Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

En lugar de maíz, álamos y pinares



Impulsan en España los chopos y pinares para la producción de madera


Así lo escribe el portal español www.campogalego.es.

La Plataforma de Ingeniería de la Madera Estructural de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) colabora con el proyecto Life Wood for Future, una iniciativa para promover las plantaciones de chopos en las riberas de los ríos de Granada para producir madera de calidad.

El proyecto, coordinado por la Universidad de Granada, tiene como objetivo la restauración de las choperas de La Vega de Granada, que ocupan casi 160.000 kilómetros cuadrados. En los últimos 20 años, la superficie dedicada a los chopos se ha reducido significativamente al ser sustituida por cultivos intensivos.

Con el espacio de álamos recuperado, los científicos pretenden mitigar el cambio climático y garantizar el secuestro de carbono a largo plazo, ya que las arboledas de álamos tienen una alta capacidad de secuestro de carbono de hasta 31 toneladas por hectárea por año. Además, la restauración de esta zona también mejorará la biodiversidad y proporcionará un suministro sostenible de madera local para la industria de la construcción. Dos fábricas especializadas en la producción de madera técnica: (Xilonor, que produce soluciones industriales en madera contralaminada y Maderas Villapol, fabricante de vigas y perfiles encolados de alta calidad para la construcción y carpintería), se interesaron por la madera de chopo.

También en la Galicia española, los pinares se están restaurando ya que el precio de la madera de pino ha subido un 50 %, pero los materiales de la competencia se han vuelto incluso más caros que la madera.

La Fundación Arume, creada en 2018 para reactivar el cultivo de pinos, anunció planes para mejorar genéticamente las plántulas y aumentar la producción.

“Si en 2018 los viveros gallegos produjeron solo 524.000 plantones de coníferas, en el periodo 2019-2021 esta cifra de producción anual aumentó hasta una media de 5,1 millones de plantones, es decir, casi diez veces más. – Dijo el vicepresidente de la Fundación, Francisco Dans, que también es director de la Asociación Forestal de Galicia. “En cierto sentido, tenemos suerte: la bioeconomía está en auge con mucha demanda de madera para usos tradicionales y nuevos, en el caso de la construcción o nuevas fibras”.

Параллельно с увеличением насаждений в горах питомники в сотрудничестве с Департаментом сельского хозяйства работают над улучшением генетики сосен.

“Vendemos más plantas en categorías genéticas más altas que ofrecen mayor productividad. El objetivo final es llevar mano de obra hasta la tala final, explica Isabel Álvarez, presidenta de la asociación Viveiros Forestais de Galicia (Vifoga). – En vísperas de 2023, los viveros planean vender un lote importante de plantas de pino resistentes a nematodos. Los nematodos son una plaga que se ha convertido en la pesadilla de los pinares del sur de Pontevedra. Con una inversión ligeramente superior, el propietario tendrá acceso a una planta más productiva contra enfermedades, plagas y plagas. Aquí están acostumbrados a regatear en la fábrica, pero es importante que el propietario vea los beneficios de la mejora genética y apueste por la calidad”.

“Durante el año pasado, el precio de la madera de pino se disparó entre un 40 y un 50 % y la madera blanda claramente ha recuperado su atractivo para los propietarios de bosques. Si tuviera que invertir hoy, una plantación de pinos me daría más beneficios que cualquier producto financiero del mercado”, concluye Jacobo Feijoo, secretario general de la Asociación Forestal de Galicia.

(Fuente: www.campogalego.es. Foto: pixabay.com). 



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com