Acuicultura Articulistas Biblioteca de artículos científicos Piscicultura Venezuela

Programa piloto de producción piscícola en los embalses nacionales


Nuestra propuesta de Plan Nacional de Acuicultura contempla como Proyecto Estratégico 2, el permitir, fomentar y regular el cultivo comercial de peces en -o con- las aguas de los embalses del país que posean el correspondiente potencial, mediante la figura de Concesión Piscícola Continental, y de acuerdo a los estándares regulatorios existentes a nivel mundial.

Esta estrategia es la de mayor capacidad de generación de biomasa acuícola que posee para el país, pero también es la que mayor rechazo presenta de parte de las autoridades ambientales nacionales por supuestos efectos sobre los reservorios de agua existentes.


Germán Robaina G.

robainag@gmail.com


Generalidades:

La imagen que acompaña a este artículo (un montaje), trata de ilustrar al lector lo que pudiera ser un desarrollo piscícola piloto a partir de la utilización de jaulas flotantes en las aguas de un embalse nacional (Zuata).

Como hemos venido comentando, Venezuela posee más de 700.000 hectáreas de espejo de agua en embalses construidos para diferentes fines y administrados por diferentes entes. Y aunque no todos poseen las condiciones y usos compatibles para el desarrollo de actividades de piscicultura, la gran mayoría de ellos sí.

Creemos que el rechazo sistemático que ha tenido el uso de estos embalses con fines piscícolas se sustenta más en competencia y celos institucionales, miedos y desconocimiento, que, en criterios sólidos científicamente sustentados, ya que, a nivel mundial, aunque se han cometido errores, se ha comprobado la factibilidad de integrar actividades piscícolas con el riego, generación eléctrica, reservas hidráulicas y muchos otros fines sin generar daños irreversibles a los cuerpos de agua.

Como ejemplo del potencial de estos cuerpos de agua, hemos venido explicando mediante extrapolaciones matemáticas bien sustentadas y demostrables, que una granja flotante con 12 jaulas de 1.500 m3 de capacidad c/u, sembradas apenas a razón de 50 ejm/m2, tiene capacidad para generar  no menos de 700 Tm/año, y que, aprovechando tan solo el 1 % de la superficie nominal de espejo de agua disponibles en el país en embalses (7.000 ha), se pudieran instalar no menos 700 granjas flotantes, a razón de una granja por cada 10 hectáreas de espejo de agua como promedio, aunque la calidad del agua de cada embalse, su velocidad de renovación y sus tenores de oxígeno, clorofila, nitrógeno y fosforo, entre otros, determinarán la densidad de siembra y la capacidad de carga de cada uno de ellos.

Así, en unos embalses más y en unos embalses menos, la generación de las 500.000 toneladas de biomasa pesquera que requerirá el país para el año 2030, es totalmente factible por esta vía.

Zuata:

El embalse de Zuata se encuentra ubicado en el estado Aragua, a escasos Kilómetros de la ciudad de la Victoria, y se terminó de construir en el año 1943 con el objetivo de almacenar agua para el riego de unas 2.500 hectáreas de los fértiles valles del estado Aragua. Tiene una superficie cercana a las 850 hectáreas, almacena alrededor de cuarenta millones de metros cúbicos de agua, su principal afluente es el río Aragua además de muchos ríos y manantiales subterráneos, se le asigna un uso piscícola secundario, y sus aguas no están destinadas al consumo humano directo.

Su ubicación facilita significativamente cualquier ejercicio que se pretenda desarrollar para la producción piscícola comercial, al contar con excelentes vías de comunicación, centros poblados, mano de obra, cercanía a centros de distribución y mercadeo, así como sistemas de energía eléctrica disponibles.

Potencial productivo:

Utilizando la cifra promedio pre establecida como referencia (1 granja cada 10 ha), el embalse de Zuata tendría la capacidad teórica para una producción potencial de biomasa pesquera cercana a las 56.000 toneladas/año, cifra que triplicaría por si sola la producción acuícola actual del país.

