Científicos detectan un escurridizo patógeno vegetal en México


Durante años, los científicos y las bases de datos en línea supusieron la presencia de la raíz zambo, una de las principales enfermedades de los cultivos de crucíferas (como el brócoli, el repollo y la col rizada), en México. 


por la Sociedad Americana de Fitopatología


Sin embargo, no existía evidencia para respaldar esta suposición hasta que un equipo de investigadores, dirigido por Mauricio Luna y Legnara Padrón-Rodríguez de la Universidad de Veracruz, se pusieron sus gorras de detectives para identificar el patógeno de la raíz del club.

Dado que México es el quinto productor de brócoli más grande del mundo y el principal proveedor del este de los Estados Unidos y Canadá, es importante determinar la presencia del patógeno para prepararse para posibles brotes. Legnara Padrón desarrolló la metodología de detección durante el COVID-19, lo que provocó que los autores se plantearan qué podría pasar si una futura pandemia afecta a las plantas. La metodología consistió en trabajar con productores de cultivos crucíferos en México y recolectar muestras de suelo .de tres categorías de campos: campos en producción, campos sin cultivos de crucíferas por hasta un año y campos que habían dejado de producir cultivos de crucíferas. Pudieron extraer el patógeno de la raíz del club después de cultivar una variedad de plantas de cultivos crucíferos en el suelo recolectado. Los síntomas típicos de la raíz del club aparecieron en las raíces de las plantas infectadas y los resultados se confirmaron utilizando métodos moleculares.

Ahora los investigadores pueden investigar si, como se sospecha, el patógeno de la raíz del club ha obstaculizado el crecimiento de cultivos de crucíferas en ciertos campos mexicanos. Se han añadido nuevos campos afectados por la enfermedad a ClubrootTracker, una herramienta online desarrollada por el grupo de la Dra. Pérez-López para rastrear el patógeno clubroot. Además, sus resultados mejorarán significativamente el manejo futuro de la raíz de club, salvaguardando la economía de cultivos crucíferos en México y el suministro mundial de estos importantes vegetales.

El autor para correspondencia Edel Pérez-López comenta que sus «resultados abren la puerta a investigaciones más interesantes, como estudiar el genoma de los aislamientos mexicanos de P. brassicae, su distribución geográfica y su evolución en comparación con otros aislamientos norteamericanos. La estrategia que seguimos podría ayudar a detectar el patógeno clubroot en otras áreas geográficas , o potencialmente, otros patógenos transmitidos por el suelo».

Este estudio encarna la importancia de escuchar a los productores. Su conocimiento, combinado con la ciencia, puede revelar respuestas que mejoren el manejo de enfermedades de las plantas y aumenten los ingresos agrícolas.

La investigación fue publicada en Plant Disease .


Más información: Legnara Padrón-Rodríguez et al, Plasmodiophora brassicae en México: De la anécdota al hecho, 

Enfermedad de las plantas (2022). DOI: 10.1094/PDIS-11-21-2607-RE



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com