Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

Agregar fructano comercial al agua potable hizo que los conejos fueran más saludables


Las propiedades inmunoestimuladoras de los fructooligosacáridos permiten ofrecer este producto como sustituto de los antibióticos estimulantes del crecimiento.


Aumentar la inmunidad y la productividad de los animales de granja con la ayuda de sustancias naturales es una tendencia popular en medio de los temores de resistencia bacteriana a los antibióticos.

Estudios recientes han demostrado que los inmunoestimulantes como los probióticos y los prebióticos pueden utilizarse como alternativa.

Los prebióticos, como los fructanos de tipo inulina y los galactooligosacáridos, exhiben propiedades inmunoestimuladoras en el huésped al promover selectivamente el crecimiento y/o promover el crecimiento de ciertas bacterias beneficiosas (p. ej., probióticos).

Los fructooligosacáridos (FOS) se consideran formas populares de prebióticos que se componen de carbohidratos de cadena corta y no digeridos porque los enlaces β entre los monómeros de fructosa no pueden ser hidrolizados por enzimas endógenas.

El FOS se deriva de la pared celular de la levadura Saccharomyces cerevisiae, y este producto puede desempeñar un papel importante en la producción de conejos, ya que el FOS dietético mejoró el rendimiento del crecimiento (peso corporal, aumento de peso, tasa de conversión alimenticia) y las respuestas inmunitarias de las aves en la producción de pollos de engorde. ).

FOS acelera la fermentación intestinal de microorganismos beneficiosos como Lactobacillus y Bifidobacterium y reduce la acumulación de bacterias patógenas como Clostridium perfringens y Escherichia coli . Por lo tanto, FOS se considera un prebiótico.

Un equipo internacional de investigadores de Egipto y China trabajó para identificar los posibles efectos de la suplementación con FOS (β-fructan®, FOS comercial) en el agua potable sobre la productividad, las características de la canal, los parámetros hematobioquímicos, el estrés oxidativo y la microbiota cecal en conejos. Los resultados se publican en la revista Animales 2022 en el portal www.mdpi.com.

Se esperaba que la suplementación oral con FOS mejorara el crecimiento, la química sanguínea y el estado antioxidante, así como también diversificara las poblaciones de microflora para aliviar el estrés del destete en conejos.

Un total de 180 conejos machos de cinco semanas de edad con un peso corporal medio de 700 ± 39 g se dividieron en seis grupos de 30 conejos por grupo.

En el grupo de control, los animales no recibieron ningún aditivo para piensos, mientras que FOS-0,5 ml y FOS-0,1 ml se añadieron al primer y segundo grupo, respectivamente.

Los grupos experimentales recibieron 0,5 y 1,0 ml de β-fructano (1,3 grado farmacéutico al 10%) por litro de agua de bebida durante tres días consecutivos a la semana.

Así, cada conejo del grupo de 0,5 ml de β-fructano recibió 349,8 mg de la sustancia durante el período experimental de ocho semanas, mientras que en el grupo de 1 ml de β-fructano, cada conejo recibió 699,75 mg de β-fructano.

Los conejos se mantuvieron en jaulas de alambre galvanizado con comederos y bebederos automáticos (niples). Se proporcionó agua fresca ad libitum, al igual que la croqueta estándar, que se alimentó dos veces al día a las 8:00 y a las 14:00. Las jaulas se limpiaron y desinfectaron periódicamente.

Según los resultados, la adición de FOS a los conejos activó el crecimiento y la ganancia de peso, al tiempo que mejoró significativamente los parámetros hematológicos y el estado antioxidante.

El suplemento dietético también minimizó el número de bacterias patógenas Escherichia coli (de 3,45 en los grupos de control a 2,89 y 2,24 (Log10 CFU g) en conejos tratados con 0,5 ml y 1 ml de FOS, respectivamente.

Los investigadores concluyen que el fructano comercial puede considerarse un promotor de crecimiento útil en la producción de conejos.

Foto: Dmitri Lukyanov . 



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com