Algunas estrategias propuestas:

Poner en funcionamiento una red de granjas como las descritas, además de resultar difícil y oneroso, no sería estratégicamente recomendable, dada la gran cantidad de elementos y variables involucradas en tal desarrollo, y las evaluaciones medio ambientales que obligatoriamente deberán realizarse para garantizar su sustentabilidad en el tiempo.

Esta estrategia es la de mayor capacidad de generación de biomasa acuícola que posee para el país, pero también es la que mayor rechazo presenta de parte de las autoridades ambientales nacionales por supuestos efectos sobre los reservorios de agua existentes.

Como quiera que cuando esos efectos han ocurrido se ha demostrado el mal manejo de los recursos disponibles (fallas humanas), no dudamos en proponer la realización de una prueba piloto de cultivo piscícola comercial debidamente diseñada, regulada y monitoreada, como herramienta para evaluar y demostrar a las instancias pertinentes la potencialidad que esta estrategia de producción piscícola posee para el país.

Formular y poner en marcha un desarrollo piscícola comercial de tal envergadura, requerirá obligatoriamente que desarrollar una adecuada Hoja de Ruta para garantizar su correcto funcionamiento y evaluación, así como prevenir daños ambientales y maximizar la producción de biomasa pesquera.

El ministerio con competencia en materia de pesca y acuicultura (MinPesca) es el ente llamado a formular la propuesta a implementar para el desarrollo de cultivos piscícolas en jaulas flotantes en los embalses nacionales con potencial uso piscícola, aplicando conocimientos y parámetros técnicos y científicos sólidos de producción ya existentes en países vecinos que le servirán de referencia, y así diseñar los protocolos a utilizar, asegurando que exista un adecuado ordenamiento pesquero, y una sostenibilidad ambiental, económica y social en cada uno de los embalses utilizados.

Entre algunas otras recomendaciones que puedan irse anexando a la lista final, recomendamos:

  • Elaborar un Estudios de Impacto Ambiental y Socio Culturales (EIASC) único para el embalse por parte de Minpesca (CENIPA) evaluando su estado actual y potencial riesgo del desarrollo piscícola propuesto, actualizando el diagnóstico de las actuales condiciones ambientales y socio económicas del entorno del embalse, especialmente en lo referente a la calidad de agua predominante, tasa de renovación, aceptación social, etc.
  • Establecer, en base a los valores referenciales de calidad de agua, los niveles máximos y mínimos estimados permisible para cada uno de los parámetros potencialmente afectados por actividades piscícolas.
  • En función a los parámetros pre establecidos, determinar la Capacidad de Carga potencialmente manejable en el embalse mediante prácticas de cultivo en jaulas flotantes y los eventuales manejos requeridos para garantizar su calidad de agua en el tiempo.
  • En función a la Capacidad de Carga estimada, establecer los niveles de explotación piscícola a permitir por etapa (números de jaulas y densidades de siembra, por ejemplo).
  • El proyecto a elaborar, deberá contemplar estrategias para garantizar la calidad genética de los ejemplares a utilizar, el suministro (producción y/o importación) de alimentos de adecuada calidad y presentación, instalaciones de procesamiento, almacenamiento y distribución de la biomasa obtenida, y el correspondiente manual de Normas de Buenas Prácticas de Producción Acuícola de Tilapias en dicho embalse (BPPATi).
  • Los resultados obtenidos sobre la Capacidad de Carga Máxima a mantener en el embalse, servirá de información para el dimensionamiento de las instalaciones de procesamiento, almacenamiento, producción de alevines y alimento que requerirá el desarrollo, pero diseñadas y construidas modularmente en la medida que la producción vaya aumentando.
  • Otorgar, bajo la figura de concesión contemplada en leyes y resoluciones venezolanas la autorización para el desarrollo de una prueba piloto comercial de cultivo piscícola que contemple las medidas de manejo, prevención de escape y bioseguridad exigidas por las diferentes normativas que rigen la materia piscícola y ambiental nacional, incluyendo en ellas el cultivo intensivo de la tilapia, especie no autóctona que ya forma parte de la ictiofauna del embalse desde hace muchos años y considerada por mucho, la de mayor potencial productivo para el país.
  • Año a año, los ministerios con competencia en pesca y acuicultura y ambiente, evaluaran las fluctuaciones (positivas y negativas) que se produzcan en las aguas del embalse, con el fin de recomendar los “ajustes” que deban efectuarse en lo que a manejo piscícola y preservación hídrica y ambiental se refiera, antes de proceder a establecer el siguiente nivel de producción a permitir, entendiéndose que fluctuaciones ambientales naturales, pueden afectar la potencialidad del embalse en un momento determinado.
  • Las evaluaciones deberán obligatoriamente analizar los parámetros indicadores de eutroficación del agua, tasas de renovación del agua, evaluando el efecto de parámetros indicadores de eutrofización en la concentración de sulfuro de hidrógeno y fósforo.
  • De detectarse niveles peligrosamente cercanos a los máximos y mínimos permisibles en lo que a calidad de agua se refiere, los correspondientes ministerios podrán, en base a criterios científicos comprobables, ampliar y/o reducir el nivel de explotación piscícola (número de jaulas, densidades de siembra, etc.) que se consideren pertinentes, y hasta prohibir definitivamente la explotación del embalse si así la información técnica recabada lo sugiriere.

