Agricultura Colombia Cultivos Cultivos hortalizas

Tomate chonto “enano” es más productivo: Colombia


El investigador Sanín Ortiz Grisales, doctor en Mejoramiento de Plantas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, explica que su rendimiento se comparó con la variedad UnaPal Maravilla, el cultivar tipo chonto más usado en el país.

Destaca además que “en plantas normales se gastan más fertilizantes y plaguicidas que en las pequeñas; así mismo, a los 90 días de cultivadas ya están listas para que el productor coseche el tomate y prepare el campo para la próxima recogida”.

El tomate enano crece hasta su límite, carga los frutos y la planta envejece. Cuando esto sucede el productor arranca las plantas y cultiva unas nuevas. Así es posible alcanzar tres cosechas o ciclos al año, lo que aumenta la productividad por hectárea.

Otra ventaja de esta nueva variedad en la que trabajan científicos de la UNAL Sede Palmira es que se aceleraron y estabilizaron los tiempos de siembra y cosecha: las nuevas líneas requieren 66 días mientras el UnaPal Maravilla necesita 72.

También hay un incremento del número de frutos por planta, el nuevo cultivar llega incluso a superar los 37 tomates, mientras que UnaPal Maravilla, el testigo en las pruebas, alcanza 28.

Cruzamiento entre grandes y pequeños

Para producir tomate enano se realizaron cruzamientos entre el cultivar UnaPal Maravilla que es de crecimiento indeterminado, y una variedad de tomate brasilero IPA 4.

Mediante el manejo del gen SP (self-pruning) se logró controlar el crecimiento de la especie manteniendo las ventajas productivas del testigo.

Posteriormente se realizaron cruzamientos durante seis generaciones hasta obtener lo que se conoce como “semilla de la clase genética”, que posee las características deseadas y se aumenta hasta conseguir la semilla de la clase experimental, lista para la prueba de estabilidad.

La primera fase se realizó en el Laboratorio Granja Mario González Aranda de la UNAL Sede Palmira.

Cuando se tiene la cantidad suficiente de semilla experimental se procede a la segunda fase que es el trabajo de campo en el Centro Experimental en Candelaria, Valle del Cauca.

“Allí se probaron en el campo los materiales que se produjeron en trabajos de tesis anteriores y que requerían una prueba de estabilidad; las líneas indeseables que no cumplían con las características esperadas se eliminaron”, comenta el investigador Ortiz.

El proceso que suma seis años ha estado coordinado por el profesor Franco Alirio Vallejo Cabrera, líder del Programa de Mejoramiento Genético, Agronomía y Producción de Semillas de Hortalizas.

En esta última etapa intervinieron el ingeniero agrónomo hondureño Alexis Josué Vallecillo Godoy, quien realizó su tesis de la Maestría en Ciencias Agrarias con énfasis en Mejoramiento de Plantas, con la dirección científica de los profesores Vallejo y Ortiz.

Este nuevo prospecto de tomate chonto se une a sus “hermanos” desarrollados en la UNAL Sede Palmira: habichuela UnaPal Milenio, pimentón UnaPal Serrano, cilantro UnaPal Precoso, cilantro UnaPal Laurena, zapallo UnaPal Bolo Verde, zapallo UnaPal Abanico 75, zapallo UnaPal Dorado, zapallo UnaPal Llanogrande y el ya mencionado tomate chonto UnaPal Maravilla, todos ya liberados y acogidos de muy bien en el país.

Qué sigue ahora

Inicia el proceso administrativo de hacer una prueba regional a mayor escala, con el acompañamiento del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

Con base en los resultados de la prueba regional y el beneplácito del ICA, se le pone nombre, se registra y se procede a su liberación, que es entregar la semilla a los productores con las instrucciones sobre el procedimiento de producción y las ventajas comparativas del nuevo cultivar. (Por: fin/JAMP/dmh/LOF)



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com