Un invernadero geotérmico permite cultivar tomates los 365 días del año en la Región de Los Ríos-Chile


Desarrollado por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes de la Universidad de Chile


UCHILE/DICYT Dos Bombas de Calor Geotérmicas, dos estanques de inercia y dos intercambiadores de placas conforman la sala de máquinas del proyecto «Invernadero geotérmico para el cultivo de tomates», desarrollado por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes de la Universidad de Chile en la localidad de Coz Coz, Región de Los Ríos. Estas instalaciones se conectan por tuberías a un pozo desde donde se extrae la energía térmica de la tierra y al invernadero, donde se distribuye el calor a más de 600 metros cuadrados cultivados a través de dos bombas de circulación y ocho fancoils, con sus respectivos termostatos.

El proyecto, ejecutado entre 2020 y 2022 gracias al financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Los Ríos y su Consejo Regional, se dio por finalizado con la realización del conversatorio “Perspectivas de la incorporación de geotermia para mejora de la producción agrícola en la Región de Los Ríos». La actividad, realizada en la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Valdivia, contó con la participación del jefe de la División de Fomento e Industria del Gobierno Regional de Los Ríos, Miguel Ángel Martínez; del profesional de la División de Acceso y Desarrollo Social de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Los Ríos, Johan Muñoz; y el director del CEGA de la U. de Chile, Diego Morata.

En la oportunidad, los participantes del conversatorio tuvieron la oportunidad de dialogar sobre la experiencia actual de la Región de Los Ríos en la utilización de geotermia somera, apuntando a los desafíos futuros para el escalamiento de los proyectos realizados, a fin de replicarlos en el resto del territorio regional.

“Hemos visto exitosamente cómo la Región de Los Ríos, gracias a la inversión pública, ha incorporado la geotermia en sus múltiples posibilidades, como son el uso directo de termas; la implementación de Bombas de Calor Geotérmicas para climatización de invernaderos, muy pronto comenzará la instalación del primer sistema geotérmico de climatización en una Posta de Salud Rural, que será la de Illahuapi, en Lago Ranco, y vemos que el próximo paso quizás debiera ser atrevernos a ir por la calefacción distrital”, planteó Diego Morata, respecto a las perspectivas futuras.

Miguel Ángel Martínez, por su parte, expresó que “los proyectos de innovación tienen un componente fundamental, que es el ser humano, donde todas las variables importantes para el avance de la región se conjugan de forma armónica, en el mejor de los casos, a través de las personas que participan en el desarrollo de una iniciativa. En este sentido, el trabajo de la Universidad de Chile y CEGA ha sido muy importante para mostrar una nueva forma de desarrollar proyectos, abarcando todos los aspectos importantes, desde el técnico y económico, al social y medioambiental”.

En la misma línea, Johan Muñoz, señaló que “es importante que el servicio público sea pionero en la adopción de nuevas tecnologías, que a su vez permitan concientizar a la ciudadanía sobre las oportunidades que tiene la región para enfrentar los desafíos energéticos con los recursos naturales que posee». En este sentido, agrega que «es importante avanzar en estudios y proyectos que incorporen energía geotérmica como alternativa de calefacción en recintos públicos de la región».

Prototipo tecnificado


El objetivo de la iniciativa era construir, adaptar y monitorear un prototipo de invernadero tecnificado para la producción continua de tomates. “La incorporación de tecnología en la agricultura de invernaderos productivos es un avance fundamental para la seguridad alimentaria regional, nacional y mundial. En este sentido, el utilizar la tecnología de climatización más eficiente del mundo, la geotermia, en la producción local de tomates, es una oportunidad para mostrar a todos los actores regionales que una buena manera de sumarse a esta tendencia global, es a través de proyectos pilotos de innovación”, explicó Pablo Valdenegro, coordinador del proyecto.

Por su parte, Mario Aburto, beneficiario directo de la iniciativa, destacó el importante aumento de producción que este sistema podrá significar para sus cultivos. “El dejar de tener la merma invernal en mi producción de tomates significa ganar 90 días de producción y más de 10 mil kilos extra de tomates. El beneficio que significa el poder incluir la geotermia para calentar el ambiente dentro del invernadero, es realmente un avance gigante para mi cadena productiva”.

Como parte de las actividades de cierre del FIC, se realizó también un corte de cinta como inauguración de la sala de máquinas que alimentan el sistema geotérmico instalado en el predio de Mario Aburto en la zona de Coz Coz, comuna de Panguipulli.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com