Asociatividad:

Elemento clave para el éxito de lo propuesto, es el grado de asociatividad que le otorgue al desarrollo, bajo el paraguas de un Centro Piscícola Regional, tal como se sugiere en nuestra propuesta de Plan Nacional Acuícola en su tercer Proyecto estratégico.

Considerar la relación Riesgo – Beneficio de este desarrollo (potencial degradación ambiental / generación masiva de alimento) es indispensable para su evaluación seria y responsable, recordándole a los responsables de la materia ambiental, que serían los concesionarios de las granjas piscícolas, los principales responsables e interesados en garantizar el mantenimiento y sustentabilidad de la explotación que les fue permitida.

Si bien desconocemos el nivel de renovación de aguas que actualmente posee este embalse, la tecnología, manejos, artificios y equipos para hacer que esto sea una realidad, existen y han demostrado su aplicabilidad y adecuado funcionamiento.

Diferentes empresas internacionales ofrecieron con anterioridad la experticia, asesoría e instalaciones requeridas para este tipo de desarrollo, ofertas que fueron desestimadas por el gobierno nacional en su momento. Seguro estamos que, con un adecuado lobby, podríamos despertar nuevamente esos intereses.

Con tan solo un poco de voluntad política y visión estratégica, esto puede hacerse realidad en el corto plazo, y a excepción de la navegación en las cercanías a las granjas flotantes, ninguna otra actividad desarrollada actualmente en el embalse tiene porqué afectarse con su implementación.

56.000 toneladas, en ejemplares de 350 gramos c/u, equivalen a 160.000.000 de raciones/año, y 160.000.000 de raciones, son muchas raciones, pero aún más, muchas razones.

Estos principios de administración y regulación de un embalse, son aplicables también para otros cuerpos de agua de gran envergadura, públicos y/o privados, naturales y/o artificiales que existen en el país.


Germán Robaina G. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más

GENÉTICA CAPRINA (Parte 3)

CARLOS RON ORTIZ Zootecnista-ConsultorCel 0995568954Email crono1947@yahoo.com CARACTERISTICAS DESEABLES EN LA SELECCIÓN MACHOS 1 – Ser más pesado del rebaño. 2 – Pecho amplio, tórax desarrollado.…
Leer más

Una red tilapia para Venezuela

Germán Robaina G. robainag@gmail.com Durante los comienzos de los años 90, ante la inquietud que tuviera el Dr. Manuel Martínez Espinoza, como Director de FAO,…
Leer más

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com