Agricultura Colombia Cultivos y Semillas Enfermedades y Plagas

Riego previene amarillamiento de hojas en cultivos de papa


El uso de semillas certificadas y el manejo hídrico del cultivo de papa promueve el óptimo metabolismo de la planta y una menor expresión de los síntomas del virus Potato yellow vein virus (PYVV), o amarillamiento, una enfermedad común que afecta hasta el 50 % de la producción.



Cuando se tienen menos posibilidades de sequía se propaga menos población del insecto Trialeurodes vaporariorum –o mosca blanca de invernaderos–, principal transmisor horizontal del virus a otras plantas o ambientes.

Así lo detalla la investigación de Diego Fernando Vásquez Mendieta, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

El PYVV es un virus transmitido de forma semipersistente (tiempo de persistencia de los virus) y es el agente causal del amarillamiento de las nervaduras de la hoja de papa (distribución de los nervios), una enfermedad de estos cultivos en el norte de América del Sur.

Pese a que la enfermedad no siempre genera síntomas, cuando se dan aparecen en el borde de las hojas y se va extendiendo hasta el interior, siendo más severo el envés de los foliolos.

El virus ha sido estudiado y analizado desde su parte molecular y su reconocimiento, pero no desde las interacciones con el hospedero (la papa) ni con el vector que lo transmite (mosca blanca de invernadero). Es así como la investigación del magíster Vásquez evaluó el efecto de la expresión de síntomas de PYVD en las plantas de papa sobre la sobrevivencia, el desarrollo y el comportamiento de su transmisor.

“Este insecto está en todo el mundo, en todos los continentes y tiene una particularidad, y es que en este punto específico es el único vector que transmite este virus en papa”, señala el investigador.

Añade que este insecto no es considerado como una plaga para los cultivos, por lo que no se controla a menos que esté asociado con el virus, evidenciando las relaciones entre estos y su hospedero (la papa).

Se realizaron experimentos bajo condiciones controladas en cámaras climáticas, en las que se evaluaron factores como la temperatura, que las plantas estuvieran infectadas y pudieran o no presentar los síntomas, y la cuantificación del virus ante diferentes temperaturas y condiciones de estrés hídrico (sequía).

Mayor sequía, mayores síntomas

“Tomamos plantas de papa infectadas con síntomas en campo y las sembramos a diferentes temperaturas, y durante 15 días no se les hizo riego. Se tomaron pruebas moleculares antes y después del estrés hídrico para ver cómo se mantenían y evaluamos cuáles salían con síntomas y cuáles no, y si podían salir plantas sanas, pese a provenir de una planta madre infectada”.

Las pruebas evidenciaron que la expresión de los síntomas del virus en las plantas de papa tiene un efecto directo, tanto en la tasa de desarrollo como en el comportamiento de la mosca blanca, y estos síntomas pueden desencadenarse por episodios de sequía, pues, según los resultados de la investigación, los síntomas fueron evidentes después de tres días del riego, mientras que las plantas bien regadas presentaron síntomas de forma retardada, que se produjeron entre los 10 y 25 días luego de que las plantas fueran sometidas al estrés hídrico.

Estos factores se pueden consideras al momento de establecer prácticas para manejar y prevenir futuras epidemias de PYVV.


Leer más


LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com