Actualidad Agricultura Agricultura Industrial Honduras

Proyecto para la puesta en valor de subproductos procedentes del cultivo de café en Honduras


Tratan de elaborar, a partir de la pulpa de la planta del café, una harina y un té saludables y contribuir al mismo tiempo con la sostenibilidad, la igualdad de género y el desarrollo


U. Loyola/DICYT La Universidad Loyola (Sevilla, España), a través del grupo de investigación Marketing for Society, participa en un proyecto financiado por la Unión Europea para la puesta en valor de un subproducto habitualmente desechado en la producción del café con el que es posible elaborar harinas y tés con propiedades nutritivas saludables. Los científicos Rafael Araque y María José Montero Simó son los responsables de conducir el estudio las posibilidades de implantación y comercialización de estos nuevos subproductos.

Nuevo subproducto del café. Foto: U. Loyola.

El proyecto se desarrolla en la región de Marcala en Honduras, una productiva zona cafetera protegida por la Denominación de origen de Marcala, entidad que coordina el proyecto. El producto objeto de la investigación proviene de la pulpa, un subproducto que habitualmente se desecha y es bastante contaminante. La conversión de esta pulpa en productos aptos para la alimentación más saludables y nutritivos que otras harinas y tés convencionales puede constituir además de una nueva fuente de ingresos, una mejora de la alimentación en la zona a la vez que una mejora medioambiental. Por ello, este proyecto tiene el potencial de impactar directamente en el desarrollo económico, social y medioambiental.

El proyecto, que estudia principalmente las posibilidades que existen en esta región de Honduras de llevar a cabo estas elaboraciones, presenta diferentes planos de actuación. A partir de una primera implantación piloto de los procesos de producción, se llevan a cabo diferentes análisis bromatológicos para valorar si la pulpa tiene la calidad suficiente para producir alimentos saludables y aptos para el consumo humano. En otro plano, la Universidad Loyola a través del grupo de investigadores expertos en marketing y gestión empresarial estudia las posibilidades de desarrollar estos productos, tanto para autoconsumo como para su comercialización. Así mismo, se encarga de supervisar un plan de comunicación para la concienciación en hábitos de alimentación saludables.

Para ello, los científicos recopilan información a través de visitas a puntos de venta actuales de té y de café, mediante entrevistas en profundidad a familias y cooperativas productoras de café, cuestionarios de seguimiento a las familias beneficiarias del proyecto, e informes de los resultados de catas a ciegas a consumidores para ver la aceptabilidad del producto.

El pasado mes de diciembre, los científicos de la Universidad Loyola responsables del proyecto realizaron un primer viaje a la zona con el fin de iniciar el proceso de captación de información primaria, afinar guiones para las entrevistas en profundidad sobre experiencias con subproductos del café, así como sobre hábitos alimentarios, y capacitar en la metodología a seguir a las personas de la empresa que se queda como responsable para la captación del resto de información primaria necesaria para la investigación.

La región de Marcala se ha dedicado al cultivo del café desde hace más de 160 años. Esta región tiene reputación de tener uno de los mejores cafés del mundo. Según un estudio previo de Universidad Loyola todos los productores en la región de Marcala obtienen un mejor precio comparado con otras regiones del país. A pesar de esto, según un diagnóstico sobre la situación socioeconómica realizado igualmente por los científicos de la universidad, el 65% de la población se encuentra en situación de pobreza extrema, lo que limita su acceso a una alimentación completa y sana. Por esta razón, el objetivo de este proyecto es el diseño de una metodología que permita dar un uso alimenticio y de valor añadido a las familias productoras de café y a la vez rebajar los efectos contaminantes de este tipo de cultivo.

La Sostenibilidad ambiental, la igualdad de género (las actividades de transformación del café y sus subproductos son lideradas principalmente por mujeres y jóvenes) y la innovación, gestión y transferencia del conocimiento son los ejes transversales del trabajo que se desarrolla en esta zona. La Agenda 2030 contempla en sus 17 objetivos de Desarrollo Sostenible al menos 4 relacionados con este proyecto, con lo cual este estudio se alinea con este plan de acción global en favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

Los fondos que financia este proyecto provienen de EUROSAN INNOVA, una convocatoria fruto de un acuerdo entre la Unión Europea y el Gobierno de Honduras para el desarrollo de tecnologías innovadoras agrarias que contribuyan a la mejora del país centroamericano.


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *