Uso de la genética para apoyar la acuicultura sostenible: resultados de 20 años de cría de trucha arco iris

Comparte en:

Los océanos del mundo ya no pueden sostener la demanda cada vez mayor de pescado. 


por INRAE ​​- Instituto Nacional de Investigación sobre Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente


La acuicultura ofrece un enfoque alternativo, siempre que la producción sea sostenible y de alta calidad. El INRAE, el grupo Aqualande y su empresa de cría selectiva Les Sources de l’Avance, y el Centro Técnico de Criadores Avícolas y Acuícolas de Francia (SYSAAF) revisaron datos de 20 años de un programa de cría de trucha arco iris llevado a cabo por la empresa. Compararon las necesidades de crecimiento y nutrición de las truchas de este programa con las de una población de truchas no seleccionada.

Sus hallazgos, publicados en Aquaculture Reports , muestran que las truchas seleccionadas necesitan entre un 17% y un 20% menos de alimento para lograr el mismo crecimiento que las no seleccionadas. Como resultado, se pueden reducir los impactos ambientales de la piscicultura. También se probó en ambos grupos de peces un alimento producido localmente, elaborado sin aceite de pescado, harina de pescado ni soja. Los peces alimentados con este alimento “futuro”, que tiene características nutricionales similares, lograron un rendimiento de crecimiento similar. Estos resultados únicos muestran que la cría selectiva y las fuentes de piensos innovadoras se pueden combinar eficazmente para hacer que la acuicultura sea más sostenible.

Entre 1997 y 2019, el grupo Aqualande llevó a cabo un programa de cría selectiva de 10 generaciones de trucha arco iris, basado en los principios establecidos por el INRAE ​​y el SYSAAF. También mantuvieron truchas arco iris no seleccionadas de la misma población original. Para determinar las ganancias genéticas en el rendimiento, INRAE, Aqualande y SYSAAF participaron en el programa de investigación europeo colaborativo AquaImpact, durante el cual compararon el crecimiento, la morfología, el rendimiento y el contenido de lípidos en los filetes de los grupos de peces seleccionados y no seleccionados.

También desarrollaron un alimento sostenible basado en investigaciones del INRAE ​​que se elaboró ​​sin aceite de pescado, harina de pescado ni soja para limitar las importaciones no europeas. Este pienso fue elaborado con ingredientes procedentes de Francia y Europa, como proteína de patata y microalgas. Durante 110 días, las truchas de ambos grupos recibieron este alimento, mientras que otras recibieron un alimento comercial estándar que contenía harina y aceite de pescado.

Los resultados muestran que las truchas del programa de cría selectiva necesitaron entre un 17% y un 20% menos de alimento que las truchas no seleccionadas para lograr el mismo crecimiento. Además, sus filetes tenían un mayor contenido de lípidos, lo que mejora sus perfiles nutricionales y de sabor. Ya sea alimentadas con pienso sostenible o estándar, las truchas de ambos grupos crecieron al mismo ritmo. La adición de microalgas al alimento sostenible también mejoró la calidad nutricional de los filetes, que contenían tantos ácidos grasos de cadena larga Omega-3 como los filetes de trucha dado el alimento estándar que contenía aceite de pescado.

Este estudio muestra que la cría selectiva y el desarrollo de piensos sostenibles son dos palancas importantes para reducir el impacto ambiental de la producción de peces de cultivo y acelerar la transición hacia una acuicultura más sostenible.

Más información: Marc Vandeputte et al, Obtuvieron ganancias genéticas en crecimiento, supervivencia, tasa de conversión alimenticia y rasgos de calidad después de diez generaciones de selección de múltiples rasgos en la trucha arco iris Oncorhynchus mykiss, alimentada con una dieta estándar o una “futura” sin pescado y soja. -dieta libre, Aquaculture Reports (2022). DOI: 10.1016/j.aqrep.2022.101363