Los eucaliptos tienen un radar natural para encontrar oro.

Comparte en:

¿Sabías que las hojas de eucalipto tienen reservas de oro? Eso es todo lo que se puede decir tras conocer las conclusiones de un nuevo estudio.


Por Oscar Almarza


El oro, pese al paso de los años, no pierde cuota de mercado en lo que se refiere a valores refugio. Sus cualidades lo han convertido en una de las materias primas más apreciadas. Desde hace miles de años, ha conseguido ser un elemento muy codiciado y la mejor demostración de ello es que apenas se ha perdido valor en los últimos meses pese al gran batacazo del mercado bursátil. Su escasez lo convierte en algo todavía más apreciado, por lo que la minería ha centrado esfuerzos para conseguir obtener más de este recurso.

Ahora bien, ¿sabías que, posiblemente, no habría que mirar a la tierra para hallar más? Un nuevo estudio sugiere que los árboles de eucaliptos podrían contar con una gran cantidad de oro en sus hojas. La forma de obtención sería, sin duda alguna, uno de los hallazgos más destacados dentro del sector primario centrado en este ámbito. Esta nueva opción permitiría disfrutar de una mayor extracción con un nivel de inversión muy pequeño. ¿Estamos ante importantes movimientos en el mercado relacionado con el elemento de la tabla periódica más preciado?

He aquí las conclusiones de un estudio que podría cambiar la percepción de este recurso natural. Encontrar oro se ha convertido en la profesión de muchas personas, por lo que esta nueva forma de obtenerlo podría ofrecer una nueva forma de ganarse la vida. Veamos, por tanto, cómo los eucaliptos pueden tener la llave para el crecimiento de oferta de onzas de oro.

Estudios sugieren que los eucaliptos incorporan nanopartículas de oro en las hojas

De acuerdo con el portal Smithsonian, se ha podido comprobar cómo hay, en una determinada área de Australia, un bosque repleto de árboles de eucaliptos. Tras múltiples análisis anteriores, se pudo conocer que a una profundidad de unos 30 metros, podría haber oro. Sin embargo, los costes operativos harían muy difícil una extracción rentable. Tras ello, se analizó cómo eran las hojas de eucalipto presentes en el lugar.

Los eucaliptos tienen un radar natural para encontrar oro, y así es cómo funciona

El eucalipto puede esconder oro en sus hojas Verde y azul

Tras utilizar material específico de gran calidad, se pudo determinar que en las hojas de los árboles de eucalipto había nanopartículas de oro. Para ello, se llegó a usar un equipo especializado de rayos X, la prueba determinante que corroboró la presencia de este elemento. Entre las conclusiones del estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth, en Australia, se ha podido comprobar cómo las plantas pueden absorber partículas de oro en las profundidades subterráneas y llevarlas hacia arriba a través de sus tejidos.

Para poder hallar esta correlación, se compararon hojas de eucalipto presentes en 2 áreas diferentes. Mientras que en una de ellas se pudo determinar que había rastro de oro por una porción de 2 partes por cada mil millones, en la zona que se sabe que puede haber importantes rastros de oro se contabilizó hasta hasta 80 partes por mil millones. Como ves, la diferencia es mayúscula en términos comparativos.

Las plantas, por supuesto, están buscando agua, no oro, pero da la casualidad de que hay oro disuelto en ella. Melvyn Lintern, científico participante en el proyecto

Además, gracias al uso de la tecnología mencionada anteriormente, se pudo comprobar cómo se disponía del oro en aquellas áreas relacionadas con el tejido vascular. Se pudo establecer una correlación directa entre la presencia de oro en un espacio y la disposición de pequeñas partículas en la zona de las hojas.

¿Estamos a punto de vivir una extracción masiva de oro a costa de la tala indiscriminada de la tala de árboles? No parece que vaya a darse el caso. Conseguir separar las diminutas partículas de oro para obtener una cantidad significativa puede conllevar múltiples costes. Se espera que esto no ocurra, al menos, en el corto y medio plazo. Además, de la preservación de la naturaleza de los bosques ya se está encargando la NASA.

FUENTE: https://www.mundodeportivo.com