Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur

Brasil ha creado un mapa digital de las reservas de carbono del suelo


La Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) ha publicado una versión actualizada de sus mapas digitales que muestran las reservas de carbono en todo el país. 


Esta información puede ayudar a los agricultores a adoptar prácticas de labranza sostenibles y calificar para créditos de carbono, según FutureFarming.com. 

Los mapas digitales brindan información no solo sobre la calidad y la concentración de carbono en los suelos, sino también datos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que aumentan el calentamiento global. Además, el conocimiento de las reservas de carbono del suelo puede constituir la base de un sistema de créditos de carbono que anime a los agricultores a adoptar prácticas agrícolas sostenibles.

“ Esta iniciativa es oportuna para la sociedad y los productores brasileños porque tiene como objetivo preservar la principal riqueza de Brasil: la tierra cultivable ”, dijo Kleber Soares, Viceministro de Innovación, Desarrollo Rural e Irrigación del Ministerio de Agricultura, Ganadería).

Según Kléber Soares, la información sobre las reservas de carbono contribuye al uso eficiente del suelo. El suelo que muestra signos de degradación, ya sea por erosión, deforestación u otras causas, no solo pierde materia orgánica, sino que libera más carbono a la atmósfera.

Las reservas de carbono a una profundidad de 30 cm en todo Brasil se estiman en 36 mil millones de toneladas, lo que corresponde al 72% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero por año. Las emisiones globales causadas por el hombre alcanzan los 50 mil millones de toneladas por año.

Según Lourdes Mendonza Santos Brefin, coordinadora de PronaSolo y directora ejecutiva de Embrapa Solos, el uso sostenible de las tierras agrícolas juega un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. “ La conservación del suelo puede desempeñar un papel muy importante en el cambio climático ”, agregó.

El mapa digital actualizado muestra que las mayores reservas de carbono del subsuelo brasileño se concentran en las provincias del sur del país y en la Amazonía.

“ En el sur, en las regiones montañosas, hay un gran número de ellos. En la Amazonía, la masa vegetal es muy grande. Así, a pesar del clima cálido y la abundancia de lluvias que contribuyen a los procesos de erosión, la absorción de nutrientes es muy alta, lo que contribuye a la acumulación de carbono ”, explicó Gustavo Vásquez, investigador de Embrapa Solos.

Por otro lado, las regiones de Pantanal y Caatinga tienen reservas de carbono más bajas. El Pantanal tiene un suelo más arenoso que, a pesar de tener mucha agua, retiene poco carbono. Y en Caatinga llueve muy poco, por lo que no hay una vegetación tan exuberante como en otras provincias de Brasil. En consecuencia, el contenido de carbono en el suelo también es bajo. 

Foto – FutureFarming



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com