucha importancia al alimento extrusado para la cría y levante de este pez. Es importante señalar que en la cosecha no hubo diferencias en el peso final, que en una de las etapas de mayor consumo no hubo diferencias en la conversión alimenticia entre pellets y extrusados y que la conversión alimenticia determinada al final fue aproximadamente de 1,4 cuando se utilizó alimento pelletizado.

Es importante analizar las conclusiones de los más duros defensores del proceso de extrusión, primero que son vendedores de maquinarias y equipos de extrusión (Muñoz, O. 2004) o vendedores de alimentos o aditamentos para extrusión, Acuavac Ergosan (2009) Boletin Técnico: Alimento Complementario para Peces; segundo, sobre los elementos de respuesta animal no hay diferencias con los alimentos pelletizados; tercero, sobre factores de flotabilidad, en el tiempo, los extruders se comportan igual que los pellets, cuarto, justifican su uso sobre la premisa de acondicionamiento de carbohidratos cuando se sabe que la energía de los peces se metaboliza a partir de las proteínas, y prácticamente justifican el uso de extrusados en la baja carga bacteriana.

Muñoz, O. 2004, se extiende y detalla el sistema de extrusión y aunque concluye sobre la carga bacteriana, no presenta en el trabajo ningunos datos que apoyen su conclusión o referencias que la sustenten. Sobre el punto de carga bacteriana, vale la pena dejar claro que el sistema inmunológico de los peces es mucho más eficiente que el de los animales terrestres, que los peces están adaptados al consumo de una alta carga bacteriana que habita en el tracto digestivo de los otros peces, pero además, el procesamiento de ambos alimentos pellets y extruder generan calor que junto con la deshidratación, uno presume destrucción de microorganismos. Por supuesto hay que considerar que los 150 oC que se generan en la extrusión además de la eliminación de microorganismos a nivel de esterilización, necesariamente inciden en la desnaturalización de nutrientes en los que las proteínas, las enzimas y las vitaminas son los más afectados, adicionalmente, hasta donde se ha podido investigar no hay trabajos que relacionen, por lo menos directamente la carga bacteriana con el tipo de alimento pellets o extruder.

Sobre la calidad alimenticia del alimento extrusado, vale la pena analizar la presentación del profesor Ojeda, A. (2010) en ella expresa el impacto negativo o antagónico del procesamiento, cuando los objetivos del procesado no están claramente definidos o son contradictorios, pone como ejemplo la gelatinización del almidón en iniciador de lechones rico en proteína lisina. Por un momento considérese que el alimento para peces puede tener el doble o triple de proteína que este alimento que además supone que debe ser de un perfil proteico equilibrado.

Finalmente debo expresar mi opinión sobre las evaluaciones económicas con que se ha querido justificar el proceso de extrusado sobre el pelletizado en modelos foráneos.

En las realidades locales de la provincia venezolana aplicando economía de escala, estas comparaciones son secundaria ya que la base para la fabricación de alimentos son: recursos forrajeros nacionales de enorme potencial productivo y bajo costo, incidencia mínima del costo de acarreo, flete y consumo energético para el procesamiento, en comparación con los productos comerciales existentes en el mercado.


Vicente E. Contreras R. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com