FAO: “La diversidad en los cultivos brinda alternativas para abordar el hambre y la malnutrición”


El Subdirector General y Representante Regional de FAO para América Latina y el Caribe, Mario Lubetkin, abordó los desafíos de los recursos fitogénicos en un encuentro técnico realizado en Palmira, Colombia.


22 de mayo 2024, Palmira, Colombia –El Centro Internacional de Agricultura (CIAT) fue sede de la Consulta regional para América Latina y el Caribe sobre la revisión del segundo plan de acción mundial para los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el CIAT.

El evento fue inaugurado por Mario Lubetkin, Subdirector General y Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, junto a Juan Lucas Restrepo, Director General de Alliance of Biodiversity International y CIAT, Dan Leskien, Oficial responsable de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura, Álvaro Toledo, Secretario

Los recursos fitogenéticos, esto es, la diversidad genética de los granos, legumbres, vegetales y frutas que cultivamos y comemos, son fundamentales para la producción agrícola sostenible y la seguridad alimentaria, ya que permiten a los cultivos adaptarse a los cambios ambientales y socioeconómicos. Sin embargo, enfrentan la amenaza de la erosión genética debido a la pérdida de variedades locales en favor de variedades modernas.

La convocatoria de este evento surgió como resultado de la recomendación de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura, donde se instó al Consejo de la FAO a examinar y revisar el Segundo Plan de Acción Mundial para los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, basándose en las conclusiones del Proyecto de Tercer Informe sobre el estado de los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura en el mundo.

En su discurso inaugural, Lubetkin destacó el compromiso de la FAO con el Marco Estratégico 2022-2031, orientado a apoyar la Agenda 2030 a través de la transformación de sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles. Subrayó la importancia de abordar la diversidad de especies vegetales para asegurar la seguridad alimentaria y promover la adaptación al cambio climático.

Lubetkin señaló que más del 80% de los alimentos provienen de origen vegetal, pero menos del 7% de las especies vegetales son utilizadas por los humanos para la alimentación. Esta falta de diversidad representa un riesgo significativo para la seguridad alimentaria y la capacidad de adaptación frente al cambio climático.

“Debemos promover un mayor uso de la diversidad de cultivos y de la biodiversidad, incluyendo nueces, hongos y legumbres e identificar y reconocer las enormes oportunidades que nos brindan para abordar el hambre y la malnutrición, especialmente en el contexto de cambio climático y sus consecuencias”, aseguró Lubetkin, quien además agregó: A través de un uso más amplio de la diversidad de nuestros cultivos y la conservación de la biodiversidad, podemos hacer más eficiente la producción de nuestros alimentos”.

Además, el Subdirector General resaltó la importancia de conservar y utilizar sosteniblemente los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, así como la necesidad de políticas basadas en evidencia y evaluaciones periódicas para guiar la acción futura.

La consulta reunió a diversos actores, incluyendo gobiernos, organizaciones internacionales e instituciones de investigación, con el objetivo de abordar las prioridades regionales en la conservación y el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la próxima década, y contribuir a la revisión del Segundo Plan de Acción Mundial adoptado por el Consejo de la FAO en 2011.