Mundo Agropecuario

Otro medio de: Corporación Medios Digitales del Sur


Christophe Lhéritier


Recientemente pudimos recordar la importancia de la abeja para el mundo y sus habitantes vivos. Ocurrió en dos ocasiones: el 20 de Mayo se conmemoró el día internacional de la abeja y dos días después el de la biodiversidad.

Con solo un pequeño resumen de las tareas que llevan a cabo las abejas melíferas en su vida, y la manera que lo hacen, cualquiera puede darse cuenta de la relevancia que tienen en términos de eslabón de una larga cadena que une muchos aspectos de la Vida. Esta cadena incluye mas y mejores producciones agropecuarias, conservar biodiversidad vegetal (transportando inteligencia genética en sus patas y otras partes de su cuerpo), acarrear un ejemplo de laboriosidad, generosidad y solidaridad cuando sabemos que brindan y como se brindan a su comunidad y a su entorno. Esto no es todo, en sus productos se puede encontrar rastros de la salubridad o la enfermedad ambiental en un radio de 3 kilómetros desde su hábitat.

Podríamos seguir  varios párrafos sobre el rol y el impacto de la abeja sobre la naturaleza. Las acciones de la abeja contrastan con las de los humanos que fracasaron en sus objetivos ambientales proyectados en 2010 hacia los 10 años siguientes. También fallamos en nuestros objetivos  del congreso mundial de la naturaleza del año pasado en Marsella ¿Como se puede afirmar esto tan rotundamente?

Es simple, las abejas siguen muriendo a lo largo y ancho del Mundo, se debilitan por la contaminación ambiental. La ecología política intenta desmentirlo mostrando mas proyectos y mas montos de dinero adjudicados en pos de una mejora del ambiente. En muchos países se refuerzan los Ministerios ambientales con recursos financieros y humanos pero la aguja no se mueve significativamente. Por lo menos para poder decir que se avanza realmente hacia los objetivos fijados.

Ahora los tratados comerciales entre países o bloques imponen cláusulas ambientales, las cuales terminan siendo negociables en pos de seguridad alimentaria, energética, fuentes laborales o afinidad política.

Hace falta sincerarse y llevar a cabo política ecológica de verdad y no practicar ecología política. 

Nota de Mundo Agropecuario:

Le damos la bienvenida a nuestro nuevo artículista colaborador Christophe Lhéritier quien es CEO de la empresa mas antigua del mundo en actividad de exportación de miel, y se dedica a la actividad desde 1978. Ha disertado sobre comercio internacional en Uruguay y en otros paises. Y también ha escrito articulos en varios medios agropecuarios. Actualmente preside la Asociación de Exportadores de miel de Uruguay desde 2007 (Adexmi). Integra la IHEO (Asociación Internacional de exportadores de miel). Bienvenido


Christophe Lhéritier es colaborador destacado de Mundo Agropecuario

Este trabajo fue enviado por el autor o autores para Mundo Agropecuario , en caso que se desee reproducir le agradecemos se destaque el nombre del autor o autores y el de Mundo Agropecuario



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com