Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

Un estudio muestra el impacto de los herbicidas preemergentes en las plantas nativas



Aunque las malezas invasoras pueden devastar las comunidades de plantas nativas, un estudio reciente presentado en la revista Invasive Plant Science and Management muestra que los esfuerzos para controlar esas malezas también pueden causar daño.


por Cambridge University Press


En los pastizales áridos del oeste de los Estados Unidos, las malezas anuales de invierno pueden tener un impacto negativo tanto en la producción de forraje como en la biodiversidad, alterando los patrones de incendios y perturbando los ecosistemas naturales. Un método utilizado para controlar estas malas hierbas no deseadas es suprimir el banco de semillas del suelo con el herbicida preemergente indaziflam. Indaziflam no es selectivo y proporciona control residual en los primeros centímetros del suelo.  

Un equipo de la Universidad Estatal de Montana se dispuso a explorar la eficacia de indaziflam en el control de plantas de mostaza anuales no autóctonas que invadían el Parque Nacional de Yellowstone. También querían comprender los efectos potenciales del herbicida en las diversas comunidades nativas de artemisa que proporcionan forraje y hábitat para la vida silvestre.

Un estudio de dos años mostró que indaziflam era muy eficaz para controlar la aparición de mostaza anual al agotar el banco de semillas del suelo. Desafortunadamente, sin embargo, la riqueza y diversidad de la comunidad de plantas no objetivo también se vio significativamente afectada. Específicamente, las hierbas se vieron afectadas, pero los pastos perennes no. La riqueza de hierbas anuales se redujo en aproximadamente un 50 por ciento, lo que sugiere que algunas hierbas anuales pueden ser tolerantes al herbicida o emerger de las profundidades del suelo .

«Según nuestros hallazgos, recomendamos limitar el uso de indaziflam a áreas invadidas donde hay menos hierbas y donde los bancos de semillas están compuestos en gran parte por especies indeseables», dice Jordan Meyer-Morey, miembro del equipo de investigación de la Universidad Estatal de Montana.




WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com