Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

Plagas frecuentes para la temporada 2022: ¿Es posible manejar su presencia en los predios agrícolas?: Chile


El fin del período de hibernación de los insectos está cerca y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA La Platina, preocupado por el manejo integrado, entrega las claves para el reconocimiento de las plagas más frecuentes que afectarán los cultivos de hortalizas durante los próximos meses en la Región Metropolitana.



Santiago, septiembre 2022.- La temporada de aumento de temperaturas permite la salida del estado fisiológico natural de letargo de los meses de otoño – invierno que tienen los insectos, dando paso al período de alimentación y  reproducción, que estará marcado por sus ciclos de vida, los que son muy cortos comparados con otras especies y que dependen de diversos factores, entre los que destaca el clima, que incide en el  aumento o disminución de las poblaciones que se adaptan a las condiciones de su entorno, según sus características particulares.

“La tolerancia al calor varía entre individuos e incluso con la edad, la morfología de las alas y el color o el tamaño del cuerpo. Sabemos también que los insectos, aunque son ectotérmicos, lo que quiere decir que dependen de factores externos para obtener calor, pueden responder a este,  a través de mecanismos fisiológicos y bioquímicos, que involucran al sistema nervioso. Estos comportamientos les permiten mantener su temperatura corporal dentro de ciertos límites óptimos, pero pueden afectarse por la pérdida de hábitat al no encontrar sitios donde refugiarse de las altas temperaturas”, señala Nancy Vitta, investigadora y entomóloga de INIA La Platina. 

El cambio climático ha permitido la llegada y adaptación de especies nuevas a nuestro país, situación en permanente monitoreo por parte del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y es por eso que la primera recomendación para todos los agricultores, es la observación permanente de sus cultivos, para detectar lo más tempranamente posible las plagas presentes en la Región o insectos nuevos que puedan aparecer durante la temporada.

Dentro de las plagas más frecuentes, adaptadas al clima de la Región Metropolitana, que se observarán durante las próximas semanas, al llegar la primavera, se encuentran polillas, moscas, gusanos cortadores y medidores, Chinche Pintada, pulgones, y algunos tipos de ácaros, entre otras.

Las plagas más frecuentes y sus daños

Los gusanos cortadores provienen de polillas nocturnas que afectan cultivos de repollo, espárrago, porotos, pepino para ensalada, tomate, zapallo, apio, brócoli y coliflor entre otros, produciendo disminuciones productivas de diverso tipo

Es posible encontrarse en los predios con la Polilla del tomate o Tuta absoluta, que presenta deterioros en hojas, producto de las galerías que forman por su tipo de alimentación y en los frutos de este cultivo, además de la  Polilla de la papa  Phthorimaea operculella, consideradacomo una plaga clave o primaria del cultivo, donde su daño económico puede ser significativo si no se toman medidas adecuadas de mitigación, observando grandes porcentajes de pérdidas, según la región geográfica afectada.

Otros insectos como la Mosquita blanca de los invernaderos y trips,  son comunes en la época que se avecina, destacando la presencia de pulgones que colonizan plantas, que además pueden ser transmisores de virus y rápida resistencia a insecticidas por partenogénesis y ciclos biológicos cortos, lo que dificulta su manejo.

Además de las plagas anteriormente descritas, es de gran relevancia poner atención a la Chinche pintada Bagrada hilaris, una plaga que ingresó a Chile en 2016 y que está presente en la Región Metropolitana, con recientes resultados positivos de mitigación, por lo que su identificación es muy importante para proteger los cultivos de Brassicas como brócoli, repollo o coliflor, y otras hortalizas crucíferas de hoja, que pueden reducir sus rendimientos por marchitez, manchas necróticas y otros problemas que se presentan con el ataque del insecto a los puntos de crecimiento de las plantas.

¿Podemos adelantarnos a su presencia?

Para la investigadora de INIA La Platina, es importante adelantarse a mantener las poblaciones al mínimo en los cultivos, mediante el Manejo Integrado de Plagas. “Esto se logra con monitoreo, utilización de trampas pegajosas, trampas de agua (Moericke) y feromonas, siendo fundamental el manejo cultural de los residuos de cosecha, a través de su incorporación al suelo para evitar que se transformen en hospederos para las plagas. Además, se recomiendan los cultivos trampa, el control biológico y  variedad de especies en el hábitat natural, incorporando bandas florales alrededor de los  cultivos para atraer plagas como pulgones y otros insectos benéficos como controladores biológicos y polinizadores”.

INIA La Platina está en permanente contacto con Grupos de Extensión Tecnológica (GET), en las comuna rurales de la Región Metropolitana, trabajando en talleres para apoyar estas prácticas. Además, en la actualidad se está desarrollando el Programa de Recuperación Productiva de las Áreas Afectadas por la Chinche Pintada en la Región Metropolitana de Santiago, financiado por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, que incluye capacitaciones en Manejo Integrado de Plaga para agricultores de 12 comunas con presencia del insecto, contribuyendo a dar soluciones a los pequeños productores.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com