Acuicultura Articulistas Ganadería y Pesca Venezuela

Sobre la cadena de valor acuícola venezolana: Parte 1


El estudio de la cadena de valor acuícola nacional tiene como finalidad contribuir a estimar el precio y valor agregado de los productos acuícolas, transparentar el mercado y detectar posibles deficiencias en el proceso productivo.

En otras palabras, permite analizar actividades estratégicamente relevantes en el proceso de producción acuícola para obtener alguna ventaja competitiva, pero la obtención de estas ventajas competitivas no se puede entender si no se analiza el proceso como un todo.


Germán Robaina G.

robainag@gmail.com

La acuicultura es una actividad económica y empresarial que, junto con la actividad pesquera, representan el origen de la oferta de alimentos acuáticos.

No solo tiene implicaciones en los ámbitos biológico, técnico y medioambiental, sino también en el económico y el social, y el futuro y la sostenibilidad de una empresa acuícola depende de que se alcance por igual la eficiencia y la competitividad en cada uno de estos ámbitos.

En los últimos años, la acuicultura ha logrado superar a la producción pesquera y atender a una demanda cada vez mayor de este tipo de productos a escala global. Al mismo tiempo, la globalización, facilitada por el incremento de la eficiencia en la logística y los transportes, el desarrollo de nuevas tecnologías y la reducción de barreras al comercio, han abierto las puertas a nuevos mercados, pero también a la llegada de más competidores.

Por otro lado, se han generado cambios significativos desde el punto de vista demográfico y social, así como en los hábitos de vida y preferencias de los consumidores, que han provocado modificaciones en la demanda y en la forma de comercialización.

Este nuevo escenario ha provocado también, un aumento en la competencia en los mercados de los productos acuícolas a lo largo de toda su cadena de valor que deben ser conocidos, evaluados y considerados.

Aunque la cadena de valor de los productos acuícolas tradicionalmente hacía referencia al sistema de suministro a través del cual un producto llega a manos del consumidor final, y había estado compuesta por un productor en origen, un intermediario mayorista y un detallista, en la actualidad ha sufrido cambios significativos con la entrada nuevos agentes, nuevas tecnologías, el acortamiento de los canales, o la concentración en el nivel detallista, entre muchos otros.

El estudio de la cadena de valor acuícola nacional tiene como finalidad contribuir a conocer el precio de los productos acuícolas, transparentar el mercado y detectar posibles deficiencias en el proceso.

En otras palabras, analizar actividades estratégicamente relevantes en el proceso de producción acuícola para obtener alguna ventaja competitiva, pero la obtención de estas ventajas competitivas no se puede lograr si no se analiza el proceso como un todo.

Dichas ventajas parten de las actividades que se realizan en la misma cadena de valor, ya sea diseñando, produciendo, procesando, promocionando, comercializando, entregando y apoyando el producto. Cada una de estas actividades genera un costo y crea una base para la diferenciación de nuestro producto en el mercado.

Así, una empresa obtiene sus ventajas competitivas haciendo sus actividades estratégicamente importantes mejor que sus competidores, a un menor costo que ellos, con menos recursos que ellos y/o de mejor calidad con los mismos recursos que ellos, y la fuerza de esta cadena la determina su eslabón más débil, por lo que en acuicultura debemos identificar la locación a utilizar, el tipo de cultivo, el tipo de instalaciones, la especie a cultivar, la tecnología de cultivo, la intensidad, el marco legal regulatorio y el soporte institucional disponible, entre muchas otras.

Para todo ello evaluaremos:

  1. Grado de integración: Conjunto de actividades que se realizan en la empresa sin necesidad de acudir a terceros.
  2. Panorama Organizacional: Grado de organización y vinculación predominante entre los diferentes actores que conforman la cadena de valor.
  3. Panorama de segmento: Cambios a los que podemos someter nuestro producto final que puedan afectar sus ventas.
  4. Panorama geográfico: Analiza la competencia local, estadal y nacional en donde compite nuestra empresa.
  5. Panorama Institucional: Conocer el grado de soporte institucional disponible para el desarrollo de la actividad y solventar eventuales problemas.
  6. Panorama Normativo: Conjunto de Leyes, decretos y/o resoluciones que regulan la actividad acuícola nacional.

Por otra parte, en una cadena de valor se identifican dos tipos de actividades, y cada una de genera un costo y un valor al producto final, denominado margen.

Las Actividades Primarias están directamente relacionadas con la producción y la comercialización del producto, y en términos generales se identifican cinco actividades primarias:

  1. Logística interna: Consiste en la recepción de los insumos básicos, que en nuestro caso serían los alevines, piensos (alimentos), medicamentos, etc.
  2. Operación: Las distintas actividades que se realizan para transformar esos alevines y alimentos en biomasa consumible en sus distintas presentaciones.
  3. Logística externa: Distintas actividades y estrategias utilizadas para garantizar la distribución y venta de nuestros productos en los mercados.
  4. Marketing: Publicidad y promociones realizadas (redes sociales, radio, televisión, etc.) para dar a conocer nuestros productos.
  5. Servicio: Distribución del producto y seguimiento de su calidad e inocuidad, contando con adecuaos sistemas de trazabilidad, a efectos de reemplazarlos ante cualquier daño u anormalidad.

Las Actividades de Apoyo agregan valor a nuestro producto, pero no están directamente relacionadas con su producción y comercialización, y se dividen en:

  • Infraestructura: Instalaciones en donde se desarrollan nuestros cultivos acuícolas.
  • Recursos humanos: Personal que labora en nuestra granja conjuntamente con las actividades de capacitación.
  • Desarrollo de tecnología: Maquinarias y equipos utilizados durante los diferentes procesos de producción.
  • Compras: Adquisición de materiales, suministros y consumibles requeridos para el funcionamiento integral de la empresa.

La metodología de la ONUDI para el diagnóstico de las cadenas de valor industrial nos ayuda a obtener una visión integrada de la cadena de valor acuícola nacional, enfatizando en los insumos y su suministro, la producción primaria, el procesamiento y manejo post cosecha, el mercado y el comercio, el financiamiento, las posibilidades de uso de energía y formas de producción más limpias, e incluye el entorno normativo e institucional para el desarrollo del sector.

En función a esta metodología se puede deducir que Venezuela, con sus vastos y diversos recursos hídricos, tiene condiciones ideales para desarrollar un sector acuícola fuerte y diversificado sin el eterno estigma como actividad ecológicamente dañina, y aunque adolece actualmente de serias debilidades, tiene un alto potencial de desarrollo y crecimiento, y puede contribuir de forma significativa y rápida a la mejoría de la situación alimentaria, nutricional y económica existente, tanto al nivel de las comunidades rurales, como a nivel nacional.

En nuestra próxima entrega analizaremos a los diferentes integrantes y nudos críticos de la cadena de valor acuícola nacional.


Vicente E. Contreras R. es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario, en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario, redireccionando hacia el artículo original.

Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *